background preloader

GESTION DE RECURSOS HUMANOS

Facebook Twitter

Documento consolidado BOE-A-2007-7788. TEXTO CONSOLIDADO: «Última actualización publicada el 31/10/2015» [Bloque 1: #preambulo] Norma derogada por la disposición derogatoria única.1 del Real Decreto Legislativo 5/2015, de 30 de octubre.

Documento consolidado BOE-A-2007-7788

Ref. Manual de Permisos y Licencias. Funcionarios Docentes. La necesidad del liderazgo en los centros educativos. Escribe: Ramón Pérez Juste.

La necesidad del liderazgo en los centros educativos

Director del Máster en Liderazgo y Dirección de Centros educativos. Profesor emérito de la UNED. Facultad de Educación – UNED. Miembro de ESPYD Los centros educativos son -y deberían comportarse como tales- auténticas organizaciones1 puestas al servicio de proyectos educativos que respondan a criterios de personalización y de pertinencia social. 6 Tipos de liderazgo que como docente debes conocer. El mejor líder es aquel que la gente apenas sabe que existe.

6 Tipos de liderazgo que como docente debes conocer

Esta cita sobre liderazgo del filósofo chino Lao Tzu ilustra magníficamente la concepción que tengo acerca del liderazgo tanto dentro como fuera del aula. Se habla poco o nada de liderazgo en los centros educativos, tal vez porque se asocia al mundo empresarial o deportivo. Pero personalmente creo que hablar de liderazgo en el ámbito educativo es algo beneficioso para ti y para toda la comunidad educativa. Gestionar los recursos humanos en la escuela, algo más que buena voluntad. Hace varias décadas que la dirección escolar es una tarea compleja que requiere muchas más competencias que las "simplemente" pedagógicas.

Gestionar los recursos humanos en la escuela, algo más que buena voluntad

Aquí, como en tantísimas otras organizaciones, se cumple con frecuencia aquel principio de Peters por el cuál cada uno es empujado desde el éxito inicial hasta el nivel jerárquico en el que puede exhibir su incompetencia. Y si bien es loable la buena voluntad, el espíritu de servicio y el entusiasmo con el que gran mayoría de docentes asumen la función directiva –aunque también los hay que lo hacen desde la resignación- bien podemos afirmar que con eso no es suficiente.