background preloader

Charlie

Facebook Twitter

Les musulmans priés de condamner des terroristes : quelle folie ! Luz : « La majorité des musulmans s’en foutent de Charlie Hebdo » Qui sont les manifestants qui ont défilé dimanche?  CHARLIE HEBDO - Quatre millions de personnes dans la rue.

Qui sont les manifestants qui ont défilé dimanche? 

Fabrice Hadjadj : les djihadistes, le 11 janvier et l'Europe du vide. FIGAROVOX/TRIBUNE - Alors qu'un djihadiste français est mort dans un attentat suicide en Irak le 11 février, nous republions cette tribune qui reste d'actualité.

Fabrice Hadjadj : les djihadistes, le 11 janvier et l'Europe du vide

Dans celle-ci, le philosophe estime que l'islamisme profite de la faiblesse d'une Europe techno-libérale qui a rejeté ses racines gréco-latines et ses ailes juive et chrétienne. Fabrice Hadjadj est écrivain et philosophe, directeur de l'Institut européen d'études anthropologiques Philanthropos. Son dernier essai, «Puisque tout est en voie de destruction», a été publié chez Le Passeur Éditeur (avril 2014). Diálogos encontrados. Son las diez de la mañana.

Diálogos encontrados

Un surco de agua jabonosa quiebra la calle Montsió por la mitad. El callejón huele a café, a tabaco, a detergente con olor a pino. Lapin sugirió que nos encontráramos aquí, en Els Quatre Gats (Los Cuatro Gatos), una antigua cervecería —reconvertida en bar restaurante— creada a imagen y semejanza de Le Chat Noir (El Gato Negro) de París. Parada precisa para los que siguen el rastro de Pablo Picasso en Barcelona: aquí presentó su primera exposición individual. Lo encuentro sentando en una mesa para cuatro, repasando las páginas de los semanarios franceses Le Canard Enchaîné y Courrier International.

Abdallah s’explique sur sa publication concernant Charlie Hebdo. Dos visiones: Sobre la sátira. Fobia a las fobias Por Fernando Savater Empecemos por descartar un tópico bobo y falso: "Todas las opiniones son respetables".

Dos visiones: Sobre la sátira

Pues no, ni mucho menos. Todas las personas deben ser respetadas, eso sí, sean cuales fueren sus opiniones. En defensa de la sátira. Si el primer sonido pronunciado en el mundo fue (según san Juan) el verbo, el segundo debió haber sido una carcajada.

En defensa de la sátira

Tan ridículo, tan arrogante, tan absurdo es el comportamiento humano, que el inteligente Dios de Juan debió haber estallado en risotadas al ver las estupideces de las que sus criaturas eran capaces. Homero dijo que el monte Olimpo resonaba con las carcajadas de los dioses, y el segundo salmo nos avisa que Dios se reirá en lo alto, burlándose de los necios. Platón, sin embargo, no juzgaba que la risa fuese cosa seria y rechazaba la noción de un dios (o un tirano) risueño. Aristóteles, por su parte, definió el sentido del humor como una reacción natural del ser humano ante el reconocimiento de una incongruencia. Www.eltiempo.com/opinion/columnistas/je-suis-hypocrite/15089128. Este ‘Andan heridas’, por estos días, la libertad y la democracia.

www.eltiempo.com/opinion/columnistas/je-suis-hypocrite/15089128

En Cuba, por ejemplo, apenas acaban de ser liberados 53 presos políticos a consecuencia de los coqueteos con Washington. Pero ha aumentado la represión y se han duplicado los balseros, como prueba de que las medidas del Tío Sam favorecen más al régimen que a la gente. Si insultan a mi mamá. A mí —y me perdonarán que ensucie las limpias páginas de El Espectador con malas palabras— por casi todo lo que escribo, semana tras semana, me dicen idiota, ignorante, gonorrea, malparido y, sobre todo, hijueputa.

