background preloader

Santeador 2015

Facebook Twitter

Solidaridad: de "concepto" socialista a valor cristiano. La solidaridad cristiana es mucho más que un dar materialista pero tampoco permanece en un acompañar pasivo sin hechos concretos que influyan positivamente en alguien, de acuerdo a su dignidad de ser humano. La solidaridad cristiana es acción porque parte de la contemplación; es palabra pero también es obra. Es compañía, es presencia, pero también es consecuencia hecha acción que repercute para bien. El uso del término "solidaridad" fue conceptualmente desarrollado inicialmente por Lerou en el ámbito del socialismo originario. Fue concebido como un concepto laico opuesto a la idea cristiana del amor. Carlos Marx lanzó la idea de que había llegado el momento de dar una solución práctica a la pobreza en el mundo.

Así, el socialismo se presentó como solidaridad, como una forma del todo original y a-religiosa por la que la igualdad entre todos los hombres, la paz y el final de la pobreza, serían logradas. ¿Qué falló? La Eucaristía es el testimonio más grande de solidaridad. BEATOS LUIS MARTIN Y CELIA GUÉRIN. Louis y Celie Martin. BEATOS ZÉLIE et LOUIS MARTIN. Beatos Luis y Celia Martin, padres de Santa Teresa del Niño Jesús. 12 de Julio, BEATOS LUIS MARTÍN Y CELIA GUERIN, ESPOSOS Y SANTOS. La pareja formada por Luis Estanislao Martín y Celia María Guerin, han adquirido en la Iglesia reciente una celebridad hasta el punto de ser elevado a la categoría de Beatos este 19 de Octubre en ceremonia a realizarse en la Basílica dedicada a Santa Teresita del Niño Jesús en Lisieux. ¿Qué hechos notables han ocurrido en la vida de esta pareja de tal modo que la Iglesia invite a todos sus fieles a descubrirles como modelo de la santidad cristiana vivida en el matrimonio?.

Podríamos decir que ellos en primer lugar fueron bendecidos por una prole numerosa, 9 hijos, de los cuales cuatro murieron a edad temprana y sus otras cinco hijas se hicieron religiosas. Pero no basta este hecho, pues muchos padres también han ofrecido a sus hijos para el servicio de Dios. Además destacan por ser los padres de Santa Teresita del Niño Jesús, santa carmelita, patrona de las misiones. Espiritualidad Carmelita - ayudas en el camino: Novena a los Padres de Santa Teresita del Niño Jesús, Luis Martín y Celia Guérin. Limitándose solo a la unión pura de su corazón, renunciando de común acuerdo al intercambio carnal que les corresponde por estado.

Estos matrimonios tuvieron todas la esencia necesaria por su validez. Teniendo incluso ventajas sobre los otros, al representar de un modo mas perfecto: la unión espiritual pura de Cristo con su Iglesia. "Para entender y acompañar el deseo espiritual de los esposos Martín de vivir la santidad, retomemos el hecho que a la luz del Espíritu, el fruto de la pareja, se encarna más allá del desierto.

En ellos se refleja el pensar no solo en adquirir la santidad, sino en asociarse a nuevos compañeros para desarrollar la orden que Nuestra Señora ha comenzado con ellos. Peticion Dios, Padre Nuestro, enséñanos a contar tu tiempo y no el nuestro, tan frecuentemente enturbiado por nuestros deseos terrenales. Padre Nuestro, Ave María, Gloria Día 2 - Los frutos del Espíritu“El Señor me dio unos padres mas dignos del Cielo que de la tierra" -Sta.

Oración de Acción de Gracias. Mis ilustraciones: Beatos Celia Guerín y Luis Martín. Santa Teresita de Lisieux escribió una vez:”Dios me ha dado un padre y una madre más dignos del cielo que de la tierra”(Carta 261). ¿Quienes fueron estos padres tan maravillosos? Luis Martin nació en Burdeos el 22 de agosto de 1823. Era el segundo de los cinco hijos del matrimonio Pierre-François Martin, capitán del ejército francés, y Marie Anne Fanny Boureau, cristianos de fe viva. La primera formación de Luis estuvo vinculada a la vida militar y se benefició de las facilidades que tenían los hijos de los militares. Al jubilarse su padre, la familia se trasladó a Alençon (1831) y Luis estudió con los Hermanos de las Escuelas Cristianas de la ciudad. Terminados los estudios, no se inclinó hacia la vida militar, sino que quiso aprender el oficio de relojero, primero en Bretaña, luego en Rennes, Estrasburgo, en el Gran San Bernardo (Alpes suizos) y por último en París.

A los veintidós años sintió el deseo de consagrarse a Dios en la vida religiosa. En Alençon puso una relojería. Retrato luis y celia martin.