background preloader

Hadas

Hadas
Eloy Martos Núñez La Diosa Blanca de la antigua Europa La Dama Blanca es un patrón folklórico que tiene conexiones con historias de hadas, brujas, ánimas o fantasmas y Vírgenes o Mártires, como veremos más adelante. A la Dama Blanca, en efecto, se le ha rendido culto bajo la forma de espíritus, de santas o de la Virgen María, y, en varios planos, desde su funcionalidad ancestral como maga y curadora a sus mitologías más modernas (v.gr. la nueva conciencia ecologista, que, en busca de la virginidad de la naturaleza, la rebautiza como Gea). Porque el imaginario popular es, sin lugar a dudas, una especie de depósito cultural que tiene sus propias leyes de continuidad, tal como las describiera Van Gennep. De forma que, en el folklore, la historia de la Dama Blanca se halla diseminada en multitud de cuentos, leyendas y mitos, desde «Blancanieves» a «La Virgen de las Nieves». De todos modos, no son ni cuentos ni leyendas ni motivos sólo de ámbito europeo. Versiones europeas El tesoro, Dinamarca. Related:  piguisado

Norba Caesarina En el año 1471, parte desde Valencia para predicar los evangelios por toda la península, Fray Pedro Ferrer, fraile franciscano y pariente cercano de San Vicente Ferrer. Le acompaña en su aventura, dos de sus hermanos de orden. En su largo peregrinaje, llegan hasta la Villa de Cáceres y decide fundar un convento regular. Para ello, se reúnen con el Concejo de la Villa en numerosas ocasiones, pero siempre obtenían un no como respuesta: “Padre como ya le dijimos la última vez, el Concejo de la Villa, desestima su petición de erigir un convento y establecerse en terrenos de la Villa pues las ordenanzas del Fuero dadas por el Rey Alfonso IX de León, prohíben dar, vender, o heredar, o empeñar, viñas, campos, casas, plazas, molinos, huertos o terrenos a frailes; así como establecer conventos a las órdenes religiosas, cualquiera que fuera.” “Aún así, el Señor ha querido que llegara hasta aquí y no debo cesar en la misión que se me ha encomendado, fundar un convento en esta Villa.” Bibliografía:

Leyendas Segovianas Santa Elena la pedigüeña SANZ, Ignacio Revista número:122 Año:1991 Páginas en la revista: 51-57 Presentamos a la consideración del lector una serie de leyendas recogidas en Segovia referidas a diferentes aspectos de esta provincia (1). Como se ve, algunas son de contenido religioso, mientras que otras tratan de explicar hechos legendarios o misteriosos. Las creencias y las supersticiones corren a veces caminos paralelos. El primer gran creador y fijador de leyendas en la literatura segoviana fue el fantasioso clérigo don Diego de Colmenares. Tras él, a finales del XIX, otro clérigo tardorromántico, Lorenzo García Huerta, dio a la estampa nuevas creaciones de leyendas que, en muchos casos, debido a su origen culto y a su inclinación patriotera y rebuscada, no llegaron a calar entre las gentes del pueblo. Por medio de los dos clérigos, hubo otros muchos escritores afanados en ir enredando las leyendas populares hasta hacer de ellas pesados mamotretos. El diablo, que la oyó, le dijo: -Eso está hecho. 1. 2. 3. 4.

Leyendas de Cáceres: Leyenda de San Jorge y el Dragón Cuenta la leyenda que un malvado dragón construyó su nido junto a la fuente de la que bebía toda la ciudad. El dragón les dijo a los ciudadanos que si querían seguir cogiendo el agua de la fuente le tenían que entregar cada día un niño. Los ciudadanos, por miedo a que el dragón se enfureciera y los matara a todos aceptaron el trato y decidieron elegir por sorteo a cada niño. Pero un día resultó elegida la princesa de la ciudad. Su padre, el rey, suplicó y suplicó por la vida de su hija, pero no sirvió de nada: su hijita sería entregada al monstruo como todos los demás niños. Cuando la princesa estaba a punto de ser devorada por el dragón, apareció el valiente soldado Jorge montando su caballo, se enfrentó al dragón, lo mató con su espada y así salvó a la princesa. De regreso a la ciudad los ciudadanos recibieron a San Jorge con honores y el rey, agradecido, le ofreció una gran fortuna, pero el santo la rechazó y le pidió al rey que repartiera ese fabuloso tesoro entre los más pobres. 1ª.