Si insultan a mi mamá

Por eso, preocupado con el consejo del papa, corrí a preguntarle a mi mamá: “¿A ti te parece que si alguien me dice que tú eres puta yo tengo que pegarle un puño?”. Y ella, sin pensarlo un instante: “No, no se le debe pegar a nadie”. Le agradecí la respuesta y la enseñanza porque si no cada semana yo tendría que estar rastreando tuiteros, blogueras, feisbuqueros, para pegarles un baculazo papal en la cabeza. A raíz de la masacre de Charlie Hebdo se han dicho muchas tonterías.

Sa femme et sa fille témoignent - Wolinski "est tombé au champ d’honneur" Le dessinateur Georges Wolinski faisait partie des 12 personnes tuées mercredi dans l’attentat qui a visé la rédaction de «Charlie Hebdo».

Sa femme et sa fille témoignent - Wolinski "est tombé au champ d’honneur"

Sa femme Maryse et sa fille Elsa ont témoigné ce jeudi. Wolinski est «tombé au champ d’honneur de sa profession». Au lendemain de l’attentat terroriste qui a visé la rédaction de «Charlie Hebdo», tuant dix collaborateurs du journal et deux policiers, les hommages sont unanimes envers les cinq dessinateurs tués Charb, Cabu, Tignous, Honoré, mais aussi Georges Wolinski. El discurso de odio y masacre de Charlie Hebdo - Europa - ELTIEMPO.COM.

Después de la absurda muerte de 14 personas en París en una de las semanas más dolorosas en Francia, viene el espacio de la reflexión sobre múltiples aspectos que plantean esta tragedia.

El discurso de odio y masacre de Charlie Hebdo - Europa - ELTIEMPO.COM

Uno de ellos es el de los límites a la libertad de expresión y el discurso de odio a la luz de las normas internacionales de derechos humanos. En gran parte de las legislaciones europeas, el discurso de odio existe como un límite a la libertad de expresión sobre todo cuando existan manifestaciones que tengan por objeto atacar o burlarse de forma abierta contra la población judía, luego del genocidio que sufrieron durante la Segunda Guerra Mundial. Estos límites buscan que no se exacerbe el odio contra una comunidad históricamente discriminada.

El asunto ha cobrado tal importancia, al punto que se han elaborado tipos penales para criminalizar este tipo de discursos. “Quien no corre riesgos, que no escriba”: Javier Cercas. Des dessins de jeunesse de Charb exhumés pour une exposition. « Lettre à ma fille, au lendemain du 11 janvier 2015 », par Le Clézio. L’embarras des journaux américains face à la « une  » de « Charlie » Tailspin. 'Je suis hypocrite' - Saúl Hernández Bolívar - Columnista EL TIEMPO - Columnistas. La fiesta de la libertad de expresión. Charlie Hebdo, ¿mártires de la libre expresión? Los asesinatos de 12 personas en el ataque de este miércoles en Francia contra la revista satírica Charlie Hebdo han generado una profusión de tributos de cartonistas por todo el mundo, los cuales han inundado Internet con imágenes que van desde los elegiaco hasta lo escabrosamente rudo.

Charlie Hebdo, ¿mártires de la libre expresión?

Atentado Charlie Hebdo: Yo no soy Charlie Hebdo. A los periodistas de Charlie Hebdo se les aclama ahora justamente como mártires de la libertad de expresión, pero seamos francos: si hubiesen intentado publicar su periódico satírico en cualquier campus universitario estadounidense durante las dos últimas décadas, no habría durado ni treinta segundos. Los grupos de estudiantes y docentes los habrían acusado de incitación al odio. La Administración les habría retirado toda financiación y habría ordenado su cierre. La reacción pública al atentado en París ha puesto de manifiesto que hay mucha gente que se apresura a idolatrar a quienes arremeten contra las opiniones de los terroristas islámicos en Francia, pero que es mucho menos tolerante con quienes arremeten contra sus propias opiniones en su país.

