background preloader

EVOLUCION

Facebook Twitter

Encuentran vida en uno de los lugares más inhóspitos de la Tierra. Las piscinas de agua que crean el paisaje pueden alcanzar los 109ºC de temperatura. EFE Un equipo de investigadores de todo el mundo, liderado por españoles, ha descubierto la existencia de microorganismos en uno de los lugares más inhóspitos de la Tierra: el volcán de Dallol, en Etiopía. Este hallazgo supone un punto de inflexión sobre los límites de habitabilidad dentro y fuera del palneta azul.

Según el estudio, publicado hoy en Nature Scientific Reports, podrían ser miembros de la Orden Nanohaloarchaea. Felipe Gómez, del Centro de Astrobiología, aclara que son "pequeñas bacterias 'incrustadas' en las capas de sal depositadas sobre las chimeneas geotermales". Se trata de "la primera evidencia morfológica y molecular de organismos en este novedoso ambiente multiextremo", añade Gómez. Un ambiente determinado por su peculiar localización. Se encuentra entre tres placas tectónicas: la de Nubia, la Somalí y la Arábiga. Encuentran vida en uno de los lugares más inhóspitos de la Tierra. El tórax de los neandertales estaba adaptado para conseguir más oxígeno en la respiración. Un cráneo de sapiens y otro de neandertal. (WIKIMEDIA) El tórax del hombre de Neandertal era considerablemente más amplio en la parte inferior que el del Homo sapiens, lo que le permitía inhalar más oxígeno, según un estudio realizado por investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales y de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM).

El trabajo, publicado en Journal of Human Evolution, se basa en el análisis de restos fósiles de la cueva de El Sidrón (Asturias), el yacimiento neandertal más importante de la Península Ibérica. El hombre de Neandertal fue una especie humana inteligente que convivió con el Homo sapiens y que se extinguió hace 40.000 años. La principal característica de los neandertales era su gran masa muscular que, según los especialistas, conllevaría un gran aporte de aire al organismo, ya que el tejido muscular es un gran consumidor de oxígeno. Los mamíferos se volvieron animales diurnos tras la extinción de los dinosaurios. Ilustración de la University College de Londres de unos mamíferos en la época de los dinosaurios.

(UNIVERSITY COLLEGE LONDON) Los mamíferos se convirtieron en animales diurnos poco después de la desaparición de los dinosaurios hace unos 66 millones de años, según revela un estudio publicado este lunes por la revista Nature. La investigación, liderada por University College London (UCL, Reino Unido) y el Museo de Historia Natural Steinhardt de la Universidad de Tel Aviv (Israel), establece el momento en que los vertebrados de sangre caliente adoptaron hábitos diurnos y detalla qué especies cambiaron primero su comportamiento. Su trabajo confirma una de las teorías evolutivas más antiguas, que sostenía que el antepasado común de todos los mamíferos era un animal nocturno. Los expertos de UCL y la Universidad de Tel Aviv analizaron datos de 2.415 especies de mamíferos actuales usando algoritmos informáticos para reconstruir los probables patrones de actividad de sus antepasados. El 40% de los hombres españoles desciende de un antepasado común de hace 4.500 años.

Un grupo de gente en la calle. (EUROPA PRESS) El 40% de los hombres españoles y portugueses y el 70% de los vascos desciende de un antepasado común que vivió hace 4.500 años, según un estudio genético realizado a casi 3.000 hombres de la Península Ibérica y Francia. La investigación, hecha por el Instituto de Biología Evolución de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, el CSIC y la Universidad del País Vasco, puede tener aplicaciones en el estudio de las migraciones humanas, en la identificación genética de casos criminales y en genealogía. El trabajo, que publica la revista Scientific Reports, ha estudiado las frecuencias en hombres ibéricos y franceses de una variante genética, que sólo supone el 1% de todo el genoma masculino, pero que es la responsable de que los hombres sean anatómicamente hombres.

En el caso de la variante R1b-DF27, los autores aseguran que se originó hace entre 4.000 y 4.500 años, y lo más probable es que apareciera en el noreste de la Península. Unas huellas de 5,7 millones de años desafían la teoría evolutiva humana. Imagen de las huellas de 5,7 millones de años encontradas en Creta. (EUROPA PRESS) Unas huellas humanas recientemente descubiertas en la isla de Creta (Grecia) pueden poner a prueba la teoría establecida sobre la evolución temprana de nuestra especie. Las huellas tienen aproximadamente 5,7 millones de años de antigüedad, en un momento en que investigaciones anteriores ponen a nuestros antepasados en África con pies parecidos a los de un mono. Desde el descubrimiento de los fósiles de Australopithecus en África del Sur y del Este hace 60 años, el origen del linaje humano se ha situado en África. El descubrimiento de huellas humanas de 5,7 millones de años en Creta, publicado en línea ahora en Proceedings of the Geologists' Association por un equipo internacional de investigadores, con participación de la Universidad de Uppsala (Suecia), derriba esta imagen y sugiere una realidad más compleja.

