background preloader

La aceleración como estrategia educativa: modalidades (2)

Es bastante común que la aceleración se confunda con avanzar uno o más cursos, lo cual es una posibilidad, pero en modo alguno ni la única ni la más conveniente en la mayor parte de las ocasiones. Se toma así, el todo por una de sus partes. Es preciso distinguir entre diversas opciones que se pueden agrupar de diversos modos. Uno muy clásico es diferenciar entre las opciones de "grade skipping" y "subject skipping". La primera se iguala a las opciones de avance de uno o más cursos enteros, mientras que la otra se refiere al avance de materias. En cualquier caso, cuando se estudia la aceleración, como hicimos en la entrada anterior, es preciso ir al fondo de la cuestión y ligarla, a mi juicio, con tres dimensiones: Velocidad, Amplitud y Profundidad. A continuación inserto una tabla en la que se presentan diversas opciones que permiten llegar a ese ajuste óptimo del curriculo a las necesidaes de los escolares.

https://www.javiertouron.es/la-aceleracion-como-estrategia_8/

Related:  La aceleración como Estrategia EducativamjbercedoLa aceleración como Estrategia EducativaLa aceleración como estrategia educativaLA ACELLARACIÓN COMO ESTRATEGIA EDUCATIVA

La aceleración como estrategia educativa: aclarando conceptos (1) Hace mucho tiempo que tengo ganas de escribir sobre este tema que he estudiado a fondo desde hace muchos años, pero por unas u otras razones nunca he visto el momento de poder hacerlo con sosiego, pues es un tema delicado y no siempre bien entendido. Más bien habría que decir, generalmente, mal entendido Recuerdo que en 1995 nos solicitaron del Ministerio un informe de nuestra posición sobre la "flexibilización curricular". Estábamos entonces estudiando a fondo la aceleración, que es como se llama en la literatura en lengua inglesa.

La aceleración educativa: ¿qué nos recomienda la investigación? (3) Había inicialmente pensado en hacer alguna entrada en torno a la investigación realizada sobre esta estrategia educativa, pero he desistido, pues sería largo, pesado y poco adecuado para un blog. Todas las estrategias que se han presentado en la entrada sobre modalidades han sido objeto de estudio e investigación a lo largo de décadas, por lo que ya se puede suponer que el asunto da mucho de sí; en los trabajos referidos en la entrada primera puede encontrarse abundante información sobre estos estudios que se analizan con detalle, son varios centenares. Me referiré, eso sí, a algunos reports especiales que se han desarrollado en EE.UU. y que son de lectura imprescindible para poder opinar de manera cabal sobre el tema que nos ocupa. Los trataré en entradas posteriores. Es fácil de entender.

La aceleración educativa: ventajas e inconvenientes (4) En educación, como en tantos otros campos del saber y la acción humana, no es posible establecer estrategias a "coste cero". Siempre hay factores que pueden condicionar la eficacia de nuestras acciones, entre otras razones porque somos únicos e irrepetibles, de modo que lo que puede ser adecuado para unos puede no serlo para otros. No hay relaciones absolutas, fijas e inmutables entre las variables. Esto no quiere decir que todo es relativo, más bien debería llevarnos a analizar en cada caso: ¿si esta estrategia funciona en la mayoría de los casos, por qué en este no lo hace?

La aceleración educativa: un análisis sobre las ventajas e inconvenientes (5) Según Southern, Jones y Stanley (1993) la naturaleza de los argumentos y de los contraargumentos sobre la aceleración han sido consistentes, pero los investigadores no los han tratado siempre con la misma intensidad. Un gran número de investigaciones han acumulado los efectos de la aceleración en el desarrollo académico y afectivo, pero las variables de cada dominio han sido definidas de una manera tan amplia, y medidas de una forma tan diversa, que ha sido difícil concluir generalizaciones consistentes (Cornell, Callahan, Bassin y Ramsay, 1991). Los estudios recientes y las revisiones comprensivas, sin embargo, han proporcionado evidencias claras sobre alguno de los efectos mencionados.

La aceleración: ¡Una Nación engañada! (6) Era el año 2004 cuando el Belin-Blank Center de la Universidad de Iowa publicó un informe financiado por la Fundación Templeton que tuvo una extraordinaria repercusión, al menos entre los que nos dedicamos al estudio de la alta capacidad. Hoy, unos años más tarde las cifras son apabullantes: 4 millones de visitas a la web www.nationdeceived.org. 150.000 copias descargadas desde la web, 60.000 copias en papel distribuídas; el 73% de las personas preguntadas afirman que su actitud hacia la aceleración ha mejorado después de visitar la web; disponible en 10 idiomas. Llevaba por título: Una Nación engañada. Cómo las escuelas americanas reprimen el desarrollo de los estudiantes más brillantes de los EE.UU

La aceleración educativa: ¡Una nación empoderada! (7) Se acaba de publicar hace pocos meses otro imponente informe en dos volúmenes que viene a llamar de nuevo la atención sobre la importancia de la aceleración educativa. Esta vez los autores son Susan Assouline, Nicholas Colangelo y Joyce VanTassel-Baska. El título es, una vez más, bien elocuente: Una Nación Empoderada. La evidencia gana a las excusas para reprimir a los jóvenes americanos más brillantes

