background preloader

GUERRA CIVIL

Facebook Twitter

El joven que susurraba a los brigadistas. Patricio de Azcárate descubrió España durante la Guerra Civil.

El joven que susurraba a los brigadistas

Hasta entonces, el país simbolizaba los veranos de la infancia en la casa solariega de León y un puñado de recuerdos familiares. El golpe militar le sorprendió en Ginebra, donde su padre era secretario de la Sociedad de Naciones. Meses más tarde, el gobierno republicano presidido por Juan Negrín le nombró embajador en el Reino Unido, una plaza estratégica que había quedado vacante cuando Julio López Oliván renunció a su cargo y se unió a los sublevados. Patricio volvió a Londres, donde nació en 1920.

Sin embargo, su cabeza estaba en el frente español, donde ya luchaba su hermano mayor, dirigente de las Juventudes Socialistas Unificadas. “No me recibieron con mucho entusiasmo. No tenía formación militar. Azcárate murió en junio de 2018. Defender la democracia. Los secretos sobre el final de Franco que ocultan las cintas de Nixon. 'Pequeñas cosas': Despedirse de la familia con un mensaje escrito en una cajetilla de tabaco. Guardar una cajetilla de tabaco durante 80 años porque en el reverso del cartón está escrita la despedida de un hombre, Vicente Verdejo, que sabe que ha fumado su último cigarrillo y dado su último abrazo: “Carmen, cojo el lapicero para despedirme de ti y de nuestros hijos, mi Gregorio y mi Vicentita.

'Pequeñas cosas': Despedirse de la familia con un mensaje escrito en una cajetilla de tabaco

Muero acordándome de ti. Has sido muy buena, no te mereces lo que estás sufriendo. Ten resignación y paciencia. Muere el historiador e hispanista Gabriel Jackson, a los 98 años. El prestigioso hispanista de origen estadounidense Gabriel Jackson, quien junto a otros historiadores extranjeros de su generación, como Hugh Thomas o Herbert R.

Muere el historiador e hispanista Gabriel Jackson, a los 98 años

Southworth, contribuyó a una relectura rigurosa de los años de la Segunda República y la Guerra Civil, falleció el domingo a los 98 años en Ashland (Oregón), según confirmaron anoche a EL PAÍS fuentes familiares. Nacido en 1921 Mont Vernon, en el Estado de Nueva York, en el seno de una familia judía, Jackson se graduó en Historia y Humanidades en Harvard y en Stanford, en la universidad de California, de la que era profesor emérito. Discípulo de Jaume Vicens i Vives y del francés Pierre Vilar, dedicó buena parte de su labor investigadora a la historia de la España del siglo XX, a la que llegó por diversas vías que confluyeron en obras de referencia como La República española y la Guerra Civil (Crítica). La contienda española, según él mismo dijo, fue el “primer gran acontecimiento” de su conciencia política. La guerra perdida de Kati Horna. Ni dispersa ni destruida.

La guerra perdida de Kati Horna

La memoria perdida de la fotógrafa Kati Horna (Budapest, 1912-Ciudad de México, 2000) ha sido descubierta por una investigadora española en 48 cajas de madera que contenían los archivos de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT). El sindicato anarquista los sacó de Barcelona en abril de 1939 y tras un largo viaje —con paradas en París y en las ciudades inglesas de Harrogate y Oxford— llegaron en 1947 a su destino: el Instituto Internacional de Historia Social (IIHS), en Ámsterdam.

El cine contra Franco. La causa contra Franco o, en inglés, Franco on Trial.

El cine contra Franco

The Spanish Nuremberg? Indaga en el "presunto exterminio organizado cometido en España a partir del golpe de estado del 36". El nuevo documental de Lucía Palacios y Dietmar Post, cineastas afincados en Berlín, sigue la estela de su anterior película, Los colonos del Caudillo (2013), sobre los pueblos de colonización, para contextualizar la llamada querella argentina, proceso abierto en aquel país por la jueza María Servini contra los crímenes de Franco y su régimen en España, donde 100.000 personas siguen desaparecidas. ¿Podría esta causa desembocar en el último gran juicio contra una dictadura fascista del siglo XX? El exilio español vuelve a Veracruz. Alejandro Rodríguez habla con una impecable c castellana, dice pequeño y no chiquito, levantarse y no pararse, piscina y no alberca.