Descubren los fósiles de 'Homo sapiens' más antiguos, de hace 300.000 años. Imagen de uno de los 'Homo Sapiens' encontrados en Jebel Irhoud. (Philipp Gunz, MPI EVA Leipzig) Un equipo de investigación internacional dirigido por Jean-Jacques Hublin, del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, en Leipzig, Alemania, y Abdelouahed Ben-Ncer, del Instituto Nacional de Arqueología y Patrimonio (INSAP), en Rabat, Marruecos, han descubierto huesos fósiles de Homo sapiens con herramientas de piedra y huesos de animales en Jebel Irhoud, Marruecos. Los hallazgos datan de hace unos 300.000 años y representan la evidencia fósil más antigua y seguramente datada de la especie humana, según los autores, ya que es una fecha 100.000 años antes que los anteriores fósiles de 'Homo sapiens' más antiguos.

Los descubrimientos -detallados en dos artículos que se publican en la edición de este jueves de la revista Nature- revelan una compleja historia evolutiva de la humanidad que probablemente involucró a todo el continente africano. Los primeros 'Homo' habitaron zonas áridas y de pastizales. Científicos de EE UU han constatado que los antepasados más antiguos del hombre actual habitaron una zona árida y de extensas llanuras cubierta de pastizales, según revela un estudio que ha publicado este lunes la revista Nature. La investigación, desarrollada por la Arizona State University (ASU), aporta los primeros datos sobre el contexto ecológico de la época en que tuvo lugar el proceso de transición del australopiteco al Homo. Esa evaluación arroja luz sobre el entorno del fósil del homínido hallado en 2013 por expertos de la ASU en el yacimiento Ledi-Geraru en la región de Afar, en Etiopía, que, con 2,8 millones de años de antigüedad, se convirtió en el más antiguo encontrado hasta ahora del género Homo, al que pertenece el hombre actual.

El análisis de ese fósil apuntó entonces a que la divergencia de nuestro género ocurrió casi medio millón de años antes de lo que se había concluido anteriormente. Encuentran en Australia el rastro más antiguo de vida terrestre. Burbujas esféricas consideradas restos de vida microbial, preservadas en rocas de 3.480 millones de años de antigüedad en depósitos de aguas termales de Pilbara, Australia. (UNSW) Un grupo de científicos halló la evidencia más antigua de vida terrestre en depósitos de aguas termales de Pilbara, en el noroeste de Australia, de unos 3.480 millones de años de antigüedad, informaron este martes fuentes académicas. Hasta ahora, los restos de vida microbial más antiguos eran los encontrados en depósitos sudafricanos ricos en materia orgánica de entre 2.700 a 2.900 millones de años de antigüedad, según informa la Universidad de Nueva Gales del Sur (UNSW).

"Nuestro emocionante hallazgo no solo extiende el récord de vida de un depósito de aguas termales a 3.000 millones de años sino que indica que había vida en la parte terrestre mucho antes de lo que se pensaba", dijo la autora del estudio, Tara Djokic, en un comunicado. Gracias a una nueva técnica, los paleontólogos ya no necesitarán fósiles para analizar el ADN. Hasta ahora, el principal problema de los paleontólogos era la escasez de fósiles, una herramienta básica para encajar las piezas del puzzle de la evolución. Pero los fósiles ya no son esenciales porque un equipo internacional de científicos ha ideado una técnica que permite extraer ADN de los sedimentos.

El nuevo método, que revolucionará el panorama arqueológico, permite extraer los restos de ADN que se conservan en los sedimentos de los yacimientos arqueológicos, según detalla la revista Science. La técnica dará un vuelco al trabajo de los paleontólogos porque "lo normal es que los yacimientos carezcan de restos óseos para analizar y las muestras que existen y que ya están catalogadas". Las muestras neandertales, por ejemplo, son las mismas desde hace una década"Las muestras neandertales, por ejemplo, son las mismas desde hace una década. Todo eso limitaba nuestro trabajo cada vez más", explicó a Efe el paleogenetista del Instituto de Biología Evolutiva (IBE), Carles Lalueza-Fox.

¿Mató el humano al hobbit? Su codescubridor dice que no | Ciencias mixtas. El llamado hobbit de la isla de Flores, más formalmente conocido en sociedad como Homo floresiensis, es una china fósil en el zapato de los paleoantropólogos. Recientemente publiqué un reportaje sobre hallazgos recientes que han venido a sacudir las ramas del árbol de la evolución humana, nunca bien definido, pero que cada vez es menos árbol y más otra cosa. Y entre todas estas piezas que empujan a las ya existentes, un clásico bicho raro en la familia humana es el Homo floresiensis, un hombrecillo de un metro que vivió en la isla de Flores, en Indonesia. El paleoantropólogo australiano Peter Brown, codescubridor del hobbit de Flores.