Rescatar la Pedagogía Diferencial en nuestras aulas: a propósito del agrupamiento por capacidad (1/6) Hace no muchos meses me dediqué a revisar a fondo la investigación disponible sobre el agrupamiento por capacidad, medida que es tan controvertida, particularmente por los que se aferran a la idea de que "la escuela tiene que promover la igualdad". Y lo hice para producir un capítulo que formó parte de un Liber Amicorum que dedicamos al gran amigo y profesor emérito de la Universidad Complutense Arturo de la Orden, uno de los principales exponentes de la Pedagogía Diferencial en nuestro país, secundando al profesor Víctor García Hoz, primer catedrático de Pedagogía Experimental y Diferencial en España. En un artículo que tuve el honor de escribir con dos grandes amigos y colegas (Eduardo López y María Angeles González Galán), en los primeros años 90, señalábamos a propósito de este tema que: "La Pedagogía Diferencial que proponemos, toma como punto de arranque algo que es elemental, la referencia al individuo, a la persona, como sujeto de la educación.

La aceleración: capacidad frente a edad I (8) Sigo avanzando en este tema tan interesante y tan investigado, empleando para ello textos que proceden de un trabajo anterior de Reyero y Tourón (2003) al que ya me he referido en entradas precedentes. Rescato ahora, para esta entrada y la siguiente, unas ideas que son centrales para entender bien el sentido de la aceleración, incluso de ésta frente a otras opciones: contemplar la capacidad de los aprendices y no su edad. Al final, la aceleración se entiende cuando se entiende lo que significa flexibilidad curricular, aprendizaje al propio ritmo, sin ignorar la adaptación del nivel de profundidad, amplitud y reto para adecuarse a las capacidades de los aprendices.

La aceleración: capacidad frente a edad II (9) Siguiendo con la polémica de la edad frente a la capacidad que inicié en la entrada anterior, vamos a continuar desmenuzando un aspecto que es clave para tomar una posición razonable sobre la cuestión que nos ocupa. En el siglo XX emergieron cuatro factores que modificaron la creencia según la cual los alumnos deberían ocupar en la escuela el lugar correspondiente a su nivel de desarrollo y aprendizaje, independientemente de su edad. Estos han sido: la asistencia obligatoria a la escuela para todos los niños;el incremento de las expectativas educativas;el aumento de teorías del desarrollo en la psicología del niño yel gran aumento del número de estudiantes que empezaban a ser educados.

Position paper de la NAGC sobre la aceleración (10) Me parece que ya todo está dicho pero también sé que cuesta hacer entender algunas ideas. Vamos a darle una vuelta más al concepto y oportunidad de la aceleración y para ello voy a incluir en esta entrada la traducción de la postura de la NAGC, como otras que ya ofrecí en el blog anteriormente. El criterio de autoridad siempre es una opción recomendable. La National Association for Gifted Children, resume lo que ya va dicho, pero aquí queda. Poniendo el problema del agrupamiento por capacidad en contexto (2/6) Es difícil encontrar un campo disciplinar, si es que existe, en el que tanto se haya investigado y tan poco se haya influido en la práctica como en el caso de la educación. Y de esto es un claro exponente el divorcio que se da entre la investigación sobre los alumnos de mayor capacidad (de alta capacidad) y la práctica educativa en nuestras escuelas. Es tanto lo que se sabe, basado en evidencias de investigación, y tan poco lo que se pone en acción, tanto lo que se opina y tan poco lo que se fundamentan las opiniones que sonroja, ciertamente. Conviene recordar que la escuela comienza su tendencia a la graduación hacia finales del siglo XIX, lo que ha supuesto ciertos avances organizativos, pero bastantes complicaciones respecto al aprendizaje.

Características cognitivas que hacen necesaria la aceleración de los más capaces (11) Quizá algunos todavía piensen que eso de la aceleración no lo ven claro, a pesar de todo lo que ya se ha explicado. Bueno pues voy a hacer dos entradas sobre las características cognitivas y afectivas que justifican la aceleración como medida educativa para los alumnos más capaces. La investigación y la literatura especializada así lo exponen. Tomo los textos, con adaptaciones menores, del libro de Reyero y Tourón (2003) sobre el desarrollo del talento ya tantas veces citado en entradas anteriores. La premisa fundamental para el empleo de medidas acelerativas es que el ritmo de los programas educativos debe responder a las capacidades y al conocimiento de cada alumno individualmente (Robinson, 1983).

Características afectivas que hacen necesaria la aceleración de los más capaces (12) Las características afectivas proporcionan el punto de vista complementario a las características cognitivas, remitiendo información acerca del desarrollo social y emocional del alumno. La mayoría de ellos se aburrirán y serán impacientes si se les fuerza a estar escolarizados permanentemente con sus compañeros de edad (Clark, 1988), o estándolo se les obliga a seguir su ritmo y a hacer las mismas tareas. La disparidad entre el ritmo de instrucción y sus habilidades demostradas para aprender puede llevar a una falta de atención, aburrimiento, frustración y a conductas sociales y emocionales inapropiadas. VanTassel-Baska (1998) destaca las siguientes características:Sentido de la justicia: muestran un gran sentido de la justicia en las relaciones humanas que a edades superiores se transforma en una atracción hacia las causas que promueven la igualdad social. No hay duda de que el desarrollo cognitivo, por sí solo, no tiene sentido.

Related: