background preloader

Las leyendas de Vírgenes de las Nieves / Eloy Martos Núñez

Las leyendas de Vírgenes de las Nieves / Eloy Martos Núñez
Eloy Martos Núñez La Diosa Blanca de la antigua Europa La Dama Blanca es un patrón folklórico que tiene conexiones con historias de hadas, brujas, ánimas o fantasmas y Vírgenes o Mártires, como veremos más adelante. En relación al prototipo europeo más antiguo, cuenta Robert Graves que la Diosa es una mujer bella y esbelta con nariz ganchuda, rostro cadavérico, labios rojos como bayas de fresno, ojos pasmosamente azules y larga cabellera rubia; se transforma súbitamente en cerda, yegua, perra, zorra, burra, comadreja, serpiente, lechuza, loba, tigresa, sirena o bruja repugnante. El hecho es que las damas blancas pertenecen al folklore europeo y así se atestigua en una amplia tradición leyendística. De todos modos, no son ni cuentos ni leyendas ni motivos sólo de ámbito europeo. Versiones europeas Veamos algunas versiones europeas que corresponden a lo que llamamos el «tipo germánico» de dama blanca: El tesoro, Dinamarca. La dama encantada de Rothenhof, Alemania. La doncella blanca, Alemania. Related:  piguisado

Mitología germana La mitología germana es el conjunto de creencias profesadas por los antiguos pueblos germánicos antes de su cristianización, en diferentes regiones del Norte de Europa, como la antigua Germania, Escandinavia, Islandia, las islas Orcadas y Shetland, la costa más meridional de Escocia o la parte oriental de Inglaterra. La mitología germánica se subdivide, debido a sus múltiples orígenes, en tres grupos diferentes: La mitología anglosajona, que tiene su origen en las tradiciones paganas que portaron los anglos, jutos y sajones a la isla de Britania durante la colonización de su parte oriental en el siglo VI. Deidades[editar] Masculinos:[editar] Wōðanaz, "señor de la inspiración poética/mántica", "Mercurio germánico", nórdico Óðinn (a menudo inglesado Odín o, especialmente en los textos más antiguos, Othin), inglés antiguo Woden, antiguo alto alemán Wuotan. Þunraz, "trueno", "Júpiter germánico", nórdico Þórr (Thor), germánico occidental Donar, inglés antiguo Þunor. Femeninas:[editar]

Norba Caesarina En el año 1471, parte desde Valencia para predicar los evangelios por toda la península, Fray Pedro Ferrer, fraile franciscano y pariente cercano de San Vicente Ferrer. Le acompaña en su aventura, dos de sus hermanos de orden. En su largo peregrinaje, llegan hasta la Villa de Cáceres y decide fundar un convento regular. Para ello, se reúnen con el Concejo de la Villa en numerosas ocasiones, pero siempre obtenían un no como respuesta: “Padre como ya le dijimos la última vez, el Concejo de la Villa, desestima su petición de erigir un convento y establecerse en terrenos de la Villa pues las ordenanzas del Fuero dadas por el Rey Alfonso IX de León, prohíben dar, vender, o heredar, o empeñar, viñas, campos, casas, plazas, molinos, huertos o terrenos a frailes; así como establecer conventos a las órdenes religiosas, cualquiera que fuera.” “Aún así, el Señor ha querido que llegara hasta aquí y no debo cesar en la misión que se me ha encomendado, fundar un convento en esta Villa.” Bibliografía:

Leyendas Segovianas Santa Elena la pedigüeña SANZ, Ignacio Revista número:122 Año:1991 Páginas en la revista: 51-57 Presentamos a la consideración del lector una serie de leyendas recogidas en Segovia referidas a diferentes aspectos de esta provincia (1). El primer gran creador y fijador de leyendas en la literatura segoviana fue el fantasioso clérigo don Diego de Colmenares. Tras él, a finales del XIX, otro clérigo tardorromántico, Lorenzo García Huerta, dio a la estampa nuevas creaciones de leyendas que, en muchos casos, debido a su origen culto y a su inclinación patriotera y rebuscada, no llegaron a calar entre las gentes del pueblo. Por medio de los dos clérigos, hubo otros muchos escritores afanados en ir enredando las leyendas populares hasta hacer de ellas pesados mamotretos. En los años sesenta, María del Carmen Díaz Garrido publicó un ramillete de leyendas ligadas a la ciudad que, por ser fieles a la época, rebosaban moralina, tanto en el planteamiento como en los desenlaces. El diablo, que la oyó, le dijo: 1. 2. 3. 4.