Imagen de P. B. Sus restos fueron descubiertos en 2003 en la cueva de Liang Bua por un equipo bajo la dirección del australiano Mike Morwood y el indonesio Raden Soejono, ambos arqueólogos y ambos ya fallecidos. No buscaban nuevos humanos, sino restos de la migración desde Asia hacia Oceanía. Cráneos de ‘Homo floresiensis’ (izquierda) y ‘Homo sapiens’. La diferencia entre Homo Sapiens y Neardenthales podría estar en su dieta, según un estudio. Una dieta propia de la "Glaciación", consistente en gran cantidad de proteínas, provocó diferencias anatómicas en el Neardenthal que lo diferenciaron para siempre del Homo Sapiens, sugiere un estudio de la Universidad de Tel Aviv. Los Neardenthales, morfológicamente más robustos, con una caja torácica más amplia y una pelvis más extensa, conjunto definido por los investigadores como "de campana" -en relación a la forma de "barril" de los Homo Sapiens-, habitaron la Tierra hace entre 230.000 y unos 40.000 años atrás, aunque algunos hallazgos datan a algunas poblaciones hace 28.000 años.

En apariencia, ambos eran bastante parecidos, convivieron en el tiempo y se aparearon, si bien el Neardenthal tenía un cráneo más amplio y nariz prominente, aunque no fueron éstas las diferencias que llamaron la atención de los investigadores. Necesidad de cazar Impacto de la dieta en el desarrollo morfológico Pudo llevar a su extinción "Somos humanos desde hace 2,5 millones de años. ¿Exterminó el 'sapiens' al 'hobbit'? | Ciencia. Desde que en 2004 se descubrieran en la isla de Flores (Indonesia) los restos de lo que parecía ser una nueva especie de homínido el interés y el debate científico sobre su origen y las causas de su reducido tamaño no han dejado de aumentar. Bautizado como Homo floresiensis, y conocido popularmente como hobbit, apenas medían 106 centímetros y destacaba su reducida capacidad craneal y ausencia de mandíbula.

Ahora, un nuevo estudio sugiere que esta especie enana desapareció mucho antes de lo que se creía, y que quizás los humanos modernos tuvieron algo que ver con su extinción. Poco se sabe sobre esta especie y han sido varias las teorías que trataban de explicar su morfología, desde que sufría deformidades provocadas por cretinismo hasta que en realidad los restos se trataban de un Homo sapiens afectado de microcefalia. Además, aquello sobre lo que se tenía mayor certeza, la época en la que vivieron, también parece estar equivocado. Un vídeo que muestra las pruebas de la evolución en el cuerpo se viraliza en Facebook. Un vídeo que muestra las pruebas que tenemos en nuestro propio cuerpo de la evolución se ha viralizado en Facebook, donde en apenas nueve días tiene casi dos millones de reproducciones, a los que hay que sumar los 14 millones que lleva en YouTube.

El vídeo lo ha creado la web estadounidense Vox, y en él se explica que hay signos en nuestro cuerpo que nos dan información acerca de nuestros ancestros. Así, está el músculo palmaris longus, en la muñeca, que era fundamental para trepar por los árboles pero que ya no lo es. Entre un 10 y un 15% de la población ya no lo tiene. A veces se usa en cirugía reconstructiva. Otro ejemplo son unos músculos que hay alrededor de las orejas, y son los que a algunas personas les permiten moverlas. Antiguamente servían para localizar sonidos, sobre todo en caso de peligro.

Vox recuerda que en Estados Unidos, el 42% de los ciudadanos no cree en la evolución. ¿Acabó el canibalismo con los neandertales? Los neandertales, la otra especie humana inteligente, desapareció hace unos 40.000 años de Europa, donde había vivido durante 300.000, por causas que todavía son un misterio, uno de los más grandes de la historia de la evolución humana. Existen diferentes hipótesis sobre esta extinción, como los efectos de un cambio climático, aunque una de las más fuertes la relaciona con la presión ejercida por la llegada de los Homo sapiens, anatómica y genéticamente diferentes, con quienes coincidieron durante un buen número de generaciones.

