background preloader

Técnicas y estrategias de aprendizaje cooperativo.

Técnicas y estrategias de aprendizaje cooperativo.
Lo prometido es deuda. Estos días he estado elaborando otro mapa mental sobre diferentes estrategias a seguir para trabajar con los alumnos de manera cooperativa. Estuve buscando información y la red es un filón. Tomé notas de la Fundacíon José Ramón Otero, de unos ficheros que me pasó un compañero con ideas de los hermanos Johnson (los que iniciaron la investigación sobre este tipo de aprendizaje), de un curso que nos dieron este año en mi centro, y de diversas web. Soy consciente de que aún está un poco incompleto, pero me parece que como muestra de lo que se puede trabajar en el aula es más que suficiente. Hay muchas técnicas posibles para trabajar con los alumnos de manera cooperativa. Que aprendizaje cooperativo no es lo mismo que trabajar en grupo. Related:  ARTÍCULOS TRABAJO COOPERATIVO

Blogs y exe: APRENDER A COOPERAR PASO A PASO (III): El trabajo cooperativo como contenido a enseñar (crédito de la imagen) Esta es la tercera entrada que dedicamos a nuestra experiencia en el Seminario de Aprendizaje cooperativo del Berritzegune de Basauri-Galdakao tutorizado por José Ramón Lago (Universidad de Vic). En ella nos centraremos en el Ámbito C del esquema ya conocido que venimos utilizando desde el comienzo: ahora nos ocuparemos del trabajo en equipo como contenido a enseñar, y presentaremos algunos recursos para organizar los equipos, planificar el trabajo y enseñar las habilidades sociales necesarias para el trabajo cooperativo. (Tomado de la presentación de J.R. A menudo, cuando hablamos del trabajo cooperativo/trabajo en grupo, surgen las típicas dudas “… si, esto está muy bien, las estructuras son muy útiles, pero a pesar de usarlas, en el funcionamiento del grupo surgen muchas dificultades: unos participan más que otros, hay problemas para asumir responsabilidades, hay alumnos que van mucho a lo suyo, etc.”. (Tomado de la presentación de J. Me gusta:

CÓMO APRENDER A COOPERAR PASO A PASO (I) La cohesión grupal Crédito de la imagen Este es el primero de una serie de entradas que queremos dedicar al tema del aprendizaje cooperativo. No sabemos si es necesario volver a justificar la necesidad de usar este tipo de estrategias pero valga decir que parece ser una de las estrategias metodológicas unánimente aceptadas para el desarrollo de las competencias básicas. Para ello, con la tutorización de José Ramón Lago (universidad de Vic-Barcelona) y su equipo y dentro del programa Cooperar para aprender/Aprender a cooperar, el curso pasado iniciamos un camino en el Berritzegune B06 Basuri-Galdakao del que ya os dimos noticia que este año estamos tratando de sistematizar y generalizar. El marco en el que nos movemos es el que se puede ver en el gráfico: tres ámbitos de intervención. (Tomado de la presentación de J.R. Ámbito A: cohesión de grupo. En esta entrada empezaremos explicando algunas dinámicas del Ámbito A y en sucesivas entradas iremos desarrollando los otros dos ámbitos. Crédito de la imagen

tendenciasedu Creo que el punto de partida de todo el cambio metodológico y didáctico que se está produciendo en el mundo educativo tiene su origen en La Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo que incorpora las competencias básicas al currículo, como uno de sus elementos, y les otorga el “rol” de referente curricular para la evaluación general .El gobierno español asume, con esta decisión legislativa, las conclusiones de los Organismos internaciones (la OCDE y la Comisión Europea) y del Programa para la evaluación internacional de los alumnos de la propia OCDE (PISA) sobre la enseñanza y aprendizaje de las competencias básicas como un medio para mejorar la calidad y la equidad del sistema educativo. Más concretamente, relacionado con las TIC, quiero resaltar la importancia de incorporar a esas competencias una específica denominada COMPETENCIA DIGITAL. Esta competencia consiste en disponer de habilidades para buscar, obtener, procesar y comunicar información, y para transformarla en conocimiento.

