background preloader

Dolor en el part

Facebook Twitter

La walking epidural: un parto sentido y sin dolor. Part-Criança-Educació. Part-Criança-Educació. Part-Criança-Educació. Fotos de la cronologia - Espai de Criança Natural, Mima'm. Disfruta tu parto, no tengas miedo. Una buena información y preparación ofrece seguridad en las mujeres hacia lo desconocido en el momento de dar a luz Parir es algo natural.

Disfruta tu parto, no tengas miedo

Algo inherente a los mamíferos. Esto es una verdad absoluta. Llevamos haciéndolo desde el comienzo de los tiempos y, sin embargo, suele ser, para muchas mujeres, un gran misterio. Misterio al que muchas se acercan con miedos, dudas, temores que hacen que se bloqueen y las cosas se tuerzan. Sin embargo, ¿qué pasa entonces que tantas mujeres acuden temerosas, incluso llorando a dar a luz? Información, comprensión y cariño. ¿Con qué compararías el dolor del parto? Una de las cuestiones que más preocupa a las futuras mamás es el dolor que sentirán en el parto.

¿Con qué compararías el dolor del parto?

Desde la “maldición” bíblica parirás con dolor los rayos y centellas parecen cernirse sobre nuestros vientres. Sin embargo, el dolor del parto puede ser tan intenso que difícilmente sea descrito haciéndole justicia o tan leve que apenas la mujer se da cuenta de que está dando a luz. Por ello es difícil de describir, y recurrimos en muchos casos a comparaciones con otros dolores.

Vosotras, ¿cómo describiríais el dolor del parto? He escuchado comparaciones (de igualdad, superioridad o inferioridad) referidas a los siguientes dolores: dolor de muelas, regla intensa, retortijones… Posiblemente los más frecuentes son los dolores de vientre y de riñones, los temidos “partos de riñones”. En mi caso concreto, puedo decir que ha habido cierta diferencia para cada uno de mis partos. Guía del Plan de Parto ( el manejo del dolor) El recuerdo del dolor en el parto. El dolor del parto tiene beneficios. El dolor del parto es beneficioso.

El dolor del parto tiene beneficios

Así lo afirma el Dr. Denish Walsh, profesor de matronería en la Universidad de Nothingam y abanderado de la lucha contra la epidemia de epidurales innecesarias. El dolor, explica Walsh, es necesario y beneficioso, y no debe eliminarse de forma protocolaria pues se priva a la madre y al hijo de experiencias y hormonas muy importantes. Walsh, por supuesto, no se opone al uso de la epidural cuando sea precisa, pero aboga por su uso responsable. Alivio del dolor con técnicas no farmacológicas (apoyo continuo) Existen estudios avalados científicamente que han demostrado lo que como intuición ya percibimos con verdadero, que el apoyo continuo a la parturienta es uno de los métodos mas efectivos para paliar la sensación dolorosa.

Alivio del dolor con técnicas no farmacológicas (apoyo continuo)

La persona que acompaña y apoya a la madre debe ser de su confianza, tratarla con respeto y sin juzgarla y conocer sus deseos sobre su parto. Aliviar el dolor con técnicas no farmacológicas (libertad de movimientos) Alivio del dolor con técnicas no farmacológicas (Introducción) ¿Qué es el parto de riñones? Así como hace unos días hablábamos del parto seco, expresión utilizada para cuando se produce la rotura de la bolsa antes que las contracciones, también existe el llamado parto de riñones.

¿Qué es el parto de riñones?

No se debe estrictamente a un tipo de parto ni por supuesto a expulsar los riñones. La expresión parto de riñones se utiliza para mencionar el parto cuyo dolor al producirse las contracciones se localiza en la parte baja de la espalda. Puede deberse a la posición del bebé dentro del vientre, porque su cabeza presiona la espalda de la madre, por la forma del útero o simplemente porque la mujer tiene mayor sensibilidad en la zona lumbar, pero no influye en el progreso del parto. Hay mujeres que apenas sienten dolor en la parte delantera cuando se produce una contracción pero sufren un intenso dolor en la espalda a la altura de los riñones. Se cree que un tercio de las embarazadas sienten este tipo de dolor al momento de dar a luz. El 70% de las embarazadas que piden un parto natural acaban cambiando de opinión. De un tiempo a esta parte la lucha de muchos profesionales y sobretodo de muchas madres por hacer que los partos hospitalarios sean partos naturales está siendo positiva.