Leyendas de Toledo EL CRISTO DE LAS AGUAS Allá por la segunda mitad del S XVI, en un día normal en el que los pescadores a las orillas del Tajo, trabajaban llenando sus redes, para de esa forma luego poder venderlos en la ciudad. Estando pescando junto a la presa que existía cerca del puente de Alcántara y que encauzaba la corriente hacia los molinos del artilugio de Juanelo, vieron que se deslizaba por encima del agua flotando una gran caja de madera de tosca apariencia. La gran curiosidad que los inundó en poco tiempo y las ganas de encontrar algún tipo de objeto de valor los llevó a querer atraer hacia ellos la caja, pero sorprendiendo a todos comprobaron que la caja cuando ellos se acercaban, esta se alejaba mas haciendo vanos sus intentos de sacarla del agua, como si estuviera dirigida por alguien, la caja cuando se acercaban a ella se pasaba inmediatamente a la otra orilla. Como era costumbre en nombre de Dios procedieron a interrogar a la caja, preguntándole "que quería y a que venía".

Dragones Cuenta la leyenda que, hace muchos años, en 1229, cuando la ciudad de Cáceres estaba dominada por un príncipe moro, las tropas cristianas intentaron reconquistar la ciudad y decidieron atacarla para recuperarla. Pero se dieron cuenta que era una empresa muy difícil y fracasaron una vez tras otra, pues Cáceres era una ciudad muy bien defendida, con muchas fortalezas y castillos y así se hacía casi imposible conquistarla. En un intento de lograr que el príncipe moro se rindiera, el rey cristiano Alfonso IX envió a un grupo de sus mejores hombres para negociar la rendición sin necesidad de más guerras. Este grupo iba comandado por un apuesto capitán cristiano que intentó convencer al príncipe enemigo para que entregara la ciudad, pero éste no aceptó la rendición. En esta visita, el capitán cristiano conoció a la hija del príncipe, una bella princesa, y con el transcurso de los días se enamoraron.

15900 El Pedrón. En la mañana del 22 de junio de 2010 estuve en Padrón. Un día soleado pero no caluroso. El día anterior había sido el solsticio de verano. Pero ahora me encontraba en Padrón, enclave de primer orden en la mitología jacobea, donde podríamos decir que prácticamente se inicia la geografía jacobea a partir de la arribada en barca del apóstol fallecido con sus discípulos hacia el año 34. Rebusco en Internet y en la web de la parroquia de Santiago leo: "El pasado día 30 de diciembre, jueves, se celebró la Solemnidad de la "Traslación de los restos del Apóstol Santiago", fiesta mayor de nuestra parroquia, desde tiempos inmemoriales, que rememora el itinerario marítimo ("traslatio") que siguió el cuerpo de Santiago, después de ser decapitado en Jerusalén, desde el puerto de Joppe-Jaffa en Palestina, hasta el puerto del Murgadán, en la villa de Iria Flavia, situada en el extremo occidental del imperio romano, en el Finis Terrae. Así lo quiere recordar hoy día la Iglesia...

Otro decálogo de lector El verbo leer no soporta el imperativo, como tampoco lo soporta el verbo amar o el verbo soñar, curiosa esta reflexión que entiende la lectura, el amor y los sueños como deben ser, actos voluntarios, puede que también involuntarios, que nunca deberán ser ejecutados como una orden, porque estos verbos deben salirnos de dentro de nuestro ser. Así comienza el ensayo “Como una novela” del escritor francés, aunque nacido en 1944, en Marruecos, concretamente en Casablanca, Daniel Pennac. Este profesor de Lengua y Literatura que antes de ser famoso impartiera clase en distintos institutos franceses comenta en dicha obra las condiciones que van a ser necesarias para que podamos disfrutar de la lectura. Y así lanza un subversivo decálogo, he dicho bien, subversivo decálogo de derechos para reencontrarnos con el placer de averiguar los mensajes que nos proporcionan las palabras mediante la lectura. Daniel Pennac nos ofrece el primer derecho de forma contundente. OCHO: El derecho a hojear.

