background preloader

Noticias

Facebook Twitter

Así combate Finlandia el acoso escolar y el ciberbullying en las aulas. KiVa surgió de un serio compromiso entre la comunidad educativa y el gobierno finlandés. Tras una década de no lograr acabar con los casos de acoso escolar y de ciberbullying entre los estudiantes, llegó un momento en que el entonces ministro de Educación, Antti Kalliomäki, se planteó seriamente atajar el problema y habló con un grupo de investigadores de la Universidad de Turku que llevaba 25 años estudiando las relaciones entre los niños. Un año después, en 2007, arrancó el programa KiVa, financiado por el propio Gobierno, y diseñado por este equipo. Casos de acoso que desaparecieron «El proyecto se fue poniendo en marcha aleatoriamente en los colegios finlandeses», cuenta Christina Salmivalli, profesora de Psicología en Turku y una de las creadoras de KiVa.

La universidad realizó, unos años después, un estudio para evaluar cómo se iba desarrollando el programa. Los resultados fueron espectaculares. El contenido Y así se sigue en el programa. Cada vez más profesores buscan construir la escuela del siglo XXI. Más de un millón y medio de alumnos vuelven a clase a partir del lunes en Catalunya. Y lo harán, en muchos casos, en escuelas en plena transformación.

Cada vez más profesores admiten que la enseñanza tradicional ya no sirve. Buscan nuevos métodos para construir la escuela del siglo XXI, porque, aseguran, aún estamos anclados en la del XIX. Desaparecen los horarios, las asignaturas o los exámenes. Llegan proyectos globales, materias mezcladas y nuevas habilidades -trabajo en grupo, iniciativa, creatividad...-. El movimiento coge fuerza y se extiende. Será, con toda probabilidad, uno de los grandes cambios educativos de los próximos años, y nace de los propios docentes, de la base.

Minerva Porcel es maestra de primaria en el colegio concertado Claver de Lleida, de Jesuïtes Educació. ¿Qué ha pasado en medio? ¿Y qué hay que hacer entonces? ¿Absentismo emocional? ¿Por eso este movimiento de escuelas innovadoras? ¿Sólo debate? ¿Qué hay que cambiar? Un ejemplo. ¿Y cómo es un proyecto? El método de los mejores maestros del mundo. El lunes, decenas de miles de niños emprenderán el camino de la escuela con un cosquilleo en el estómago. ¿Qué tal será mi maestra (o maestro)? No solamente está en juego el curso. La influencia de un buen enseñante puede ser determinante para su futuro. Alguien que recordará de adulto cómo aquel profesor (o profesora) que le despertó el interés por una materia, que le hizo crecer como persona, que le abrió una ventana al mundo o incluso marcó la senda que tomaría su vida.

Y quizá topará con uno de esos docentes excepcionales, que suelen romper los patrones establecidos y poner el alma en su trabajo, como Nancie Atwell, cuyos alumnos leen una media de 40 libros al año, o César Bona, empeñado en estimular creatividad y la implicación social de los estudiantes mediante proyectos innovadores. ¿Cuál es el secreto de estos superdotados de la enseñanza? El objetivo final de Atwell y de Bona es el mismo.

De niño, César era un alumno tímido, que no se atrevía a participar en clase. El model d'escoles lliures guanya cada cop més presència. La Nou, projecte d’educació lliure situat al terme municipal de Dosrius que acull nens i nenes de 3 a 14 anys. / Foto cedida per La Nou Fa unes setmanes es presentava l’Escola Arcàdia, centre educatiu autogestionat de Can Batlló que començarà a rodar el proper 2018 amb l’aprovació de l’Ajuntament de Barcelona. Arcàdia serà una de les més de 46 escoles de projecte lliure o alternatiu que funcionen a Catalunya, segons dades de la Xarxa d’Escoles Lliures (XELL). Si bé la dada sobre el creixement d’aquest tipus d’iniciatives pedagògiques a Catalunya és ambigua, els adherits a la XELL no han parat d’augmentar en els últims deu anys i les metodologies de les escoles lliures van influint cada cop més en el sistema educatiu convencional.

S’està sortint de la cova. “Quan vàrem començar no sabíem quants grupúscles hi havia per por a [la reacció de] l’Administració”, destaca Marc Alcega, membre del grup de treball de la XELL. Una educació no directiva L’homologació, la seva demanda. La escuela comprensiva, un modelo agotado. Cuando la educación se analiza con perspectiva histórica, se ve con claridad que la “escuela comprensiva” ha sufrido ya numerosos correctivos en Europa. Hace más de una década que se ha girado hacia una “escuela diversificada”, que tiene en cuenta las distintas capacidades e intereses de los alumnos. Así lo muestra José Luis García Garrido, catedrático de Educación Comparada en la UNED, en un trabajo publicado en la revista “Persona y Derecho”, del que ofrecemos un resumen (1).

El término y el concepto de “escuela comprensiva” se fraguan en el Reino Unido a mitad del siglo XX. Hasta entonces, la enseñanza secundaria británica canalizaba a los niños a partir de los 11 años hacia tres modalidades de enseñanza: la escuela que preparaba para los estudios superiores, la orientada hacia el mundo del trabajo y una tercera que era una simbiosis entre ambas. Expansión en Europa Las tres notas de la comprensividad Viraje a la escuela diversificada Las correcciones se intensifican desde entonces.