APRENDER A COOPERAR PASO A PASO (II) Trabajo en equipo como recurso para enseñar crédito de la imagen En una entrada anterior os explicábamos que el primer paso para trabajar de forma cooperativa era fortalecer la cohesión grupal y analizábamos algunas dinámicas del Ámbito A. Siguiendo con el relato de nuestra experiencia en el seminario de Aprendizaje cooperativo tutorizado por José Ramón Lago (Universidad de Vic), en esta segunda entrada nos centraremos en el Ámbito B: trabajo en equipo como recurso para enseñar, y presentaremos algunas estructuras simples y complejas que ayudan a organizar el trabajo del área de forma cooperativa. (Tomado de la presentación de J.R. El primer paso que se nos plantea es la creación de los equipos. Laboratorio de Psicopedagogía. La creación de los equipos no es fácil, pero nuestro conocimiento del grupo y la información que hemos podido recabar al realizar las dinámicas de cohesión (en concreto, El mundo de colores es muy clarificadora en este sentido) nos ayudan a plantearlos. Algunas estructuras cooperativas básicas (Continuará)

Diez razones para aplicar el aprendizaje colaborativo en el aula -aulaPlaneta El aprendizaje colaborativo es un enfoque didáctico que aboga por la adquisición de conocimientos a través de dinámicas de trabajo en grupo e interacción social. Esta interacción activa en los alumnos procesos mentales como el razonamiento, la comprensión y el pensamiento crítico. Su objetivo es que los alumnos construyan su propio aprendizaje y se enriquezcan a través del intercambio de ideas y la cooperación con sus compañeros. Te ofrecemos diez razones para aplicarlo en clase. Descarga en PDF la Infografía “El aprendizaje colaborativo” El aprendizaje colaborativo presenta numerosas ventajas. 1. ¿Qué piensas sobre el aprendizaje colaborativo?

Cómo ser un buen profesor: 10 sencillos pasos para estimular la participación de los alumn@s en clase. Navegando entre los contenidos y visitas de los propios visitantes de mi blog, a los cuáles estoy enormemente agradecido, me he encontrado con un curiosísimo artículo titulado “Cómo ser un mal profesor: 10 sencillos pasos para limitar la participación del alumno en clase” dónde, con un tono ingeniosamente irónico, se muestran las pautas a seguir si nuestro deseo es continuar perteneciendo a la “vieja escuela” y ser un mal profesor. Como no siempre la ironía es bien entendida y puede prestarse a confusiones voy a darle la vuelta a este artículo y vamos a ver el decálogo del buen profesor que aún cree en la mejora de la calidad de la enseñanza (leyes “Wert” y demás al margen por favor) y que se esfuerza para que el alumno saque lo mejor de sí mismo y desarrolle sus capacidades crítica, de reflexión, etc, etc. [La imagen superior ilustra uno de tantos "Falsos mitos"] Valorar todo: la participación, la actitud, los resultados de las pruebas realizadas, etc. Me gusta: Me gusta Cargando...

El trabajo cooperativo: una estrategia metodológica para desarrollar competencias Tomada de bealbesa.blogspot.com Eduard Punset, en uno de sus últimos post, Menos contemplar y más interaccionar, apuntaba la necesidad de incluir entre los contenidos de aprendizaje para nuestros jovenes el trabajo en equipo: “¿Cuáles son las nuevas competencias que los jóvenes necesitan para encontrar trabajo, además de los secretos del liderazgo y del trabajo en el ámbito cultural, a los que me referí la semana anterior? Basta con repasar todo lo que no se nos enseñó a los de mi generación, en cuya lista figura en, primer lugar, el trabajo en equipo” Como apunta Punset, esta es una de las habilidades que nuestro alumnado debe conseguir si quiere, en un futuro, desenvolverse con fluidez en el mundo laboral. ¿Cómo desarrollar competencias tan trasversales como la de aprender a aprender, la de autonomía e iniciativa personal o la competencia social y ciudadana? ¿Cuál de estos dos escenarios es más adecuado para todo esto? Cooperar es complicado. (Tomado de la presentación de J.R. Me gusta:

Related: