background preloader

MITOS

Facebook Twitter

Mitos Argentinos. Mitología Mapuche La creación del sol KOOCH sintió deseos de conocer el mundo que lo rodeaba y como no podía ver claramente, alzó su mano y rasgó las tinieblas a través de esa rasgadura surgió XALESHEN.

Mitos Argentinos

El sol, que mas tarde crearía las nubes, y estas comenzaron a ser castigadas por el viento, fue entonces que KOOCH se dio cuenta que debía ordenar a los elementos de la naturaleza KOOCH es el padre de todo lo que existe y al entrar en actividad creó los demás elementos. ARROK: era el mar, la primera creación de KOOCH. Creación de la luna Después de crear al sol, KOOCH comprendió que faltaba un elemento que atenuara la oscuridad cuando el sol se retiraba.

La luna y el sol no podían verse, pero las nubes contaban a XALESHEN de la luna y a ella del Sol. LA TELESITA - Diccionario de Mitos y Leyendas. Teresita del Barco o Telésfora Santillán vivió en la segunda mitad del siglo XIX en la provincia de Santiago del Estero.

LA TELESITA - Diccionario de Mitos y Leyendas

Una de las versiones acerca de quién era y que hizo esta mujer sostiene que era hija de Don Pedro del Barco y María Rosa Gómez, tenía el cabello negro y los ojos azules y que pasó su infancia en la estancia "La Aurora", al pie de las sierras de Guasayán, criándose rodeada de belleza, sensibilidad y música.

La familia se traslada a una casona que tenía en la ciudad de Santiago del Estero para que Teresita recibiera la educación correspondiente. A medida que pasaba el tiempo se convertía en una hermosa mujer. Su padre, acosado por sus adversarios políticos, decide abandonar la ciudad y volver a la estancia. PANCHO SIERRA - Diccionario de Mitos y Leyendas. El "Gaucho Santo de Pergamino", "El Doctor del agua Fría", "El Resero del Infinito" era un hombre modesto y delgado con barba y cabellos largos y enteramente blancos.

PANCHO SIERRA - Diccionario de Mitos y Leyendas

Nació en Salto, provincia de Buenos Aires el 21 de abril en 1831, de familia de ricos hacendados. Sus padres fueron Francisco Sierra y Raimunda Ulloa y era el menor de cinco hermanos. Estudió en Buenos Aires, se dice incluso que llegó hasta cuarto año de Medicina y que debió regresar a Salto a la muerte de su madre. Luego de una decepción sentimental sobre la que existen varias versiones: 1) ella se casó con otro; 2) ella murió en Córdoba, donde había sido enviada para apartarlo de él por sus tías porque era de familia humilde; 3) que la alejaron por oposición de los padres de ella.

Pero, sea cual fuera la causa, el se retiraría al campo y no volvería a hablarse de otra pareja. Busto de Pancho Sierra ubicado sobre un pedestal cubierto con placas, rosarios, flores e imágenes religiosas. El Exorcista, la película maldita. “El Exorcista” (William Friedkin, 1973) es una película de culto considerada como la precursora de las películas de terror actuales.

El Exorcista, la película maldita

Su éxito de taquilla batió récords y fue alabada por la crítica en todos los aspectos. Lo que ahora podría parecernos un film de Serie B, en el año de su estreno supuso un auténtico shock para los públicos que no estaban acostumbrados a ver escenas de ese tipo. Es más, afirman las crónicas de la época, que más de un espectador vomitó en su asiento al ver a Regan MacNeil (Linda Blair), expulsar por la boca una masa viscosa de color amarillento. Su director, William Friedkin quería realizar la película más terrorífica de todos los tiempos, y no escatimó detalles para conseguirlo.

El mito de Isis y Osiris. Cierto día, Ra, gobernador del Mundo, fue advertido de que su hija Nut mantenía relaciones con Geb, y su hijo un día gobernaría la humanidad.

El mito de Isis y Osiris

Para evitarlo, Ra maldijo a su hija, de modo que jamás pudiera tener un hijo. Nut acudió entonces a Thot, dios de la sabiduría, para buscar solución. Thot entonces buscó a Jonsu, dios lunar, con quien se apostó, en un juego de mesa, su luz. Al perder, Jonsu tuvo que cederle a Thot una parte de su brillo lunar (por eso la luna mengua cada mes). Con esa luz, Nut pudo tener 5 hijos en 5 días distintos que se crearon con la nueva luz.

El mito de Edipo. Cuentan que en la Antigua Grecia, concretamente en la ciudad de Tebas de la región de Beocia, reinaba Layo acompañado de su esposa Yocasta.