Seres Mágicos de los Pozos: Airón, Maruñas y Moracantanas Ilustración: Borja González Hoyos Hoy es el Día de los Oceános, y a falta de ellos en Extremadura vamos a hablar de pozos, que aunque son mas “chiquininos” acogen en su interior toda la grandeza de algunos seres mitológicos. Y es que hay en nuestra tierra numerosos seres mágicos relacionados con los cursos de agua del interior, reminiscencia de antiguos cultos paganos a los genios y diosas de las aguas, los genios loci o numen aquae, que tanta importancia tuvieron en la mitología romana y que han pervivido, modificados en mayor o menor medida, hasta nuestros días. Airón fue un dios indígena que ya estaba arraigado en Hispania antes de que los romanos emprendieran su conquista. Su culto fue respetado por los romanos, y se relaciona con aguas profundas (ubicadas en pozos y lagunas) y también con simas, por lo que existe una relación directa entre Airón y el inframundo. Airón ofrece un doble aspecto, positivo y negativo. El dios Airón también pervive algunas lagunas (Fotografía: Jimber)

Acta literaria - OJOS VERDES: IMAGINARIOS FEMENINOS Y NARRATIVAS TRANSTEXTUALES Alberto Martos García Universidad de Extremadura. Badajoz, España albertomg@unex.es Eloy Martos Nüñez Universidad de Extremadura. Resumen: Se comparan los patrones narratológicos de un mismo mito base, la ninfa de las agua de ojos cautivadores, a través de tres hitos significativos. Palabras clave: Mito, ojos verdes, damas de agua, imaginarios femeninos, hermenéutica. Abstract: Narratological patterns of a same myth are compared base, the nymph of the water of captivating eyes, through three significant milestones. Keywords: Myth, green eyes, waters spirits, feminine imaginaries, hermeneutic. 1. La TRANSTEXTUALIDAD es una noción desarrollada por Genette (1989) a través de diversas subcategorias, en el marco de su conocida visión de la escritura como "palimpsesto". También debe atenderse al juego de textos (Bajtin, 1974) que entran en cruce, diálogo o contraste con otros. 2. 3. Al igual que los tópicos pastoriles del s. 4. No quiero ir a la hemeroteca a mirar los periódicos. 5.

La Cacería Salvaje En todo el norte, centro y sur europeos, en cada valle, cada pueblo y rincón perdido de las montañas encontraremos la misma historia, repetida de una y mil maneras pero coincidente en algo: un fenómeno portentoso surca, en las frías y oscuras noches del solsticio, el cielo helado. Desde el calor de los hogares, una tremenda y furiosa algarabía parece vociferar entre las cumbres de las montañas y su rugido salvaje reverberar en las tranquilas aguas de ríos y lagos. Desde hace siglos se cuenta la misma leyenda. Decían algunos que eran grupos de almas en pena, de demonios guiados por la Dama Holda, por la Perchta y según los cristianos, algún dios pagano y temible proveniente del infierno. Si bien podríamos pensar en que el origen del mito son las tormentas y las tempestades, muchos acontecimientos, ligados a la aparición de la Cacería Salvaje descartan ese origen simplista que tanto gustaría a un científico oficialista. Bibliografía utilizada: Ejércitos de muertos y viajes al otro mundo.

Leyendas de Cáceres: Leyenda de San Jorge y el Dragón Cuenta la leyenda que un malvado dragón construyó su nido junto a la fuente de la que bebía toda la ciudad. El dragón les dijo a los ciudadanos que si querían seguir cogiendo el agua de la fuente le tenían que entregar cada día un niño. Los ciudadanos, por miedo a que el dragón se enfureciera y los matara a todos aceptaron el trato y decidieron elegir por sorteo a cada niño. Pero un día resultó elegida la princesa de la ciudad. Su padre, el rey, suplicó y suplicó por la vida de su hija, pero no sirvió de nada: su hijita sería entregada al monstruo como todos los demás niños. Cuando la princesa estaba a punto de ser devorada por el dragón, apareció el valiente soldado Jorge montando su caballo, se enfrentó al dragón, lo mató con su espada y así salvó a la princesa. De regreso a la ciudad los ciudadanos recibieron a San Jorge con honores y el rey, agradecido, le ofreció una gran fortuna, pero el santo la rechazó y le pidió al rey que repartiera ese fabuloso tesoro entre los más pobres. 1ª.