Los profesores se movilizan para que se mantenga la Filosofía en las aulas. Los profesores de filosofía se han vuelto a movilizar esta semana para salvar esta asignatura del destierro al que la condena la Lomce. La Red Española de Filosofía (REF), que agrupa docentes de secundaria y universidad, centros de investigación y facultades, ha iniciado una recogida de firmas para pedir al Ministerio de Educación que, como mínimo, mantenga la materia de historia de la filosofía en 2.º de bachillerato. Este jueves ya llevaban más de 20.000 adhesiones. En paralelo, tratan de influir en las comunidades autónomas para que programen la asignatura el curso que viene, cuando se aplicarán los cambios que prevé la ley Wert en todas las etapas educativas.

"Estamos en conversación con todas las consejerías de Educación. La filosofía es una de las gran damnificadas por la Lomce. En bachillerato, la filosofía de 1º se mantiene y pasa de dos a tres horas semanales. El Ministerio de Educación no piensa, sin embargo, mover ficha. ¿Qué ha ocurrido para llegar a este punto? Universidad alternativa: “La Universidad se ha convertido en una fábrica de certificación”

El acceso a la facultad de Bellas Artes de la Complutense desconcierta. Tras rebasar una puerta metálica de color negro llena de grafitis, se ven varios bloques de taquillas cerradas con candados y cubiertas con todo tipo de mensajes. La atmósfera es anárquica y en nada se parece a otras estancias universitarias. La expresión artística e ideológica de los alumnos salpica también las paredes del centro. Parece que el espacio está tomado por los estudiantes. En cambio, dentro de las aulas, en las clases teóricas, los chicos atienden en silencio y sentados en sus pupitres las típicas clases magistrales habituales en otras facultades.

Muy pocos lo saben, pero en la primera planta, en el aula 116B, está teniendo lugar una microrevolución. En esta clase, la jerarquía profesor-alumno no existe. Su método no es improvisado. El objetivo de la docente es dar voz a los alumnos y motivarles hacia la búsqueda del conocimiento. Ampliar foto Parte de su revolución también pasa por el mobiliario. La OCDE urge a España a mejorar la formación de su población. “Es hora de centrarse en mejorar el nivel de competencias de los españoles y optimizar sus competencias en el puesto de trabajo”. Así de contundente se expresó ayer Andreas Schleicher, director del departamento de educación y competencias de la OCDE, al presentar el informe de diagnóstico y evaluación de los principales retos que tiene España para eliminar los obstáculos que dificultan la innovación y la creación de empleo, que concluye que el país debe duplicar sus esfuerzos para asegurarse que los jóvenes adquieren y gozan de las competencias necesarias para tener éxito en el ámbito socioeconómico.

En su diagnóstico, la OCDE también destaca que España posee índices comparativamente muy altos de abandono escolar temprano, de repetidores y de finalización tardía de los estudios, o de gasto de la educación superior en I+D.. El Ministerio de Educación no sabe hacer exámenes. María está indignada. Esta enfermera del hospital Vall d'Hebrón de Barcelona especializada en pediatría desde hace doce años ha denunciado a la web de La Vanguardia que el pasado fin de semana realizó un examen de especialización en Enfermería Pediátrica Vía Excepcional convocado por el Ministerio de Educación que no ha sido equitativo.

La convocatoria era por orden alfabético, la mitad se examinaba el sábado y el resto lo hacía el domingo. María se examinó el día 24 de octubre y los compañeros que lo hicieron el 25 tenían preguntas repetidas del día anterior. "Es injusto", comenta la profesional. El examen duró unas tres horas y era "muy complicado", en palabras de la enfermera. De las 100 preguntas tipo test del sábado, 21 eran las mismas para los enfermeros convocados el domingo. Dos de los cinco casos clínicos a los que se enfrentaban en la prueba del domingo también eran repetidos. María ha suspendido el examen. En qué consiste la prueba.

El psiquiatra que "descubrió" el TDAH confesó antes de morir que "es una enfermedad ficticia" A la psiquiatría hace tiempo que se le ve el plumero. Son tantas las enfermedades y trastornos que se describen en sus manuales que hoy en día lo raro es no tener nada. Después de hacer saltar las alarmas al incluir las rabietas en el último Manual de Pediatría DSM (la biblia de los psiquiatras) y después de ver como el gobierno estadounidense declara en un informe que 1 de cada 5 niños tiene un trastorno de la salud mental, cifras que parecen un insulto al sentido común de la población, porque es imposible que tantos niños estén mentalmente enfermos, aparecen unas declaraciones de Leon Eisenberg, el psiquiatra que "descubrió" el TDAH, que no dejan indiferente a nadie que viva o trabaje con niños. El semanario alemán Der Spiegel, en un artículo en que ponía en relieve el aumento de enfermedades mentales en la población alemana, explicó que Eisenberg dijo, siete meses antes de morir, cuando contaba ya con 87 años, que "el TDAH es un ejemplo de enfermedad ficticia".

Los inicios del TDAH.