background preloader

Recientes

Facebook Twitter

Untitled. Acabamos de pasar el 11 de febrero, Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, y los datos nos dicen que hay poco que celebrar y mucho que reivindicar. Al menos eso ocurre en ámbitos como las ingenierías. Si nos fijamos en la evolución de alumnas matriculadas en informática en España de 1985 a 2019, vemos que en el primer año del que se tienen datos (curso 1985-86) se matriculó un 30,12 % de mujeres. En el 2018-19 la cosa había caído hasta el 13,17 %. ¿Qué ha pasado en estos años para que las mujeres hayan desaparecido de la ecuación tecnológica? Algunos de los más grandes agujeros son la falta de referentes femeninos en los que las niñas se puedan mirar, los sesgos y estereotipos, la falta de comprensión sobre las titulaciones y en qué se podrá trabajar en el futuro y las expectativas sociales y familiares.

Pero si hay un agujero de dimensiones descomunales y presente en todas las etapas vitales es el de la confianza. La brecha comienza a los seis años. Untitled. There’s a stereotype that women don’t play video games, but it couldn’t be further from the truth. The numbers don’t lie: 52% of gamers were female in the UK’s last major study in 2014. But if we look at the proportion of female workers in the games industry, it’s just 28% in the UK, and roughly 20% worldwide.

If so many women are playing games, why are so few making them? The problem lies in the feedback loop of under-representation in the video games industry. Women are less likely to see themselves represented in games, games advertising or working in games design and development roles. What’s more, gaming – much like the wider technology industry – has a culture problem. The representation gap begins at university, where more men have, historically, studied video games design. “My course was very male-dominated. The picture is steadily improving – the percentage of women studying video games design grew from 7% in 2014-15 to 11.5% in 2017-18. Untitled. Untitled. Untitled. In 2018, a man-bites-dog claim appeared in the journal Psychological Science: In countries with less gender equality, like Algeria and United Arab Emirates, women were more likely to get higher education degrees in science, technology, engineering, and math than they were in more gender-equal countries like Norway and Finland.

The authors, psychologists Gijsbert Stoet and David Geary, called this the “gender-equality paradox” in STEM. The counterintuitive finding brought headlines like the Atlantic’s dreary “The More Gender Equality, the Fewer Women in STEM.” The stakes here are high. If men and women really have inherently different career preferences, then any attempt to get more women into STEM fields would be misguided and likely to fail.

That was certainly how men’s rights activists such as Jordan Peterson and conservative think tanks such as the American Enterprise Institute, who have cited the theory, interpreted the results. Untitled. Untitled. Untitled. En 1972, Lena Söderberg, una joven sueca de tan solo 21 años y recién llegada a Estados Unidos, aceptó una oferta de trabajo como modelo para una revista. El trabajo era para Playboy, siendo portada en noviembre de ese año una de las capturas, donde ella aparecía desnuda de espaldas con un sombrero azul. Al año siguiente, un equipo de ingenieros de la Universidad del Sur de California buscaba una fotografía con la que probar un nuevo desarrollo de software para digitalizar y comprimir imágenes.

Un componente del equipo (todos eran hombres), ofreció su ejemplar de Playboy, porque era la década de los 70 y llevar esa revista al trabajo era lo habitual y bien visto. La prueba funcionó así que distribuyeron la imagen comprimida a más colegas de profesión para que pudieran hacer lo mismo con sus propios algoritmos y así comparar los resultados (esta investigación sentó las bases para lo que luego se convertiría en el formato JPEG). The following two tabs change content below. Idoia Ochoa o cómo programar algoritmos para trabajar con nuestro ADN. Que Idoia Ochoa (San Sebastián, 1985) sea una mujer de ciencias le viene desde bien pequeña –“yo no iba a estudiar precisamente literatura”, comenta por teléfono–. Terminó licenciándose en Telecomunicaciones, aunque, como reconoce, no se ha convertido en ingeniera por vocación. “Pensé que era la carrera que me abría más puertas, en la que se daba un poco de todo lo que me gustaba, como informática y matemáticas”.

Su pasión por los números, en concreto por la programación de algoritmos que facilitan y estandarizan el procesamiento de datos de nuestro ADN, le ha valido el nombramiento por parte del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) como una de las 35 jóvenes europeas más innovadoras. Lo mismo innova con ADN que con ARN –como si fuera algo sencillo–. El primero contiene la información genética y el segundo consigue que la comprendan las células. La incesante desigualdad de género La estandarización de los archivos también se ha convertido para ella en un caballo de batalla. Jovenes STEAM y Retos de Futuro. Untitled. Untitled. Untitled. Untitled. El azar ha inspirado y ha propiciado algunos de los hallazgos científicos más conocidos de nuestra historia.