El último estudio de un equipo de investigadores españoles va por esta misma línea, aunque añade un factor inquietante: el canibalismo. Jordi Agustí, profesor de investigación ICREA del Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES) en Tarragona, y Xavier Rubio-Campillo, del Centro de Supercomputación de Barcelona, han escrito los resultados de su trabajo en la revista Quaternary International. Tener ADN neandertal incrementa el riesgo de sufrir hasta 12 enfermedades. El haber heredado ADN de los neandertales sitúa a las personas de origen euro-asiático en mayor riesgo de sufrir hasta 12 dolencias, desde el infarto a la depresión, según un nuevo estudio publicado hoy por la revista Science. Conocer el tipo de ADN neandertal que tiene una persona puede ayudar al doctor a determinar su riesgo de caer en la adicción a la nicotina o de sufrir problemas neurológicos o psiquiátricos, según explica en una entrevista con Efe Tony Capra, investigador principal del estudio.

Los humanos anatómicamente modernos se mezclaron con hombres más antiguos como los neandertales cuando salieron de África alrededor de 60.000 años atrás, por eso una pequeña fracción de los genomas del hombre moderno no africano está compuesta de ADN de los neandertales. Sin embargo, esa variante se ha convertido en perjudicial hoy en día, porque la hipercoagulación incrementa el riesgo de sufrir un infarto, una embolia pulmonar o complicaciones durante el embarazo. El ADN nuclear relaciona a los homínidos de Atapuerca con los neandertales. Expertos piden que deje de usarse la palabra Neandertal como un insulto lleno de prejuicios. Los misteriosos ´hobbits´ de la isla de Flores no eran humanos. La cara humana ha evolucionado en función del tamaño del cerebro. 6 millones de años de evolución humana, en un minuto. ¿Hemos parado ya de evolucionar? España ha quintuplicado su consumo de carne en el último medio siglo. La vida podría haber aparecido en la Tierra hace 4100 millones de años.

Un nuevo primate podría ser el último nexo común entre gibones y humanos. Los mamuts se extinguieron por no tener una dieta equilibrada. Tener las caderas anchas favorece el buen sexo - Con derecho a roce. Todos los que tienen ojos azules descienden de una misma persona. Genética: Los comportamientos que adquieren nuestros padres nos marcan.

Demuestran que ya había vida en la Tierra hace 4.100 millones de años. ¿Cómo estiró el cuello la jirafa? | Ciencias mixtas. Hallan en el Himalaya un pez con cabeza de serpiente que camina. «Homo naledi», el «eslabón perdido», caminaba y usaba sus manos como nosotros. La actividad volcánica contribuyó a la extinción de los dinosaurios. El proyecto 1000 Genomas concluye el primer inventario de la variedad genética humana. ¿Pudo la endogamia acabar con los neandertales? El lenguaje humano nació hace al menos 400.000 años. El rostro masculino evolucionó para reducir el efecto de los puñetazos, según un estudio. Observan por primera vez a chimpancés enseñando nuevas habilidades. Los inuit, protegidos genéticamente de las grasas.

Simpático corto de animación sobre la evolución de la especie humana | Ya está el listo que todo lo sabe. 15 de septiembre de 1835: 180 años de la llegada de Darwin a las Galápagos. Los restos de Atapuerca sugieren un nuevo esquema de evolución humana. Homo naledi, una nueva especie de homo con rasgos de Australopithecus. La carta de Charles Darwin en la que decía que no creía ni en Jesús ni en la Biblia, a subasta. Atapuerca reorganiza el modelo de la evolución humana. ¿Los restos de una persona ahogada en el diluvio universal? | Ciencia para llevar. Un segundo código genético podría explicar el origen de la vida. Expertos españoles descubren indicios de que los neandertales se comían a sus muertos. Los neandertales crearon las primeras joyas humanas hace 130.000 años. Hallan el esqueleto 'Little Foot' de un Australopithecus contemporáneo de 'Lucy' El genoma humano contiene genes donados por microbios | Ciencia. Científicos sitúan al género 'Homo' hace 2,8 millones de años.

Vuelve el hobbit | Ciencia. Los europeos tienen genes de tres grupos humanos ancestrales. Cultura. Los neandertales coincidieron hasta 5.400 años con los humanos en Europa. Un hallazgo en Atapuerca data la presencia de homínidos de 1,3 millones de años en el yacimiento. Cuando la televisión española prohibió la palabra “evolución” La paradoja del «homo»: los dientes más pequeños y el cerebro más grande. Un cráneo de hace 55.00 años relaciona al hombre moderno con los neandertales.

La herencia contra el frío del neandertal. Un cráneo hallado en Israel arroja datos sobre los primeros humanos europeos. En busca del primer hijo entre neandertales y sapiens | Ciencia. ¿Qué lengua hablaban los neandertales? El esqueleto más ligero de los humanos tiene un origen reciente y está vinculado al sedentarismo. Fragmentos del ADN de los neardental presentes en humanos modernos. Los monos cruzaron a América del Sur desde África.

Darwin tenía razón: la endogamia perjudicó a su estirpe | Ciencia. Homo, único primate cuyo tamaño de dientes decrece al aumentar el de cerebro.