El mito de Edipo

Como era tradicional en aquel tiempo y lugar, el rey Layo acudía habitualmente a consultar al Oráculo de Delfos y poder así decidir en base a lo que éste le predecía, a sus vaticinios sobre los que no cabía duda alguna. Pero he aquí que cierto día en el que el Rey se encontraba ante el sabio Oráculo, éste le predijo que sería asesinado a manos de su propio hijo. Layo, terriblemente acongojado y asustado, regresó a junto a su esposa y planeó cómo actuaría cuando naciera su primer vástago.

El mito del Minotauro. Los hijos del Rey Minos, uno de los descendientes de Europa y Zeus, fueron, (según cuenta la mitología), Ariadna, Fedra, Glauco, Catreo y Androgeo.

El mito del Minotauro

Era precisamente este último el favorito del monarca puesto que era un joven atleta capaz de vencer a cualquier rival que se le opusiera. Así pues, de entre los hijos que tuvo junto a Pasifae, Androgeo era su predilecto. Pero la desgracia llegó a la corte del Rey Minos cuando, tras unos importantes juegos en honor a la diosa Atenea, diosa de la sabiduría, Andrógeno, que resultó vencedor, cayó muerto bajo la ira del pueblo de Atenas que no pudo soportar su victoria, (otra versión cuenta que murió bajo la fiereza del Toro de Maratón). Cuando Minos se enteró de esta terrible noticia, la furia y el dolor se apoderaron de él y juró vengarse de todo ateniense que hubiera sobre la faz de la Tierra. Y lo primero que ordenó a su ejército fue partir hacia la ciudad y ponerla bajo su control a cualquier precio. Y así lo hizo Teseo. El puente del Inca. Un día, el joven Inca, gobernador del Imperio, cayó enfermo.

El puente del Inca

Se trataba de una enfermedad rara, desconocida para la mayoría de los médicos y sacerdotes incas. Pero hubo uno que sabía que existía una planta que tenía las propiedades justas para sanar al emperador. Esta planta se encontraba a miles de kilómetros al sur de Cuzco, capital del imperio, por lo que decidieron recorrer el camino y llevar al Inca para sanarlo. A la mañana siguiente emprendieron el viaje.

La expedición recorrió los caminos de piedra que habían fabricado los incas, y que comunicaba al imperio. Mientras tanto, el joven emperador empeoraba de su enfermedad y ya no podía casi mantenerse en pie. Poseidon, el dios del mar. Poseidón era el primer hijo nacido de la unión entre Cronos y Rea.

Poseidon, el dios del mar

Tras él llegaron Zeus, Hades, Hestia y Deméter. Poseidón nació con un poder fabuloso, podía dominar a su voluntad las caprichosas fuerzas de la Naturaleza. Así, controlaba los terremotos y las tormentas , (podía provocarlas con su rayo), y, además, era el Rey absoluto del mundo marino, ya que gobernaba mares, océanos, lagos y ríos con su tridente, cetro de tres puntas que se ha convertido ya en todo un símbolo de su divina presencia. Según narra la mitología griega, al nacer su madre lo salvó de ser devorado por su propio padre escondiéndolo entre unos corderos y entregando a Cronos un pequeño potro para que saciara su ansia devoradora.

Claro que, según otras versiones, sí que fue engullido por su progenitor y rescatado más tarde por su hermano Zeus. Este dios poderoso estableció su morada en el mar, en donde levantó un fabuloso palacio dorado engalanado de corales y piedras de colores. El mito de Narciso, el que se amaba a si mismo.

El mito de Narciso tiene varias versiones, pero se trata siempre de un hermoso joven que se enamora de sí mismo, o producto de una maldición, o por la imposibilidad de amar a otra persona.

El mito de Narciso, el que se amaba a si mismo

En la versión contada por Ovidio, Narciso es pretendido por varios muchachos y mujeres. Una de ellas es la ninfa Eco que, castigada por la diosa Hera, estaba condenada a hablar repitiendo las últimas palabras que oía, por lo que le costaba expresar lo que sentía. Pero un día se oculta en un bosque y cuando Narciso pasa por el lugar, la ninfa hace ruidos, y a la pregunta del joven “¿Hay alguien aquí?” Dioses de los indios Selk’nam, dioses onas. Los Onas, o indios Selk’nam, fueron un grupo étnico que vivió en la isla de Tierra del Fuego, en la parte más austral del planeta. Eran hábiles cazadores de guanacos y otros animales y llamaban la atención por su gran altura, ya que solían medir en torno a 1,80.