Los hay graciosos, bonitos, alucinantes: Arquímedes remojándose en su bañera y sus posteriores gritos de “eureka, eureka” al dar con el principio que lleva su nombre, la penicilina de un Fleming un poco olvidadizo y desordenado, una barra de chocolate que se derritió y que favoreció la invención del horno de microondas, el descubrimiento de los rayos X, que siguieron siendo X después de que Wilhelm Conrad Röntgen descubriera su origen… La matemática Grace Hopper protagonizó una de estas célebres anécdotas en el terreno de la informática cuando acuñó el término “bug” refiriéndose a un problema en el sistema de software.

La causante de ese nombre, que lo tiene todo de azaroso, pero nada de retórico, fue una polilla. Hopper y su equipo de ingenieros se encontraban trabajando en la Universidad de Harvard con el ordenador Mark II. Pero en la ciencia no todo es azar. Referencias. Untitled. Según la Comisión Europea, en 2018 la presencia de las mujeres en las carreras STEAM empeoró: de cada 1.000 mujeres licenciadas, únicamente 24 lo fueron en el ámbito de las TIC (Tecnologías de la Información y Comunicación), de las cuales solo 6 trabajarán finalmente en el sector. Y en España la cosa no está mejor, donde destaca la evolución (mejor dicho, involución) en la carrera de informática: en el primer año del que se tienen datos (curso 1985-86) se matricularon un 31% de mujeres. En el 2016-17 la cosa ya había caído al 11,9%.

¿Y qué ha pasado por el camino? Que esos pasillos de cristal que no vemos a simple vista han actuado sin piedad. Para analizar las causas, seguimos con las metáforas. Agujero 1: la confianza. Seguimos avanzando y llegamos a los 12 años. En la universidad la cosa no cambia. Y cuando llegamos a la etapa profesional, el agujero persiste (no solo por el síndrome de la impostora). Agujero 2: los estereotipos asociados a carreras científico-tecnológicas. Untitled. Directorio de mujeres tecnólogas que han hecho Historia #WomenInTech – El Blog de Loretahur. Este directorio recoge (por ahora) 76 mujeres tecnólogas que han hecho Historia.A – B – C – D – E – F – G – H – I – J – K – L – M – P – R – S – T – V – W Ada Byron (10 de diciembre de 1815 – 27 de noviembre de 1852).

Se la considera la primera persona programadora de ordenadores, dado que creó el primer algoritmo para ser procesado en una máquina (la de Charles Babbage). Pero obviamente, tuvieron que pasar muchos años desde su muerte para que se le otorgara el reconocimiento que ahora ostenta. De hecho, firmaba sus notas con sus iniciales, no con su nombre, por miedo a ser censurada por ser mujer.

Tiene un lenguaje de programación con su nombre, creado por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos.Ángela Ruiz Robles (28 de marzo 1895 – 27 de octubre de 1975). Betty Snyder Holberton (7 de marzo de 1917 – 8 de diciembre de 2001). Carol Shaw (1955 – ). Dorothy Vaughan (20 de septiembre de 1910 – 10 de noviembre de 2008).

Hedy Lamarr (9 de noviembre de 1914 – 19 de enero de 2000). Untitled. Xóchitl Guadalupe Cruz López tiene solo ocho años y ya cuenta con un premio nacional de ciencia otorgado por la universidad más importante de México. La niña originaria de San Cristóbal de las Casas (Chiapas) ha recibido de la UNAM el Reconocimiento del Instituto de Ciencias Nucleares a la Mujer, convirtiéndose en la científica más joven que obtiene esta distinción. Los organizadores han dicho que se hizo una excepción en la edad de la premiada a causa del 50 aniversario del Instituto. Y aunque el anuncio se había hecho desde el año pasado, la niña y su familia no habían podido viajar a la capital del país, hasta este lunes.

El proyecto por el que fue reconocida es un calentador solar de agua que ella misma instaló en la azotea de su casa, con la ayuda de su padre, Lucio Cruz. "Es un calentador de agua hecho con materiales reciclados de bajo costo que funciona con la luz solar. Ayuda al medio ambiente y a personas de bajos recursos", explica la niña en entrevista telefónica con Verne. Untitled. Untitled. "I’ve been the victim of retaliation by my university and a member of the faculty who was "that guy" – the "harmless" one who "loved women”. " – anonymous. "I could only wear baggy sweatshirts and turtlenecks to lab because when I leaned over my bench, the men would try to look down my shirt. " – anonymous.

