background preloader

Articulo nest

Facebook Twitter

¿Por qué los espacios de coworking llegaron para quedarse? La dinámica de los nuevos emprendimientos no requiere de espacios amplios ni propios, por lo que la renta de oficinas por hora o día se vuelve cada vez más rentable y atractivo para ese nicho de mercado. Entérate por qué. Por Karsten Strauss Dado el gran interés actual por los startups, más y más jóvenes empresarios están buscando instalaciones de coworking (trabajo colaborativo) para hacerse de un espacio de oficinas relativamente barato.

Además de WiFi, fax, salas de conferencias, cocina y áreas de preparación de bocadillos, estos espacios de negocios en renta también ofrecen a las nuevas empresas la oportunidad de codearse con otras personas en su ámbito. “Es una evolución natural de la tecnología”, dice Sande Golgart, vicepresidente regional occidental de Regus, el proveedor de espacios flexibles de trabajo. El aspecto social del trabajo colaborativo se ha convertido también en un fuerte atractivo.

Coworking: espacios laborales alternativos para jóvenes | Capital21. ¿No trabajas en una oficina pero trabajar en tu casa no te funciona? ¿Sabías que existen espacios alternativos en donde puedes trabajar, compartiendo lugar con otros jóvenes que trabajan por su cuenta? Conoce estos lugares de coworking en la Ciudad de México.

Trabajar desde casa es una gran opción, sin embargo, en tu hogar existen demasiados factores que distraen tu atención y posiblemente no tengas la infraestructura adecuada para llevar a cabo las tareas que tienes como freelance o joven empresario (o simplemente no quieres aburrirte chambeando a solas). Para estos casos existen espacios donde se puede realizar coworking en la Ciudad de México, una nueva forma de trabajar. ¿De qué se trata el coworking? El coworking es un espacio común de trabajo en el que se comparten servicios, instalaciones e infraestructura.

Conoce algunas de las opciones de espacios de coworking en la Ciudad de México: Urban Station Servicios: ¿Dónde? Moliere 68. Archipiélago ¡Conoce mejor Archipiélago! Centraal iVO Av. La falsa productividad de trabajar muchas horas. La falsa productividad de trabajar muchas horas Posted on Wed, Jul 03, 2013 Desde hace ya algún tiempo, son varios los estudios e investigaciones que se ponen de acuerdo en la afirmación de una misma idea: aquellos empleados con jornadas laborales superiores a las 40 horas semanales acaban resultando improductivos.

Este exceso de horas que se produce agota física y mentalmente a los trabajadores, que terminan por inutilizar esas horas extras -muchas veces innecesarias- y que no mejoran su productividad. Para muchos empresarios y trabajadores, tanto de nuevos negocios como de aquellos fuertemente posicionados en el mercado, las largas jornadas y las horas extra significan casi más una especie de “servicio de honor y respeto” hacia la empresa que auténticas horas productivas. Al menos en España, está erróneamente bien visto quedarse más tiempo en la oficina que el jefe, hacer muchas horabs extra y salir el último por la puerta. En México el trabajo implica más horas y menos salario. POR: Ana Paula Flores En su reporte Society at a Glance (La Sociedad en un Vistazo), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), reveló que son los mexicanos los que tienen más horas de trabajo al día, ya sea de manera remunerada y no remunerada.

De acuerdo con este indicador, en México se trabajan 10 horas al día, mientras que el promedio de la organización es de ocho horas de trabajo. Le siguen a México, Japón, Portugal, Canadá, Estonia, Austria, China, Nueva Zelanda, Estados Unidos, Eslovenia y Suecia. Sin embargo, en Japón y China es mayor la proporción de tiempo de trabajo pagado que el no pagado. Los países que tienen menos horas de trabajo al día son: Bélgica, Dinamarca, Alemania, Sudáfrica, Francia, Holanda, Finlandia, Noruega, Reino Unido e Italia.

Los mexicanos son también los que realizan más horas de trabajo no pagado al día: tres horas; en tanto, los coreanos son los que menos horas de trabajo no pagado al día realizan: una hora, 19 minutos. Una breve historia del co-workingYoung Marketing. Es cierto que los espacios de coworking se hacen cada vez más populares alrededor del mundo y se han convertido en una tendencia en el entorno laboral que no pasa desapercibida. Son espacios diseñados para que el trabajo de las personas dentro de ellos fluya aún cuando no todas hagan parte de una misma compañía u organización, enfatizando en la sinergia que pueda existir entre personas que piensan y trabajan de manera similar. Es un modelo de trabajo más flexible y orientado a la realización de proyectos.

En 1995 se fundó en Berlin C-base, uno de los primeros hacklabs en el mundo: espacios orientados al trabajo en comunidad bajo la línea de la ciencia, las nuevas tecnologías y el mundo digital, que ofrecen un lugar para que las personas se conozcan y colaboren en diferentes proyectos. Estos hacklabs son los predecesores de los espacios de coworking como los conocemos hoy en día. Fuente imagen: Fuente imagen: Entrevistamos a Bradley Neuberg, creador del concepto Coworking. Si estás dentro del mundo del coworking, el nombre Bradley Neuberg tiene que estar entre lo más alto de tu canon como coworker.

Ingeniero de software y humanista, interesado en el futuro de la edición, los eBooks, HTML5 y JavaScript, Brad es también conocido alrededor del mundo por ser el fundador y promotor de uno de los movimientos más revolucionarios dentro de las formas de hacer trabajo hoy día: coworking. El equipo blogger de BCNewt, coworking en Barcelona, tuvo la oportunidad de charlar largo y tendido con Brad. Nosotros desde Barcelona; él desde San Francisco. El intercambio de preguntas y respuestas, muchas sobre la historia de esta iniciativa, otras sobre su vida y sus opiniones acerca del concepto, se intercalaron con las anécdotas que verán publicadas a lo largo del post.

Una charla que no sólo se centró en el coworking pero que, sin embargo, tuvo siempre presente los conceptos de comunidad y pasión por el trabajo bien hecho. BN: Esa afirmación puede ser muy fuerte.