Fíjense si no en todas las personas que han reaccionado de manera exagerada a las microagresiones en los campus. Así que esta podría ser una ocasión para aprender algo. Puede que hayamos empezado así. Civilización y barbarie. El sangriento atentado cometido por yihadistas islámicos contra el semanario satírico Charlie Hebdo, en París, puede verse de dos maneras diferentes y contrapuestas. Una, desde la tolerancia y el relativismo de la civilización liberal y democrática hoy imperante en el Occidente laico, a la cual se ha llegado tras siglos de barbarie, a partir del impulso de la Ilustración dieciochesca y no sin retrocesos frecuentes. La otra, desde la barbarie misma.

De la primera manera la interpretó el presidente de Francia François Hollande cuando decretó el duelo nacional por la masacre, diciendo que la agredida había sido “la República, que es la libertad de expresión, la cultura, la creación, el pluralismo, la democracia”. Contra todo eso, dijo Hollande, “apuntaban los asesinos”. El derecho a morirse de risa. La masacre en que cayeron asesinados dos guardias y diez periodistas, entre los que se encontraba el director del semanario satírico Charlie Hebdo, ha vuelto a poner sobre la mesa un interrogante que los medios aún no hemos resuelto: ¿la libertad de expresión debe permitir la sátira y la burla contra las religiones?

El director de Charlie Hebdo creía que sí, y que ese derecho a decir estupideces era parte de la libertad de expresión sobre la que Francia ha edificado su fundación como nación democrática. Hasta que unos yihadistas franceses lo asesinaron, lo ejerció con una admirable simetría: su sátira expuso no solo a los musulmanes sino que fue igualmente implacable contra católicos y judíos. Contra la 'Sumisión' “La metida de Papa”, se llamaba. Y digo que estoy muy agradecido con la Iglesia porque en ese momento se limitaron a expulsarme de la UPB (con otros tres amigos iconoclastas), cuando según la más rancia tradición católica, lo correcto habría sido quemarnos en la hoguera, someternos a algún escarmiento público, juzgarnos por blasfemia, entregarnos al brazo secular para que nos subieran al potro de tormentos hasta morir de dolor.

Pero no, ellos me hicieron el muy sencillo favor de expulsarme, con lo cual entré a una buena universidad, la de Antioquia, y terminé yéndome a estudiar literatura a Italia. Cito esta anécdota personal porque ilustra bien el cambio benéfico ocurrido dentro de la Iglesia Católica, y dentro de los países católicos, en unos cuantos siglos de evolución cultural. Considero que el catolicismo fue, en buena medida, domado por la reforma protestante y luego por los risueños filósofos de la Ilustración. Tras el cisma protestante, vino el siglo de las luces. Page. Yo no soy Charlie Hebdo. Atentado contra el Charlie Hebdo: Cómo responder al atentado de París. Después de la horrenda masacre del miércoles en el semanario satírico francés Charlie Hebdo, tal vez Occidente renuncie por fin a la abundante retórica inútil con la que intenta negar la relación entre la violencia y el islam radical.

No fue el ataque de un pistolero perturbado que actuaba como un lobo solitario. No fue una agresión “no islámica” perpetrada por un puñado de matones: se pudo oír cómo los criminales gritaban que estaban vengando al profeta Mahoma. Tampoco fue una acción espontánea. Había sido planeada para causar el mayor daño posible durante una reunión del equipo, con armas automáticas y con un plan de huida. Tiroteo en París: Terror en Francia. “Yo no soy Charlie”: la columna que critica a la revista por su “intolerancia, racismo y arrogancia colonial” José Antonio Gutiérrez, del sitio español “Tercera Información” comienza su columna sobre el atentado que le costó la vida a 12 personas y dejó más de una decena de heridos, aclarando que no está de acuerdo con “convertir a un periodista, por dudosa que sea su calidad profesional, en un objetivo militar.