background preloader

Poesía

Facebook Twitter

Limericks: Cangrejo - Canal Pakapaka. Limericks M. Elena Walsh: La foca loca - Canal Pakapaka. Limericks: La pava - Canal Pakapaka. ANTOLOGIA LITERARIA PARA EL NIVEL INICIAL Y EGB 1. Crecer en poesía. Una colección que reúne cuadernos de poemas, videos e ilustraciones dirigidos a chicos y chicas de nivel inicial y primario.

Crecer en poesía

Recorré la colección a partir del menú (en la parte superior de la columna de la derecha). Leer poesía en Inicial y Primer Ciclo Por María Cristina Ramos La palabra es el puente que tendemos a los más pequeños para que ingresen con buen paso a nuestra cultura letrada. Y lo es también porque, en relación con ellos, nos permite el juego y la caricia, las recomendaciones del cuidado, la intensidad de los límites, el sostén de la valoración.

Y son las palabras de la poesía las que acercan el juego con el pensamiento y el imaginario, con la materialidad musical del lenguaje. La poesía va más allá de las referencias, puede aquietar el mar picado con la suavidad de la seda, con un ondear de posibles imágenes y un revuelo que acaricia. Leer poesía en el Segundo Ciclo. Al son de las palabras. ¡Qué bien se vuela soñando! Una maripisa risa que riza. «Bañar un elefante», de Elsa Bornemann. «El gallo azul», de María Cristina Ramos. La poesía, Había una vez. Marta Gimenez Pastor. Para vos. Hipo no nada Pablo Bernasconi.

°- Cecilia Pisos -° Edificio de departamentos Planta baja, jardín, puerta de entrada; primer piso, balcón con diez macetas; segundo, de cortinas con volados; tercero, un gato y una bicicleta.

°- Cecilia Pisos -°

Del cuarto cuelga un potus hacia abajo; en el quinto, una abuela teje, inquieta; en el sexto hay dos chicos en la hamaca; del séptimo se ven pasar cometas. En la terraza, el último, hay dÍas en que la ropa baila como loca. Y noches en que las brujas aterrizan y hacen en sus calderos negras sopas. Sueño Si me sueo que soy perro y un perro se sueña yo, cuando ya estemos despiertos, ¿a ver si algo cambió? Pajarito de papel (poema para plegar) Hay un pájaro escondido: en esta hoja hizo nido. Si la pliegas como debes, seguro se te aparece. Si la arrojas hacia el cielo, mira su sombra en el suelo.

(Que el pajarito no vea que su vuelo te marea.) Y, por fin, cuando se pose, es tuyo, si te conoce. Perro gato pájaro yo Perro que ladra a la luna. Gato maúlla a la luna. Pájaro canta a la luna. Pantalón papelón ¿Qué tal? Juegos con cuentos, rimas y canciones. Autores: María Cristina Ramos - Imaginaria No. 175 - 1 de marzo de 2006. N° 175 | AUTORES | 1 de marzo de 2006 Informe preparado por Roberto Sotelo.

Autores: María Cristina Ramos - Imaginaria No. 175 - 1 de marzo de 2006

María Cristina Ramos nació en 1952 en San Rafael (provincia de Mendoza, Argentina) y reside desde 1978 en Neuquén, una ciudad de la Patagonia argentina. En su página web, la autora habla sobre la tierra que habita: "Si bien Cartagena de Indias me seduce y en algún pueblo de España me espera todavía algo de mí; si bien más que en lugares creo en ámbitos humanos, la Patagonia, donde vivo, me sigue haciendo sentir que pertenezco a sus repliegues antiguos y a su silencio extendido de meseta. Creo en el Tronco de Oro todavía, ése que permanece en un lugar escondido por la complicidad de la nieve, durmiendo su sueño de maravilla posible, cerca de la Cordillera. " (1) Es Profesora de Literatura y trabaja en capacitación docente. Escribió más de 20 libros para niños, entre poesía y narrativa. A fines de 2002, con la publicación del libro Maíces de Silencio, fundó la Editorial Ruedamares, que coordina desde Neuquén.

Entrevista con María Cristina Ramos - Imaginaria No. 175 - 1 de marzo de 2006. N° 175 | LECTURAS | 1 de marzo de 2006 por Fabiana Margolis María Cristina Ramos es autora de numerosos libros de poesía y narrativa.

Entrevista con María Cristina Ramos - Imaginaria No. 175 - 1 de marzo de 2006

Su primer libro para chicos, Un sol para tu sombrero (1), publicado por Libros del Quirquincho —con la dirección editorial de Graciela Montes— salió cuando sus hijos eran muy pequeños. "Si bien siempre escribí, comencé a escribir textos para niños durante la primera infancia de mis hijos". Por eso, confiesa, se acostumbró a hacerlo en cualquier lugar, incluso en medio del ruido, ya que gran parte de la historia de su escritura está situada entre el juego de sus hijos.

Ahora, además, está a cargo de otro gran emprendimiento: su editorial Ruedamares, que surgió ante la dificultad de publicar poesía para niños en las editoriales grandes. —¿Te costó elegir el nombre para la editorial o ya lo tenías pensado de antemano? —El nombre se nos ocurrió porque pensamos que era bueno apoyarnos en el protagonista del libro Ruedamares, pirata de la mar bravía (3).