Vivían en pequeñas comunidades compuestas de dos o tres familias, no más. Su panteón de dioses era extenso y muchos de sus espíritus representaban partes de la naturaleza. Vamos a conocer mejor a los dioses de los Onas: El mito de las sirenas. Cíclopes, los gigantes mitológicos. En la mitología griega, a los cíclopes se los describe como gigantes de un solo ojo en medio de la frente, poseedores de un carácter hostil y una naturaleza malvada. Algunos de ellos personificaban fenómenos atmosféricos como la tormenta, el trueno, el rayo, y otros eran constructores y artesanos. Algunas leyendas dicen que los cíclopes eran ayudantes de Hefesto, el dios del fuego. La primera generación de cíclopes, según el poeta Hesíodo, estaba constituida por tres hijos de Urano y Gea, llamados Brontes, Estéropes y Arges (aunque algunas fuentes cambian a Arges por Acmónides o Piracmón).

Su padre Urano los había encerrado en el Tártaro, pero Cronos (un titán hijo de Urano), los liberó para que lo ayudaran a derrocar y castrar al malvado padre, acto que dio nacimiento a Afrodita. El mito de Apolo, el dios de las profecias. Según la mitología griega, Apolo (al que los romanos llamaron Febo) era fruto de la unión entre Zeus y Leto, hija de un titán. Hermano mellizo de Artemisa, diosa virgen y cazadora, era joven y apuesto y está representado por la imagen de un muchacho imberbe cuya frente está adornada con una corona de laurel y en cuyas manos se encuentra una lira (que le fue regalada por Hermes) o una cítara. Subido en el carro dorado del Sol, que era tirado por cuatro espléndidos caballos blancos, recorría el cielo.

El mito de Ra y la creación del Mundo. Es el mito de Ra el que nos describe los origenes y creación del Mundo según las creencias del Antiguo Egipto. De él tenemos una primera referencia en los Textos de las Pirámides, una colección de grabados hechos en piedras sobre las paredes interiores de algunas pirámides egipcias y que describen no sólo estos orígenes, sino rituales, ceremonias y otras muchas creencias milenarias.

Según lo extraído de estos grabados, existía en los comienzos el Nun, un inmenso vacío acuoso que contenía los gérmenes de la vida. De ella se engendraría todo, pues no había ni cielo, ni tierra, ni vida. De aquel caos de agua surgiría el primer montículo de tierra que sirviera de punto de apoyo a la deidad que creara el Mundo. y así, con ese soporte, y con la consciencia de su propio germen, nacería de aquella penumbre de Nun, Rá, su hijo. Hay una descripción detallada de la creación del Mundo en el papiro Bremner Rhind, en el que el propio Rá expone cómo lo creó.

Los amores de Helena de Troya. La bella Helena de Esparta ya había sufrido los deseos desenfrenados de un hombre irracional cuando Teseo la raptó y luego fue rescatada por sus hermanos Castor y Pólux. Cuando alcanzó la edad para casarse, su padre Tindáreo temía una guerra entre los pretendientes, por lo que –siguiendo el consejo de Ulises- convocó a todos los candidatos para un juramento que consistía en acatar la decisión de Helena y auxiliar al futuro rey si en algún momento su esposa le fuese disputada.

Una vez realizado el juramento, Helena escogió como marido a Menelao, hermano de Agamenón, rey de Micenas, que, a su vez, se casó con su hermana Clitemnestra. Mientras tanto, en Troya se llevó a cabo el Juicio de Paris, donde la diosa Afrodita le había prometido a éste el amor de la mortal más hermosa del mundo, Helena, como premio por haberla elegido como la diosa más bella. Los espartanos sitiaron Troya por diez años. El origen del ave Fénix. El ave Fénix fue el único animal del Edén capaz de resistió la tentación, ganándose con ello la eternidad.

Sea cual sea la versión de su historia que leamos, entenderemos que este ser fantástico simboliza lo mismo en todas las diferentes culturas: la inmortalidad y la resurrección. El origen del ave Fénix se remonta a Libia y Etiopía, aunque su nombre proviene del griego y significa rojo. Representado como un enorme pájaro envuelto en llamas y de plumaje como el fuego, se lo consideraba un semidiós, pues era consumido por las llamas, para luego renacer de sus cenizas. Los griegos lo bautizaron Phoenicoperus, nombre que recorrió toda la Europa romana. El Libro de los Muertos egipcio. El Libro de los Muertos, del cual su nombre original es Peri Em Heru “Libro para salir al día”, data de la época de Imperio Nuevo pero sus raíces se encuentran en los “Textos de las Pirámides” del Reino Antiguo. Se trata de los sortilegios y ritos funerarios egipcios más antiguos que existen hasta el momento y tradicionalmente se considera a Dyedefhor, famoso sabio y adivino, como su autor. En un principio estos hechizos eran labrados en las tumbas de faraones y personas de clase alta, pero luego en la época del Imperio Medio fueron asequibles a todo aquél que pudiera pagar un rito fúnebre, para ello se los grababa dentro de los sarcófagos con el fin de que los muertos los pudieran leer.

Odín, el dios supremo de la mitología nórdica. Ninguna deidad escandinava supera a Odín en magnificencia y poder. Thor, el dios del trueno. Inti, el dios sol de la mitología inca. Las orejas de burro del rey Midas. Bluatsauger, los vampiros de Bavaria. Pegaso, el caballo alado de la mitologia griega. El Unicornio, símbolo de pureza medieval. El unicornio, elegante caballo blanco que presenta un cuerno en la mitad de su frente como principal característica, es una de las criaturas fantásticas más bellas y también una de las que ha sabido mantenerse viva en la imaginación popular desde la antigüedad hasta nuestros días. Si decidiéramos remontarnos en el tiempo para investigar su origen, tendríamos que remontarnos al periodo Paleolítico. La prueba la encontramos en la región francesa de Lascaux, en donde se han encontrado más de mil pinturas rupestres con motivos de hombres y animales, entre los que se encuentra este mítico animal, en una de sus cuevas.

Si avanzamos por la línea del tiempo encontramos que la adoración por los unicornios renació y adquirió un protagonismo especial en la Edad Media, sobre todo en los llamados “Bestiarios“, volúmenes con ilustraciones que enumeraban toda clase de bestias, tanto reales como mitológicas. Otra criatura destacada en los bestiarios era: Tags: Edad Media, seres mitologicos. El panteón de dioses romanos. Mercurio, Venus, Marte. Júpiter, Saturno… sobre los diferentes planetas de nuestro Sistema Solar, los romanos moldearon todo un panteón divino que reflejaba a la perfección sus creencias religiosas. Los centauros, seres de doble naturaleza. El mito del talón de Aquiles. Dios Vichama, el origen del Perú. El mito de Pigmalión y la estatua.

Los dragones, ¿seres buenos o malos? El mito de Perseo y Andrómeda. Distintas teorías sobre el origen del mundo. Helén en el origen de los griegos. El mito de las Amazonas. Los doce trabajos de Hércules. Monstruos marinos legendarios. La figura mitológica de los genios. El mito de Ares, dios de la guerra. Atenea, diosa de la guerra, la sabiduría y las artes. El mito de Adonis.

El mito de Apolo, el dios de las profecias. Helios, el dios Sol. La leyenda de Viracocha el mendigo. El mito de la Creación en la mitología de China. El mito de la creación según los mayas. El Juicio de las Brujas de Salem. El poder de la mandrágora. Hadas, comunicarse con ellas. Hechizos Celtas, magia y rituales milenarios. Rituales y tradiciones para Nochevieja y Año Nuevo. Dragobete, el San Valentín rumano. El incierto origen de los Dedos Cruzados. Tocar madera como medida de protección. Feliz cumpleaños, El origen de la celebracion. Gatos negros, mitos y supersticiones. Samhain, el origen de Halloween. Juno, diosa romana. Astarté, la diosa de la Fertilidad. Enanos y elfos en la mitología nórdica. Las Nagás, sirenas de La India. Tláloc, el dios azteca de la lluvia. Las Cuatro Bestias Sagradas de la mitología japonesa. Indra, rey de los devas de La India. Imp, pequeño y travieso demonio germánico. Dullahan, jinete decapitado. La Cosmogonia Solar y la Eneada Heliopolitana.

Hachiman en la mitología japonesa. Amrita, el elixir de la inmortalidad. El mito de Prometeo. El mito de Electra. El mito de la caja de Pandora. VAMPIROS / DRACULA - Diccionario de Mitos y Leyendas. MITOLOGIA - Perspectivas de estudio - Diccionario de Mitos y Leyendas. El mito de Hércules y el toro. El mito de la Hidra. La Caja de Pandora. El mito de Hercules y el león. Cuento de Teseo y el minotauro. El mito de Medusa y Perseo. Pl_mitos_a. Puntos de vista: el mito del Minotauro. Heroesyviajerosdelaantiguagrecia. La leyenda de Rómulo y Remo.