El 70% de las embarazadas que piden un parto natural acaban cambiando de opinión

Cada vez más centros se acogen a protocolos respetuosos y cada vez más madres eligen parir con las menores intervenciones médicas posibles, si el parto lo permite. Sin embargo, son muchas todavía las mujeres que deciden parir sin anestesia y con pocas intervenciones que en el transcurso del parto acaban solicitando anestesia epidural, acto que provoca otras intervenciones de manera casi obligatoria, como el uso de oxitocina o la posición de litotomía (tumbada) para llevar a cabo el parto. En Valencia han cuantificado dichos datos y han visto que, en principio, el 70% de las mujeres eligen un parto no medicalizado. Parto sin epidural, ¿una opción para todas las embarazadas? Cada vez son más los que animan a las mujeres a vivir la experiencia de un parto natural en un intento por acabar con el exceso de intervencionismo que han sufrido los partos en los últimos años.

Parto sin epidural, ¿una opción para todas las embarazadas?

Hablamos de partos respetados, naturales o humanizados y, de alguna forma, asumimos que una de las premisas fundamentales para disfrutar de este tipo de parto es no recurrir a la anestesia epidural. Parto sin epidural, ¿duele mucho? Hablábamos el otro día sobre si el parto sin epidural es ya una opción accesible a todas la embarazadas.

Parto sin epidural, ¿duele mucho?

Cada vez más hospitales abogan por partos menos intervenidos en los que la anestesia empieza a ser un complemento y no necesariamente una parte fundamental del protocolo. Sin embargo, a veces parece que para una embarazada no es fácil obtener una respuesta clara a una de las preguntas básicas que cualquier mujer se plantea antes de tomar una decisión en un sentido u otro: un parto sin epidural ¿duele mucho? Hablando en plata Por lo visto, en ciertos foros está mal visto decir que sí, que un parto sin epidural duele mucho, muchísimo a veces. Como si negar lo evidente fuera una estrategia para atraer más incautas a nuestra secta de sufridoras natas.

Epidural

Métodos paliativos del dolor. Según la OMS, además del apoyo durante el parto (el factor más importante), existen otros métodos de alivio del dolor de parto.

Métodos paliativos del dolor

El primero es ofrecer a la mujer la posibilidad de adoptar la postura que ella prefiera, en o fuera de la cama. Esto significa que no tiene por qué estar necesariamente en la cama y menos aún en posición supina, y que debe gozar de la libertad de ponerse de pie, sentarse o andar, sin interferencia por parte de las matronas, especialmente en la fase de dilatación. El dolor en el parto. Como parte de nuestro ciclo reproductivo, el parto no debería ser algo doloroso, de la misma manera que no deberían serlo en ningún caso las relaciones sexuales.

El dolor en el parto

Por el contrario, en condiciones plenamente favorables de intimidad y confianza, incluso es factible tener sensaciones placenteras durante el parto. Pero esto es algo realmente complicado de conseguir en el ámbito hospitalario, pues el ambiente no es el propicio para facilitar la desinhibición de la mujer. Una maternidad diferente: ¿Cómo aliviar el dolor en el parto? Efecto de los fármacos sobre la lactancia.

Ponencia de Blanca Herrera en el VII Congreso Español de Lactancia Materna Blanca Herrera comenzó su ponencia aclarando que el dolor no es sinónimo de sufrimiento. Que una mujer puede experimentar mucho dolor y no tener sensación de sufrimiento, o estar completamente anestesiada desde el punto de vista físico, pero experimentar grandes dosis de sufrimiento debido al maltrato a otros aspectos relacionados con el parto. La estadística dice que más del 80% de las mujeres utilizan la epidural como analgesia durante el parto, pero esto no es así porque lo decidan las mujeres, sino porque los profesionales no les ofrecen métodos alternativos de alivio del dolor como: Entorno agradableApoyoMovimientos posturalesAcupunturaMasajesInfiltraciones, etc.Todos estos métodos de alivio del dolor se pueden usar de forma secuencial, conjunta y no excluyente con la farmacología.

El binomio de suero más oxitocina también puede agravar el edema que se produce en los pechos en los primeros días posparto.