background preloader

Había una vez (poesía)

Había una vez (poesía)

http://www.conectate.gob.ar/sitios/conectate/busqueda/buscar?rec_id=100838

Related:  POESÍA

Crecer en poesía Una colección que reúne cuadernos de poemas, videos e ilustraciones dirigidos a chicos y chicas de nivel inicial y primario. Recorré la colección a partir del menú (en la parte superior de la columna de la derecha). Leer poesía en Inicial y Primer Ciclo Por María Cristina Ramos La palabra es el puente que tendemos a los más pequeños para que ingresen con buen paso a nuestra cultura letrada. Y lo es también porque, en relación con ellos, nos permite el juego y la caricia, las recomendaciones del cuidado, la intensidad de los límites, el sostén de la valoración.

EDAIC Varela (Equipo Distrital de Alfabetización Inicial y Continua): PL Situaciones Didácticas en el inicio de la escolaridad - Ambiente Alfabetizador La pequeña niña grande, Uri Orlev / Jacky Gleich Algunas Situaciones Didácticas en torno a la Biblioteca del Aula: Funcionamiento de la biblioteca - Fichado de libros y otros textos - Registro de préstamo - Selección de materiales bibliográficos - Lectura e intercambio entre lectores - Los niños exploran y leen por sí mismos materiales de la biblioteca - El maestro lee y abre espacios de intercambio sobre la obra - Agendas de lectura-Producción de recomendaciones - Circulación de “bolsas viajeras” – Los niños Leen por sí mismos nombres propios: Fragmentos de registros de clase Distintas Situaciones de Trabajo con el Nombre Propio: Situaciones de copia del nombre propio - Situaciones de lectura del nombre propio como referente para la lectura de otros textos - Situaciones de lectura del nombre propio como referente para la escritura de otros textos - Producción del reglamento de la biblioteca del aula

Autores - Imaginaria No. 19 - 23 de febrero de 2000 N° 19 | AUTORES | 23 de febrero de 2000 (María Elena Walsh con una de sus Manuelitas.Foto de Sara Facio) Esta entrevista fue realizada hace algún tiempo por Alicia Origgi en colaboración con Mónica Amaré, cuando visitaron a María Elena Walsh en su despacho de SADAIC (Sociedad Argentina de Autores y Compositores). Usted siempre menciona que en su casa de infancia había una gran disponibilidad de libros. ¿Cuáles recuerda especialmente?

arg_andruetto Arroz con alcachofas El aceite borbotea en la sartén. Allí he echado dos alcachofas acuchilladas. °- Cecilia Pisos -° Edificio de departamentos Planta baja, jardín, puerta de entrada; primer piso, balcón con diez macetas; segundo, de cortinas con volados; tercero, un gato y una bicicleta. Del cuarto cuelga un potus hacia abajo; en el quinto, una abuela teje, inquieta; en el sexto hay dos chicos en la hamaca; del séptimo se ven pasar cometas. En la terraza, el último, hay dÍas en que la ropa baila como loca. Y noches en que las brujas aterrizan y hacen en sus calderos negras sopas.

Poesías infantiles de María Elena Walsh María Elena Walsh es una poetisa que nació el 1 de febrero de 1930 en Ramos Mejía, suburbio de la ciudad de Buenos Aires. Finaliza sus estudios en la Escuela Nacional de Bellas Artes, a los 17 años, cuando escribió su primer libro : 'Otoño Imperdonable'. Ya antes, en 1945, había publicado sus primeros versos en la revista 'El hogar' y en el suplemento literario de 'La Nación'. Poesías para niños de María Elena Walsh Invitada por Juan Ramón Jiménez, viajó a los Estados Unidos en 1948. arg_miersch Llovizna a cántaros. Una líquida luna tiñe el otoño Ciudad oculta. clas_benedetti Los Monstruos Qué vergüenza carezco de monstruos interiores no fumo en pipa frente al horizonte en todo caso creo que mis huesos son importantes para mí y mi sombra los sábados de noche me lleno de coraje mi nariz que vergüenza no es como la de Goethe no puedo arrepentirme de mi melancolía y olvido casi siempre que el suicidio es gratuito qué vergüenza me encantan las mujeres sobre todo si son consecuentes y flacas y no confunden sed con paroxismo qué vergüenza dios mío no me gusta Ionesco sin embargo estoy falto de monstruos interiores quisiera prometer como dios manda y vacilar como la gente en prosa qué vergüenza en las tardes qué vergüenza en las tardes más oscuras de invierno me gusta acomodarme en la ventana ver cómo la llovizna corre a mis acreedores y ponerme a esperar o quizás a esperarte tal como si la muerte fuera una falsa alarma. Arte Poética El sur también existe

clas_lorca1 PAGINA 1 de 2 Ir a página 2 Balada triste Mi corazón es una mariposa, niños buenos del prado!, que presa por la araña gris del tiempo tiene el polen fatal del desengaño. De niño yo canté como vosotros, niños buenos del prado, solté mi gavilán con las temibles cuatro uñas de gato. Pasé por el jardín de Cartagena la verbena invocando y perdí la sortija de mi dicha al pasar el arroyo imaginario.

clas_huidobro Para llorar Es para llorar que buscamos nuestros ojos Para sostener nuestras lágrimas allá arriba En sus sobres nutridos de nuestros fantasmas Es para llorar que apuntamos los fusiles sobre el día Y sobre nuestra memoria de carne Es para llorar que apreciamos nuestros huesos y a la muerte sentada [junto a la novia Escondemos nuestra voz de todas las noches Porque acarreamos la desgracia Escondemos nuestras miradas bajo las alas de las piedras Respiramos más suavemente que el cielo en el molino Tenemos miedo Nuestro cuerpo cruje en el silencio Como el esqueleto en el aniversario de su muerte Es para llorar que buscamos palabras en el corazón En el fondo del viento que hincha nuestro pecho En el milagro del viento lleno de nuestras palabras Ese hueco en que quedaron las miradas de los ciegos estatuarios Es para poder llorar es para poder llorar Porque las lagrimas deben llover sobre las mejillas de la tarde Es para llorar que la vida es tan corta Es para llorar que la vida es tan larga

clas_machado Anoche cuando dormía... Anoche cuando dormía soñé, ¡bendita ilusión!, que una fontana fluía dentro de mi corazón. Di, ¿por qué acequia escondida, agua, vienes hasta mí, manantial de nuestra vida de donde nunca bebí? clas_marti Contra el Verso Retórico Contra el verso retórico y ornado El verso natural. Acá un torrente: Aquí una piedra seca.

Related: