background preloader

Normas de presentación y recomendaciones para el trabajo final

Facebook Twitter

NORMAS PRESENTACIÓN DEL TRABAJO FINAL ESCRITO. Redacción de textos. Recomendaciones para realizar trabajos extensos Estas sugerencias responden de nuevo a la necesidad que algunos universitarios tienen de conocer la forma adecuada de presentar un trabajo.

Redacción de textos

Para ello, han de seguir unas pautas formales básicas, como titular el trabajo, identificar su autoría, paginar, hacer un índice, estructurar el trabajo (con introducción, nudo y conclusiones) y citar las fuentes utilizadas. Además, cabe seguir los pasos comentados con anterioridad, consistentes en reflexionar, hacer después un esquema y luego desarrollar las ideas con claridad. El trabajo se puede presentar encuadernado con canutillo, método que se realiza de forma económica en cualquier reprografía, recordando colocar al final del trabajo una hoja en blanco de cortesía.

El título general constará en letras destacadas; por ejemplo, en negritas, cursivas y mayúsculas (que se acentuarán con normalidad) de tamaño 20. Se usarán corchetes para señalar la omisión de una parte del texto en medio de una cita. Redacción de textos. Además de una correcta presentación, un trabajo de curso ha de tener un contenido serio.

Redacción de textos

Esto no significa que el alumno deba demostrar que sabe más que nadie sobre el tema. A veces esa meta impulsa a algunos imprudentes a copiar despiadadamente sin citar, es decir, a plagiar. Y eso, como dije citando la ley de propiedad intelectual (1/1996), es denunciable. Hay que aprender a redactar trabajos decentes, meta fácil de conseguir con la práctica. Las siguientes sugerencias y correcciones guían en el proceso de redacción. Es sorprendente el contagio pandémico de los malos usos del lenguaje. Un trabajo de curso ha de ser correcto en la forma y en el fondo, con una redacción clara y concisa. La redacción ha de seguir un ritmo ágil, que se preste a una lectura rápida. Se evitarán reiteraciones injustificadas de frases, ideas o palabras. . [1] LÁZARO CARRETER, F. (1997) . [3] En casos como el citado, cuando el artículo forma parte del nombre propio, nunca se contrae con del.

Leonor Zozaya. Cuidar la Redacción de textos. Además de los errores generales ya expuestos en la pestaña 5 titulada Redacción y estilo, con la que se complementan las siguientes líneas, también es frecuente que se cometan otros dislates que incumben principalmente a los signos ortográficos, a la sintaxis y a la gramática.

Cuidar la Redacción de textos

Para evitar los que he detectado con mayor asiduidad, incluyo aquí algunas sugerencias. En cualquier caso, tengan en cuenta que estas son unas pautas generales orientativas, para quien las necesite; pero, para textos especializados, han de seguir los criterios de la editorial que les publique, o los criterios de la Real Academia de la Lengua española en su defecto, que son cambiantes. Con respecto a la puntuación, como norma general, la coma señala una pausa breve, el punto y coma indica una pausa entre dos periodos que no son claramente autónomos, y el punto señala el fin de una oración. Los acrónimos, siglas y abreviaturas pueden ponerse sin punto (es correcto UCM, ONU, CSIC, ANABAD).

CITAR LAS FUENTES. CITAS BIBLIOGRÁFICAS. Los estilos básicos tradicionales de citas bibliográficas son dos.

CITAS BIBLIOGRÁFICAS

Por un lado está el sistema de citas mediante notas al pie de página, también llamado sistema del Cuerpo de Archiveros y Bibliotecarios [1]. Éste permite enriquecer con digresiones el discurso sin interrumpir el ritmo del texto (salvo que esté atiborrado de notas, lo cual es desaconsejable a todas luces). Dicho sistema se ha usado asiduamente en disciplinas históricas tales como la Historia Moderna o la Contemporánea, por mencionar algunos ejemplos. Siguiendo el citado sistema, cabe preguntarse si ha de constar también una bibliografía final. En caso de que el autor pueda elegir, la respuesta depende del criterio de cada quien, pero orienta la extensión del trabajo que se esté haciendo: si es muy breve, basta con las citas al pie de página; si es extenso (como un libro), ha de incluir además una bibliografía final (ordenada por orden alfabético de apellidos).

MARTÍNEZ-MARTÍN, J. CARDIM, P. (1996). Bibliografía: Ficha CLASE. Presentar materiales prácticos elaborados. Ficha de materiales prácticos elaborados.