"I have given up on the idea that anyone will listen to what is true and what is right. I now believe the institute is only interested in covering their ass and preventing a lawsuit.” – anonymous. Challenges in a STEM careerPursuing a career in any of the STEM (science, technology, engineering and mathematics) disciplines can be a real challenge, what with the daunting years of study typically required and, particularly in academia, the serious dearth of funding.

Across all STEM disciplines there is one common theme: innovation, and without individuals pursuing a career in STEM, this innovation comes to a halt. Powering change through #MeTooSTEM Dr BethAnn McLaughlin. "Absolutely not. 1. Científicas verdaderas para estudiantes actuales. Una idea fundamental en las áreas escolares STEM es el aprendizaje del método científico.

A pesar de que los beneficios proporcionados por la serendipia son inmensos, prevalece la importancia de la perseverancia en indagar con una actitud creativa. Así, resulta básico un pensamiento intenso y constante para la construcción de nuevas ideas. ¿Con qué frecuencia se expresa o trabaja -siendo fundamental- el período de tiempo que ha sido necesario y el número de personas que han intervenido en la confección de las leyes y teorías científicas que se aprenden por decreto? Dicho de otro modo, ¿cómo entienden nuestras alumnas y alumnos el interés, la perseverancia y esfuerzo para realizar trabajos de investigación? ¿Exclusivamente en modalidad individual, o como trabajo en equipo con interacciones cooperativas? Modalidad de trabajo: individual o en equipo colaborativo Esta podría ser la pregunta de respuesta más rápida en este cuestionario; la de más sencillo análisis. 6. Ten types of scientists 7.

Untitled. Una de las limitaciones para que más niñas quieran seguir una carrera científica es la falta de referentes femeninos en estos campos. Con el objetivo de acabar con este hándicap, el Museo de Ciencias Universidad de Navarra presenta el proyecto “La mujer en la ciencia”: una serie de animación que narra, a través de pequeños videos y en un tono divulgativo, la biografía de científicas relevantes en su campo pero que resultan desconocidas para el público general.

Las ilustraciones y la animación del vídeo de este proyecto son del profesor de bioquímica Iñigo Izal Azcárate y la narración en voz en off corre a cargo de la periodista Eva Lus (Radio Universidad de Navarra). También colabora en esta serie de animación el grupo Women for Science and Technology y diferentes personas expertas asesoran en la elaboración de los guiones de las distintas biografías. Iremos añadiendo los videos a medida que vayan apareciendo. Edición realizada por Marta Macho Stadler. Untitled. UN padre y su hijo viajan en coche y tienen un accidente grave. El padre muere y al hijo se lo llevan al hospital porque necesita una compleja operación de emergencia, para la que llaman a una eminencia médica. Pero cuando entra en el quirófano esta eminencia dice: "No puedo operarlo, es mi hijo". Este acertijo se hizo viral en mayo de 2018 junto a un vídeo que muestra cómo muchas personas no dan con la respuesta de que la eminencia médica es la madre.

Automáticamente, piensan en que tiene que ser un hombre. Esta adivinanza salió a colación en la jornada Mujer, ciencia y tecnología. STEAM Euskadi, que organizó DEIA en el Bizkaia Aretoa y que fue moderada por la coordinadora de redacción de este periódico, Susana Martín. STEAM es el acrónimo de los términos en inglés de ciencia, tecnología, ingeniería, matemáticas y también artes, unas disciplinas en las que, según los datos, existe una brecha entre hombres y mujeres. "Uno de los problemas es la falta de referencias femeninas. Untitled. Image copyright Hannah Summers Female firefighters have posted pictures of themselves on social media after a four-year-old girl said she thought only men could sign up. Hannah Summers from London tweeted how her daughter Esme wished she was a boy so she could be a firefighter, as she only saw firemen in the books she read.

It prompted women firefighters across the country to post videos and pictures on Twitter to prove they exist. Ms Summers later tweeted Esme "firmly believes she can be a firefighter". Image copyright LFB On Friday, freelance journalist Ms Summers asked on Twitter if there were any books or videos with women firefighters. She said: "My four-year-old came home yesterday saying she wished she was a boy so she could be a fireman. "When I said 'girls can be firefighters too', she said 'but I've seen in books they are all boys and I don't want to be the only girl'. " They tweeted: "Esme, lots of our firefighters are girls and boys - some of them want to say hello to you! " Untitled. Grace Murray Hopper creó el primer lenguaje complejo de ordenador.

Margaret Hamilton codificó el software que hizo posible que el hombre llegara a la Luna. Radia Perlman está detrás de uno de los descubrimientos esenciales para el funcionamiento de Internet. Son solo tres de las mujeres programadoras que han marcado la historia de la tecnología. Al igual que ellas, miles de mujeres en todo el mundo que escriben código se han desenvuelto, y se desenvuelven a diario, en un sector totalmente dominado por hombres. “Si bien el porcentaje de las mujeres nunca ha sido muy alto en los sectores relativos a la informática y programación, a partir de los años 90 empeoró aún más”, afirma Marta Jiménez Castells, doctora en Arquitectura de Computadores y profesora desde hace 25 años en la Universidad Politécnica de Cataluña. Ampliar foto Sara Ylipoti conoce bien la situación. Formación en informática El mundo laboral Las empresas son más eficientes si cuentan con talento diverso.

Ampliar foto. Luz Rello: “Me han llegado a ofrecer mucho dinero por la patente de Dytective, pero he decidido no venderla para que sea un servicio gratuito” | Protagonista. La historia de la adolescente experta en computación cuántica. Alai Miranda, madrileña y 'chica digital del año' con solo 15 años: "En el futuro me veo iniciando mi propio negocio" Women Scientists Launch a Database Featuring the Work of 9,000 Women Working in the Sciences.

CRA-W WIKIPEDIA Project - Writing Wikipedia Pages for Notable Women or Famous Women in Computing. History of Women in Software Engineering. The Redefining Women Icon Collection - Noun Project. Promover-vocaciones-cientifico-tecnologicas_0_1297370319. Calendario de mujeres científicas – AEAC. Overlooked No More: Karen Sparck Jones, Who Established the Basis for Search Engines. “Hay que dejar de creer que la tecnología es de chicos o de frikis” | Tecnología. Katia Fisher: Cuando un libro de matemáticas casi arruina la vida de una niña | Tecnología. Mujeres, TIC y STEM: 11 referentes a tener en cuenta. Por qué no hay vocaciones ‘STEM’ en España. Las matriculaciones en carreras técnicas bajan pese a la demanda laboral | Tecnología. Margaret Cavendish: autora de la primera novela firmada por una británica publicada en Europa. Get Started - Technovation Girls. Mujeres de ciencia. JavaZone: "JavaZone 2019, Room 5 - Patricia Aas - Survival Tips For Women in Tech"

Sara Gómez Martín, nueva directora general de Universidades de la Comunidad de Madrid. El juego «¿Quién es ella?» JavaZone: "JavaZone 2019, Room 5 - Patricia Aas - Survival Tips For Women in Tech" Sally Floyd, Who Helped Things Run Smoothly Online, Dies at 69. Ava and Trix, el juego para conseguir que los niños se interesen por la ciencia. Samaira, la niña de once años por la que suspiran Google y Microsoft. Una DJ de diez años hace música con los datos de la Estación Espacial Internacional. Margaret Hamilton: ‘They Worried That the Men Might Rebel. They Didn’t.’ La épica de las científicas | Babelia. La universidad holandesa que solo contratará mujeres | Ciencia. La científica poetisa | Ciencia. Columna: Rosa Montero: Ella también | EL PAÍS Semanal. Mujeres influencers de tecnología en España | Instituto FOC.

El país europeo con más mujeres en tic apenas llega al 30% En los esports las chicas son gigantes. Amy Henning, la pionera creadora de Uncharted, y su lucha por el papel de la mujer en los videojuegos. How Kate Gorman is Leading Women in Video Game Development. Rediscovering History’s Lost First Female Video Game Designer. ¿Qué me impide ser científica? | Sociedad. Separar a niños y niñas en el colegio: la receta feminista islandesa para la igualdad | Sociedad.

El invento de una niña de 12 años que puede salvar miles de vidas #FamiliasConectadas. El problema de las matemáticas más difícil de resolver | Ciencia. Pictoline - Publicaciones. La pequeña programadora de Huesca que se atrevió a competir con Silicon Valley. What does a scientist look like? Children are drawing women more than ever before. (26) Especial 8 de marzo: la mujer en el sector técnico. 8 de Marzo: el síndrome de la 'abeja reina' contra la huelga feminista. Discover the complete exhibition of outstanding European women that made history in the arts and sciences. ¿Conoces el efecto Matilda? Cuando ser mujer resta puntos Estudio de Yale muestra cómo evaluadores (independientemente de su sexo) puntúan + alto y ofrecen + salario a candidatos a puesto de laboratorio cuando creen q se trata de un hombre #CienciaYGénero. Robert K. Merton dio a conocer el efecto Mateo: en ciencia la fama queda en manos de personas que ya han alcanzado reconocimiento, ensombreciendo a las que menos tienen. Curioso que él mismo hizo un efecto Mateo con la investigadora Harriet Zuckerman, que.

Mujeres de ciencia.