El exilio español vuelve a Veracruz

Sentado a su lado en el autocar, con la misma guayabera pálida pero sin el bigote de su hermano, a Vicente se le escapa durante la conversación algún leve seseo. —Tanto acento español, Alejandro lo hace un poco por terquedad. —¿Cómo? La madre que llevó un sonajero a su fusilamiento. En agosto de 2011, un equipo de arqueólogos se topó con un sonajero dentro de una fosa de la Guerra Civil.

La madre que llevó un sonajero a su fusilamiento

Era un juguete rosa y amarillo chillón, con forma de flor, que estaba junto a un cadáver rociado con cal viva y enterrado sin ataúd. Carmen de Burgos: Las 10.000 crónicas de Colombine, la primera corresponsal de guerra. Bendita hemeroteca: "Lo que más importancia ha tenido hasta ahora, en lo que se llama pomposamente 'progreso del feminismo en España', es discutir si se debe decir concejal o concejala…", escribía Carmen de Burgos Colombine en Nuevo Mundo, el 5 de diciembre de 1924 en su artículo ¿Concejal o concejala?

Carmen de Burgos: Las 10.000 crónicas de Colombine, la primera corresponsal de guerra

La herencia más explosiva de la Guerra Civil. El pasado día 21, los artificieros de la Policía Nacional desactivaron un proyectil de 45 centímetros desenterrado por unas obras en un camino de la Casa de Campo de Madrid, a la que cada fin de semana acuden miles de habitantes de la capital.

La herencia más explosiva de la Guerra Civil

Por seguridad, se acordonó la zona y se desalojaron dos edificios colindantes. El pueblo sin subvención por no renunciar a Franco. Franco llegó a la calle Mayor de Guadiana del Caudillo en mayo de 1951.

El pueblo sin subvención por no renunciar a Franco

A pocos metros estaba Vicenta Prado, que hoy tiene 68 años: “La maestra nos hizo salir con el babi y banderas de España en la mano. No sabía ni decir su nombre. Grité: ¡Zarco, Zarco!”. El dictador se presentó ante la fachada del Ayuntamiento y descubrió una placa: “Franco inauguró la primera fase de construcción de este pueblo, que se denomina Guadiana del Caudillo como modesta ofrenda”. Defensa investiga a los cinco militares en la reserva que firmaron el manifiesto que exaltaba a Franco. El Ministerio de Defensa anunció este sábado la apertura de una información reservada a los cinco militares en la reserva —todos ellos oficiales de media y baja graduación— que firmaron en julio junto a más de cien personas un manifiesto reivindicativo de la “figura militar” del dictador Francisco Franco. El ministerio también anunció que no actuará contra el resto de los firmantes, todos ellos miembros del Ejército ya retirados, al no tener ya “ninguna vinculación profesional” con Defensa.

El cómic que muestra la represión a los homosexuales durante el franquismo. Antoni Ruiz conoce bien la oscuridad. Hasta los 17 años vivió encerrado en su secreto y, cuando destapó sus intimidades, fue enviado a prisión por “invertido”. “Quería ser yo mismo, así que lo conté en casa. Mi madre consultó con su hermana y esta con una monja, que me denunció”. Ruiz tiene ahora 60 años y preside la Asociación de expresos sociales. El guionista Juan Sepúlveda se topó con su historia mientras veía un documental en los años noventa. La sociedad de aquellos años era muy conservadora. Defensa investiga a los cinco militares en la reserva que firmaron el manifiesto que exaltaba a Franco. Viaje a un restaurante fascista. En la salida 243 de la autovía Madrid-Cádiz, en la falda de un pequeño montículo, se alza el templo del águila, el último -¡ja! ¡El último, dice! - reducto del fascismo: Casa Pepe.

Ya desde un rato antes de la salida que hay que tomar, rojigualdos carteles nos hacen guiños indicándonos que Casa Pepe está ahí, cada vez más cerca, esperándonos. A primera vista, el restaurante podría ser un clásico local de carretera, si no fuera por lo poco que se ha escatimado en rojo y amarillo, el viejo camión militar que indica "¡¡Héroes!! La carta de un fusilado en la Guerra Civil llega a manos de sus nietas 81 años después de ser enviada. Para ser coleccionista de antigüedades no basta con ser metódico, paciente, ordenado e intuitivo. Para ser coleccionista de antigüedades también hay que saber madrugar. Porque las piezas más cotizadas desaparecen de los mercadillos a primerísima hora. Por eso, Luis Posadas Lubeiro no esperaba encontrar nada valioso cuando aquel domingo de 2014 llegó hacia las 10.30 al rastro de Valladolid. Nostalgia franquista en La Almudena. En una zona aledaña al monumento de la aviación alemana, que fue la primera en la historia en bombardear indiscriminadamente a civiles el 27 de abril de 1937 en Gernika, una placa y más de 30 lápidas ensalzan el alzamiento del Cuartel de la Montaña, donde el 19 de julio de 1936 se parapetaron los golpistas en Madrid.

En otra parte de La Almudena, una bandera preconstitucional, con el aguilucho franquista, ondea en recuerdo de la División Azul, voluntarios españoles que combatieron junto al ejercito de la Alemania nazi contra la Unión Soviética durante la Segunda Guerra Mundial. Donde descansan los muertos del Cuartel de la Montaña, una placa reza: “A los caídos por Dios, por España y por la Falange en el Cuartel de la Montaña”.

Sobre al menos 32 tumbas se pueden leer epitafios como este: “D. Juan Fernández Melero, caído por Dios y por España a los 29 años de edad, vilmente asesinado por los rojos el 22 de septiembre de 1936. Tus padres y hermanos no te olvidan”. Paul Preston: “Franco todavía es un misterio para mí” El punto final siempre es una convención. ¿Borrar símbolos franquistas o reinterpretarlos? La herencia del franquismo — CAMBIO16.es Decano de política, economía, cultura y sociedad. Recuerdos del último artillero. Centenares de personas participan en una manifestación franquista en Madrid.

Alrededor de quinientas personas ataviadas con todo tipo de indumentaria fascista y banderas preconstitucionales se han concentrado este DOMINGO en la Plaza de Oriente de Madrid para conmemorar las muertes de Francisco Franco y José Antonio Primo de Rivera. 77 años de espera para salir de una fosa común al cementerio. En sucesivas madrugadas, entre julio y octubre de 1936, distintos hombres con el mismo uniforme, falangistas, fueron a buscarles a sus casas. Sus familias presenciaron el secuestro sabiendo que no les volverían a ver.

Que los harían desaparecer. Pero un equipo de arqueólogos y antropólogos dirigido por el forense Francisco Etxeberria los encontró 70 años más tarde, casi una vida después, en cuatro fosas en un radio de 25 kilómetros en Aranda de Duero (Burgos). La primera se abrió en 2003 y la última en 2012. La brecha por la memoria histórica revive en un documental. ¿Por qué en Alemania, Italia o Portugal se borraron por respeto las huellas públicas del fascismo y en España no? El alcade de Beade: “Mis ideas sobre Franco no me las quitan con bombas” Una bomba colocada en una olla a presión ha destrozado la planta baja del Ayuntamiento de Beade (Ourense) poco antes de las cuatro de la madrugada, cuyo regidor, Senén Pousa (PP) se declara franquista. La explosión no ha provocado heridos pero sí importantes daños materiales en puertas, ventanas, techos y tabiques que han volado por los aires.

El edificio permanece acordonado y ha sido apuntalado ante el riesgo de derrumbe. Los gruesos muros de granito con los que está construida la fachada del edificio están seriamente dañados y presentan grandes grietas. El ‘Cara al sol’ reaviva la polémica por el franquismo en Baralla. El grupo municipal del BNG en el Ayuntamiento de Baralla, Xosé Manuel Becerra, ha denunciado que el alcalde, el popular Manuel González Capón, volvió a hacer apología del franquismo el pasado domingo en una fiesta local. Capón rechazó el jueves 22 de agosto dimitir en un pleno extraordinario convocado para debatir sobre su continuidad en el cargo por haber dicho que las víctimas del franquismo “se lo merecían”. Los oscuros dineros de la Guerra Civil. La vida del economista José Ángel Sánchez Asiaín (Baracaldo, 1929) ha dado algunas vueltas antes de cerrar una puerta que se le entreabrió hace medio siglo, cuando estaba al frente del servicio de estudios del Banco de Bilbao y el director, que había sido consejero del Banco de España durante la guerra, le confió unos documentos.

Los siete días que hicieron temblar la Transición.