background preloader

Fisica

Facebook Twitter

Dos físicos demuestran que turcos y rusos mienten sobre el caza abatido en Siria. Tom van Doorsslaere y Giovanni Lapenta son dos astrofísicos de la Universidad de Leuven en Bélgica, y por tanto de quienes menos podríais esperaros un comentario político sobre la crisis entre Turquía y Rusia posterior al abatimiento del caza ruso a manos del ejército de Erdogán sobre la frontera turco-siria.

Dos físicos demuestran que turcos y rusos mienten sobre el caza abatido en Siria

Pues bien, no te has equivocado de sitio, este sigue siendo un blog de ciencia y hoy hablaremos del modo en que estos dos científicos han utilizado simple mecánica newtoniana para demostrar que tanto lo que cuenta Putin, como lo que cuentan los otomanos, es mentira. [Relacionado: ¿Cómo resiste un avión el impacto de un rayo?] Para los autores de este trabajo, si nos atenemos a las fuentes oficiales de los gobiernos turco y ruso y a los vídeos aportados, las cosas no sucedieron como sostienen las partes en conflicto. La ciencia en cambio dice otra cosa. En el vídeo del incidente puede verse que uno de los dos cazas es alcanzado y comienza a caer hacia el suelo. 2ºC: El punto crítico de nuestro planeta. Dos grados...

2ºC: El punto crítico de nuestro planeta

Tal vez no sea el fin del mundo, ni el techo para la supervivencia de la especie humana. Pero sí el inicio de la curva peligrosa del cambio climático, en opinión de la mayoría de los científicos. Unos creen incluso que la alerta roja debería saltar antes, con un grado y medio. Aunque para otros fijar un máximo de temperatura en la superficie del planeta (como si fuera un límite de velocidad) es una medida muy simple para un asunto tan complejo. «Efectivamente, es una manera de simplificar el problema», reconoce el profesor Nigel Arnell, de la Universidad de Reading.

Por encima de esa línea, saltan las alarmas: las olas de calor afectarían a la mitad de la población mundial, las sequías serían el pan de cada día en el Meditarráneo, la producción de alimentos se reduciría ostensiblemente y se multiplicaría el número de especies en vías de extinción. El tira y afloja entre los dos grados y el 1,5 fue la chinita en el zapato durante la cumbre de Copenhague en 2009. La manera correcta de servir la leche (y su explicación científica)

Es posible que muchos hayáis visto por internet algún vídeo de trucos y consejos entre los que descubrimos que llevamos toda la vida sirviendo mal la leche de brick.

La manera correcta de servir la leche (y su explicación científica)

Resulta que la manera correcta de servir la leche es con la boca del brick hacia arriba y no hacia abajo, como nuestra intuición nos pide hacerlo. Y es que lo lógico parece poner la boca lo más cerca posible del vaso para no salirse, pero hay una explicación científica para hacerlo al revés. ¿Por qué es mejor servir la leche con la boca hacia arriba? En el vídeo sobre estas líneas hemos resumido la explicación científica de por qué es mejor servir la leche con la boca hacia arriba, pero vamos a intentar contarlo un poco más detalladamente.

Es algo que tiene que ver con el hecho de que los gases (de los que está compuesto el aire que respiramos) se desplazan siempre de zonas con más presión a zonas con menos presión. ¿Y por qué con la boca arriba esto no pasa? Para que luego digan que la física no sirve para nada. Por qué la Luna está inclinada. Una de las teorías más aceptadas sobre la formación de la Luna es que nuestro satélite surgió de los fragmentos expulsados ​​por la colisión de un objeto de tamaño planetario con la Tierra primitiva.

Por qué la Luna está inclinada

Sin embargo, los modelos predicen que, tras ese impacto, la órbita lunar debería haberse quedado en el plano ecuatorial de nuestro planeta. Pero no fue así. Aunque al principio se situara en ese plano, algo pasó después, porque ahora la órbita de la Luna está inclinada unos 5°, diez veces más de lo esperado. Por eso los eclipses se producen solo en dos puntos de su trayectoria y aproximadamente cada seis meses, en lugar de uno al mes.

Esta discrepancia entre la teoría y la realidad se conoce desde hace tiempo como el ‘problema de la inclinación lunar’, pero ahora una pareja de investigadores del Observatorio de la Costa Azul (Francia) presentan una posible solución en la revista Nature. Rafa Nadal: ciencia y anticiencia. Rafa Nadal en la final del Open de Australia 2017.

Rafa Nadal: ciencia y anticiencia

Fotografía: Cordon. Rafa Nadal, el mejor deportista español de la historia, ha resurgido de sus cenizas. Cuando poca gente pensaba que volvería a brillar en un Grand Slam, el tenista mallorquín ha dado toda una exhibición en el Open de Australia. Lo que poca gente conoce es que tras la evolución en el juego de Rafa se esconden nuevos avances tecnológicos y diferentes disciplinas científicas. Desgraciadamente Rafa Nadal, en mi modesta opinión, se equivoca apoyando ciertas prácticas anticientíficas. Una de las grandes revoluciones en el juego de Rafa es su derecha.

¿Cómo ha ayudado el big data a mejorar el juego del tenista español? El equipo técnico de Nadal decidió que lo mejor era cambiar el cordaje de su raqueta. En pistas duras como las del Open de Australia la pelota tiende a moverse más rápida. Usain Bolt podría volar en Titán.