VIRGENES NEGRAS Seres feéricos - Epistemowikia De Epistemowikia Se dice que los feéricos o Seres feéricos, o Espíritus de la naturaleza son entidades con voluntad, sensibilidad y conciencia que viviríann otras dimensiones de la nuestra (en la 4ª y otros niveles de vibración), como los ángeles según ciertas creencias esotéricas, motivo por el que nos serían generalmente invisibles. Esto no implicaria necesariamene qie no puedan intervenir en nuestro mundo, como se citan en muchos mitos y leyendas. Su nombre viene del inglés faery (hada), y engloban un amplísimo espectro de seres que Rudolf Steiner dividió en seres de la Tierra, del Agua, del Fuego y del Aire (generalmente de más densos a menos). Su invisibilidad, junto con nuestro actual alejamiento de la Naturaleza, y la enorme brecha abierta por nosotros contra el Medio, nos haría creer y decir hoy que son personajes de ficción, lo mismo que decimos que el estado plasmático, que ya los físicos han descubierto existente, no existiría. Bibliografía Licencia

30LLUVIAS/VÍRGENES La Virgen de la Fuensanta. Virgen de la Fuensanta Patrona de Murcia HIMNO DE LA CORONACIÓN DE LA VIRGEN DE LA FUENSANTA. Letra del poeta Jara Carrillo. "¡Virgen de la Vega! Reina del grandioso milagro de flores que llena los templos de incienso oloroso y enciende en las almas sus bellos amores. Yo no sé qué tiene tu cara morena, que lloran los ojos a su claridad. ¡Flor de nuestra Vega! Beso de los labios que sienten anhelos de misericordia, conjuro del mal. La Torre, como un vigía, con sus ojos de hito en hito, mirando está noche y día tu Santuario bendito. Eres, Fuensanta, el consuelo de este murciano jardín. Coronación de la Virgen de la Fuensanta: (Crónica de la época) Virgen de la Fuensanta: Manto de las bodas de plata Manto confeccionado en Paris por el modisto Worth en 1912 Fotografías antiguas de la Virgen de la Fuensanta: Mantos de la Virgen de la Fuensanta:

leyendas 23330VÍRGENES/FUENTES La Conversión del Rey de Iznatoraf. Eso es lo que se cuenta sobre la tradición de la Virgen de la Fuensanta del municipio jiennense de Villanueva del Arzobispo. La historia se remonta a principios del año mil, cuando la mujer del rey de Iznatoraf se convirtió al cristianismo, por lo que su esposo le cortó las manos y le arrancó los ojos, expulsándola de su castillo. La mujer escuchó una voz que le dijo que se lavara en una fuente que acababa de brotar, con lo que recuperó la vista y las manos, regresando al castillo. Al ver el prodigio su marido se convirtió también al cristianismo y mandó edificar una ermita donde llevaron una imagen que tenían guardada los mozárabes. Me gusta: Me gusta Cargando...

Turismo 14COCODRILOS/RÍOS/VÍRGENES El Caimán de la Fuensanta. De Cordobapedia Caimán de la Fuensanta Situado en un muro del Santuario de Nuestra Señora de la Fuensanta, el origen de este caimán es incierto debido a la diversidad de leyendas existentes al respecto, aunque Ramírez de Arellano declara que el caimán fue traído de América junto a una costilla de una ballena, la concha o carapacho de una tortuga, una sierra del pez de este nombre y otras cuantas cosas remitidas como recuerdo por viajeros cordobeses.[1] Una de las leyendas más extendidas cuenta que en una ocasión hubo una crecida en el río Guadalquivir y la abundancia de agua trajo un temible caimán que llegó a sembrar el pánico entre la población cordobesa y entre las cercanas huertas. Se cuenta que, después de estudiar el comportamiento del caimán, lo acechó y lo esperó en un árbol con su muleta y un pan abogado. Desde entonces, durante la celebración de la Velá de la Fuensanta, es costumbre acudir al templo y ver el cuerpo disecado del caimán. Principales editores del artículo

Related: