background preloader

Publicidad engañosa

Facebook Twitter

El increíble mundo de las etiquetas pseudocientíficas. Se acabó.

El increíble mundo de las etiquetas pseudocientíficas

En las últimas semanas he podido comprobar cómo mi esfuerzo y el de muchos otros divulgadores ha caído en saco roto. Después de años luchando contra el marketing pseudocientífico empleado por muchas empresas para publicitar falsas propiedades de sus productos sin ningún rigor científico y para infundir ciertos temores injustificados entre los consumidores, me doy por vencido. A pesar de que en este blog he publicado muchos posts desgranando los principales “errores” que contenían dichas etiquetas, la publicidad basada en la mentira, el fraude y el engaño ha podido conmigo… así que me paso al enemigo. Cada vez son más las etiquetas usadas en numerosos productos cuyo grado de absurdez raya lo ridículo, y visto que este tipo de publicidad es cada vez más frecuente, hoy he decidido que quiero colaborar con las empresas en su empeño en confundir al consumidor. Para ello en este post les presento las 5 etiquetas que, a mi parecer, son más surrealistas.

Pasen, lean y voten. Cosmética que fomenta la incultura científica. Con células madre, ADN vegetal, probióticos, activadores de los genes clock, recuperadores de la velocidad de las enzimas...

Cosmética que fomenta la incultura científica

En los últimos años los anuncios de cosmética se han llenado de términos científicos que impresionan a algunos consumidores. En su inmensa mayoría transmiten mensajes absurdos, confunden y fomentan la incultura científica. La industria cosmética tiene todo en su mano para el éxito. Mi primer Cola Cao. Con un par. - Julio Basulto.

Julio Basulto (@JulioBasulto_DN) y Francisco Ojuelos (@CriticaProcesal) Estamos convencidos de que el poder de las fuerzas que conspiran para que comamos mal es enorme, gigantesco, descomunal.

Mi primer Cola Cao. Con un par. - Julio Basulto

Carta abierta a una placenta vegetal. EL BLOG DEL BÚHO: Lo que vende la tienda de mi Uni. El polipropileno es un tipo de plástico.

EL BLOG DEL BÚHO: Lo que vende la tienda de mi Uni

Para la gente normal el término plástico parece englobar un material concreto, como el vidrio. Pero dentro de ese término se esconden muy diferentes tipos de materiales. Para lo que hoy nos interesa, plástico es el polipropileno (o PP) arriba mencionado que se emplea en miles de cosas, desde maletas de viaje a sillas de jardín, desde elementos de pesca (redes, cables de amarres) a parachoques y carcasas de automóviles. Plástico es también el polietilentereftalato (PET) constitutivo de la mayoría de las botellas que hoy empleamos o el policarbonato (PC) con el que se fabrican los CDs y se fabricaban los biberones irrompibles que, hace años, hicieron furor como alternativa a los convencionales de vidrio. Dunstable couple guilty of bomb detector fraud. 1 August 2014Last updated at 10:00 ET "They were actually just made from black plastic boxes, with bits of glue, bits of paper and an antenna stuck on top", reports Lisa Hampele A couple in their sixties who made fake bomb detectors and sold them around the world have been convicted of fraud.

Dunstable couple guilty of bomb detector fraud

Sam Tree and his wife, Joan, made the bogus devices in their garden shed at Dunstable in Bedfordshire. The couple had denied fraud at the Old Bailey trial, claiming their device, sold as Alpha 6, did work. Each device cost just a few pounds to make using a plastic box and antenna, but they were sold for as much as £1,171 ($2,000). Madeleine McCann It consisted of an aerial on a handle into which a card was slotted. The couple, of Houghton Road, also claimed the device could help police find missing child Madeleine McCann. The detectors were marketed by the couple's company Keygrove and some were found to have bits of torn-up paper inside, including a photo of missing Madeleine. Culpables de fraude fabricantes de falso detector de bombas. Una pareja de sexagenarios que fabricaron falsos detectores de bombas, y los vendieron en Oriente Medio ha sido declarados culpables de fraude.

Culpables de fraude fabricantes de falso detector de bombas

Sam Tree y su esposa, Joan, hicieron los dispositivos falsos en el jardín de su casa en Dunstable en Bedfordshire. La pareja había negado el fraude en el juicio de Old Bailey alegando que creían que su dispositivo, fabricado en un cobertizo, operaba correctamente. El coste del dispositivo que se elaboraba por sólo unas pocas libras, se vendía hasta por £ 1,171 ($ 2000). Constaba de una antena con un mango en el que se insertaba una tarjeta. Visionlab y su bola de fuego de tamaño equivocado - Naukas.

Estoy harto del analfabetismo científico de las películas, y si chirriase los dientes cada vez que un caza imperial hace ruido en el espacio ya estaría yo sin dientes.

Visionlab y su bola de fuego de tamaño equivocado - Naukas

Algunos cineastas intentan hacer las cosas bien, pero a otros no les importa lo más mínimo con tal de que la peli sea taquillera. Vale, gana dinero con ella, pero ten un poco de profesionalidad. Bien, pues ahora el acientificismo se extiende a los anuncios televisivos. Hace un par de años fuimos testigos de cómo Scientia montó en cólera cuando vio a Jennifer López llamar proteína a la arginina, que en realidad es un aminoácido. La osadía le costó cara a L´Oreal, que acabó cambiando el anuncio y llamando a la arginina “activo” en un extraño “ni pa tí ni pa mí.” Pues creo que me voy a apuntar al escuadrón fustigador publicitario, y para comenzar nada mejor que este anuncio de VisionLab que me acaban de pasar por Twitter.