Política

Facebook Twitter

Occupy Wall Street. Richard Wilkinson: How economic inequality harms societies. Documental: Movilizados. Le Monde diplomatique. Está claro que no existe, en el seno de la Unión Europea (UE), ninguna voluntad política de plantarle cara a los mercados y resolver la crisis.

Le Monde diplomatique

Hasta ahora se había atribuido la lamentable actuación de los dirigentes europeos a su desmesurada incompetencia. Pero esta explicación (justa) no basta, sobre todo después de los recientes “golpes de Estado financieros” que han puesto fin, en Grecia y en Italia, a cierta concepción de la democracia. Es obvio que no se trata sólo de mediocridad y de incompetencia, sino de complicidad activa con los mercados. ¿A qué llamamos “mercados”? A ese conjunto de bancos de inversión, compañías de seguros, fondos de pensión y fondos especulativos (hedge funds) que compran y venden esencialmente cuatro tipos de activos: divisas, acciones, bonos de los Estados y productos derivados.

Se trata, esencialmente, de una agresión desde dentro, venida del interior. . (1) Un billón = un millón de millones. A la espera de las órdenes de Europa. La revolución árabe y la izquierda latinoamericana · ELPAÍS.com. En los últimos 50 años, buena parte de la izquierda latinoamericana definió su identidad bajo el paradigma de la revolución social que estableció el modelo cubano, con salud y educación como sus grandes ejes de transformación.

La revolución árabe y la izquierda latinoamericana · ELPAÍS.com

La democracia no fue considerada revolucionaria, sino "burguesa". Las derechas y sus dictaduras tampoco tuvieron como paradigma a la democracia, sino a la modernidad mediante el desarrollo económico. Ambas corrientes consideraron que si atendían las necesidades sociales o el progreso económico, las libertades democráticas no tenían importancia. Había en Latinoamérica solo un autoritarismo de izquierda en Cuba, el resto eran dictaduras de derecha. En la primera preferían expulsar a los opositores y en las segundas asesinarlos. Resolver la exclusión social a costa de la exclusión política conduce a conflictos permanentes La caída del muro de Berlín, con la reacción en cadena que produjo en toda Europa del Este, fue una revolución anunciada.

La desigualdad tóxica · ELPAÍS.com. Sería sorprendente que no hubiese protestas en las calles de Atenas, Madrid o Nueva York.

La desigualdad tóxica · ELPAÍS.com

El desempleo y la precariedad económica bastarían para convertir a millones de resignados en indignados. Pero, además, el constatar que algunos de los causantes de la crisis ahora se están lucrando de ella produce una reacción humana casi natural: apagar la televisión y salir a la calle a protestar. Esto es fácil de entender. Pero lo que no es fácil de entender es por qué esto también pasa en Chile. ¿Y que importa que en Chile las calles estén encendidas? Construir una escuela o un hospital es más fácil que mejorar la calidad de la educación o la sanidad Los chilenos deberían estar celebrando, no protestando: este es uno de los países más exitosos del mundo. En una reciente visita a Chile tuve la oportunidad de preguntarle al presidente Sebastián Piñera su opinión sobre la paradoja del éxito económico y la desazón social.

Y esto tiene también que ver con la inequidad. La prisión preventiva no detiene la lucha de un pueblo. Daniel Huentecura llevaba más de 8 meses en prisión preventiva en la cárcel de Temuco.

La prisión preventiva no detiene la lucha de un pueblo

Su audiencia de preparación al juicio, como ya es habitual para los comuneros mapuche, se había suspendido tres veces. El fiscal Cristián Voullieme lo acusa de haber participado en un atentado incendiario contra un camión de Forestal Mininco en septiembre de 2010 (plena huelga de hambre mapuche contra la ley antiterrorista) en el cruce Chamaco de la ruta Imperial / Carahue. Se trata del mismo fiscal que el 2008 acusaba de incendio terrorista a Hector Llaitul, también contra Forestal Mininco, validando un testimonio obtenido bajo tortura. En esa oportunidad Llaitul resultó absuelto. La comunidad Currihual Huenchual, a la que pertenece el joven mapuche de 24 años, participó en los 90 en las movilizaciones del Consejo de Todas las Tierras, lo que significó para él y los niños de su entorno crecer entre movilizaciones, ocupaciones de tierra, allanamientos de carabineros y la recordada marcha a Santiago.

Telling Americans to Vote, or Else. La casta de las 4 mil familias que tienen secuestrado al país. Mucho se habla de la desigualdad en Chile, el presidente Piñera dice que es una “Vergüenza Nacional”, la Iglesia la tilda de “Escandalosa” e incluso académicos y políticos que la ocultaron por mucho tiempo, ahora no dejan de hablar de ella y con seguridad estará presente en los discursos políticos para las elecciones municipales y presidenciales.

La casta de las 4 mil familias que tienen secuestrado al país

Sin embargo, no sirve de mucho manifestar asombro ni vergüenza ante tal descalabro social, sino se identifican con claridad las causas y los principales responsables. Por ello despertaron tanta polémica las recientes palabras del periodista Fernando Paulsen en un programa radial cuando dijo que: “El país está secuestrado por 3 mil o 4 mil personas verdaderamente ricas que difunden la ideología que la universidad gratis es subsidiar a los más ricos. Lo que realmente quieren evitar es que les suban los impuestos, porque para ellos es más barato pagar la universidad que contribuir realmente de acuerdo a sus ingresos”. Sigue a @lafundacionsol. The Crisis of Credit - by Jonathan Jarvis. La Brújula Política.