background preloader

Farmacología

Facebook Twitter

Ps bridion anestesiomecum - MSD. Grey-book-august-2014-for-pdf-cover-acute-pscyh-corrected130814.pdf. What's New in the Anesthetic Drug Development Pipeline. Calabadion, el nuevo Reversor Muscular - AnestesiaR. Todavía no comercializado, Calabadion 2; un nuevo reversor de los bloqueantes neuromusculares.

Calabadion, el nuevo Reversor Muscular - AnestesiaR

Se une al rocuronio con una afinidad 89 veces mayor que el Sugammadex. Blasco Mariño R (1), Abad Torrent A (2) (1) Residente de Anestesiología y Reanimación. Hospital Universitario Vall d’Hebron de Barcelona. (2) Vicepresidenta de GATIV. Servicio de Anestesiología y Reanimación. Calabadion La introducción de los bloqueantes neuromusculares (BNM) revolucionó la práctica de la anestesia.

Del curare a nuestro días En sus inicios, la utilización de D-tubocurarina incrementó la tasa de mortalidad seis veces debido a la relajación residual de los músculos respiratorios en el periodo postoperatorio, pero la ventilación mecánica y la reversión del bloqueo neuromuscular con anticolinesterásicos redujo considerablemente dicha complicación. Hoy en día disponemos de dos grupos de relajantes musculares: los despolarizantes como la succinilcolina y los no despolarizantes. Monitorización neuromuscular. Intravenous anaesthesia: No. 6 (1944) Pt. 1 of 2. Remimazolam: ¿Benzodiacepina u opiáceo? Remimazolam (CNS 7056) Remimazolam (CNS 7056) es una novedad farmacológica, aún no comercializada, que ha sido desarrollada por PAION, en colaboración con la compañía japonesa ONO Pharmaceutical Co., Ltd (ONO).

Remimazolam: ¿Benzodiacepina u opiáceo?

El perfil de este nuevo fármaco puede ser prometedor para su uso en la inducción anestésica y la sedación en procedimientos invasivos menores como las endoscopias, las broncoscopias o en la unidad de cuidados intensivos. La aprobación final por la UE para ser utilizado en anestesia general podría producirse a principios del 2017. Combina las propiedades de dos fármacos bien conocidos: Midazolam y Remifentanilo. Actúa sobre los receptores GABA -alfa, como el midazolam, y tiene el metabolismo-órgano independiente como el remifentanilo. Su vía primaria de metabolización no se realiza a través del Citocromo P-450, por lo que no está sujeto a demasiadas interacciones farmacológicas y posee una farmacocinética predecible.

The Influence of Age on Propofol Pharmacodynamics. Influence of Age and Gender on the Pharmacokinetics and Pharmacodynamics of Remifentanil: I. Model Development. Pharmacokinetics and Pharmacodynamics of Remifentanil: II. Model Application. Influence of Administration Rate on Propofol Plasma–Effect Site Equilibration. 4_782. Comparison of recovery effect for sufentanil and remifentanil anesthesia with TCI in laparoscopic radical resection during colorectal cancer. Drugs.com Medication Guide. Propofol. Remifentanil. Dexmedetomidina: Fármaco prometedor, pero ¿qué sabemos de "Dex"? El empleo de dexmedetomidina se remonta al uso de la medetomidina en veterinaria.

Dexmedetomidina: Fármaco prometedor, pero ¿qué sabemos de "Dex"?

Es un fármaco imidazolínico compuesto por levomedetomidina (farmacológicamente inactivo) y dexmedetomidina (farmacológicamente activo). Comparte afinidad por los receptores adrenérgicos alfa 2 (RAA2). Se utiliza para la sedación, analgesia y como coadyuvante de la anestesia, disminuyendo los requerimientos anestésicos en los procedimientos que requieren anestesia total intravenosa (TIVA). También proporciona protección neurovegetativa, ansiolisis, y posee efectos cardiovasculares y respiratorios predecibles en dosis dependiente. Así mismo, permite disminuir el uso de analgésicos en dolor quirúrgico posoperatorio, provee sedación con preservación de la memoria, supresión del temblor y mejoría de la recuperación postoperatoria.Fuente: Por su interés y claridad utilizaremos este documento como referencia para el desarrollo de esta entrada.

Existen diversos tipos de Adrenoreceptores: Haz clic en imagen. Ketamina, cuando lo viejo se convierte en algo nuevo - AnestesiaR. La ketamina goza de una posición especial entre los anestésicos.

Ketamina, cuando lo viejo se convierte en algo nuevo - AnestesiaR

Fue introducida en la práctica clínica hace más de 30 años con la esperanza de que funcionara como fármaco “monoanestésico”: que indujera analgesia, amnesia, pérdida de consciencia e inmovilidad. Este sueño no fue satisfecho porque pronto se publicaron efectos colaterales significativos. Con la introducción de otros anestésicos intravenosos, el papel de la ketamina disminuyó rápidamente. Sin embargo, se utiliza todavía en clínica para indicaciones como la inducción de la anestesia en pacientes con shock hemodinámico; inducción de anestesia en pacientes con enfermedad asmática activa; sedación intramuscular de los pacientes que no cooperan, en particular niños; complemento de la anestesia local o regional incompleta; sedación en los ámbitos de cuidados intensivos; y técnicas cortas y dolorosas, como cambios de vendas en pacientes quemados.

Toxicidad urológica por ketamina. ¿Qué hay que saber en anestesiología? Alejandro García-Larrosa.

Toxicidad urológica por ketamina. ¿Qué hay que saber en anestesiología?

Servicio de Urología. Hospital de Viladecans. Artículo Original: Cistitis y disfunción vesical asociada al consumo de ketamina García-Larrosa, A.; Castillo, C.; Ventura, M.; Lorente, J.A.; Bielsa, O.; Arango, O. Actas Urol Esp. 2012;36:60-4. Introducción Recientemente se ha descrito la toxicidad que puede producir la ketamina sobre el tracto urinario. Síntesis del artículo Estudio transversal en el que se valoró a 13 consumidores de ketamina con fines lúdicos. Seis de los pacientes refirieron polaquiuria (micciones cada 42 minutos), nocturia (media de 3 micciones nocturnas), disuria, urgencia, incontinencia, disminución del caudal y dolor hipogástrico y/o perineal. Los consumidores de ketamina asintomáticos detallaron un consumo medio de 1,03 g/día (desviación estándar [DE] 0,92), con una frecuencia de consumo inferior a 3 veces a la semana. Se observó la remisión completa del cuadro en un paciente a las 8 semanas de haber dejado el consumo de ketamina.