Leyendas de Toledo EL CRISTO DE LAS AGUAS Allá por la segunda mitad del S XVI, en un día normal en el que los pescadores a las orillas del Tajo, trabajaban llenando sus redes, para de esa forma luego poder venderlos en la ciudad. Estando pescando junto a la presa que existía cerca del puente de Alcántara y que encauzaba la corriente hacia los molinos del artilugio de Juanelo, vieron que se deslizaba por encima del agua flotando una gran caja de madera de tosca apariencia. La gran curiosidad que los inundó en poco tiempo y las ganas de encontrar algún tipo de objeto de valor los llevó a querer atraer hacia ellos la caja, pero sorprendiendo a todos comprobaron que la caja cuando ellos se acercaban, esta se alejaba mas haciendo vanos sus intentos de sacarla del agua, como si estuviera dirigida por alguien, la caja cuando se acercaban a ella se pasaba inmediatamente a la otra orilla. Como era costumbre en nombre de Dios procedieron a interrogar a la caja, preguntándole "que quería y a que venía".

Ninfa En la mitología griega, una ninfa (en griego antiguo, νύμφα) es una deidad menor femenina típicamente asociada a un lugar natural concreto, como puede ser un manantial, un arroyo, un monte o una arboleda. Se les aplicaba el título de olímpicas, y se decía que eran convocadas a las reuniones de los dioses en el Olimpo y que eran hijas de Zeus. Diferentes de los dioses, las ninfas suelen considerarse espíritus divinos que animan la naturaleza, y se representan en obras de arte como hermosas doncellas, desnudas o semidesnudas, que aman, cantan y bailan. El matrimonio simbólico de una ninfa y un patriarca, a menudo el epónimo de un pueblo, se repite sin fin en los mitos fundacionales griegos; su unión otorgaba autoridad al rey arcaico y su linaje. Etimología[editar] Las ninfas son personificaciones de las actividades creativas y alentadoras de la naturaleza, la mayoría de las veces identificadas con el flujo dador de vida de los manantiales. Adaptaciones[editar] Folclore griego moderno[editar]

Un cuento pagano: Herne, el Cazador Se cuenta, se dice, se habla que el bosque del castillo de Windsor está encantado. Que un fantasma con cabeza de ciervo es visto en las heladas y oscuras horas de la madrugada y poco antes del amanecer, cuando las brumas del otoño incitan al bosque a dormir. Algunos creen estar viendo a un ciervo entre la espesura, pero al aproximarse, descubren con espanto que es un fantasma con máscara de ciervo y una gran osamenta que agita la maleza a su paso. Aterrorizados, corren hasta la población más cercana para contar, a los no menos aterrados vecinos, su terrible visión y alimentar aún más la leyenda de Herne, el Cazador. Herne el Cazador trabajó al servicio del rey Ricardo II en la Inglaterra del siglo XIV. Un hombre amable que vivió en el Castillo de Windsor. Las gentes de los pueblos cercanos al bosque de Windsor veían a Herne así: Pero quizá su aspecto sea más parecido a esto, o al menos así me lo parece: La leyenda de Herne no es exactamente así.

Dragones Cuenta la leyenda que, hace muchos años, en 1229, cuando la ciudad de Cáceres estaba dominada por un príncipe moro, las tropas cristianas intentaron reconquistar la ciudad y decidieron atacarla para recuperarla. Pero se dieron cuenta que era una empresa muy difícil y fracasaron una vez tras otra, pues Cáceres era una ciudad muy bien defendida, con muchas fortalezas y castillos y así se hacía casi imposible conquistarla. En un intento de lograr que el príncipe moro se rindiera, el rey cristiano Alfonso IX envió a un grupo de sus mejores hombres para negociar la rendición sin necesidad de más guerras. Este grupo iba comandado por un apuesto capitán cristiano que intentó convencer al príncipe enemigo para que entregara la ciudad, pero éste no aceptó la rendición. En esta visita, el capitán cristiano conoció a la hija del príncipe, una bella princesa, y con el transcurso de los días se enamoraron.

15900 El Pedrón. En la mañana del 22 de junio de 2010 estuve en Padrón. Un día soleado pero no caluroso. El día anterior había sido el solsticio de verano. Estaba todavía pletórico por las sensaciones vividas en la Costa de la Muerte, especialmente en Muxía y Finisterre, así como en Compostela y en la ermita de La Lanzada. Pero ahora me encontraba en Padrón, enclave de primer orden en la mitología jacobea, donde podríamos decir que prácticamente se inicia la geografía jacobea a partir de la arribada en barca del apóstol fallecido con sus discípulos hacia el año 34. Rebusco en Internet y en la web de la parroquia de Santiago leo: Según pía tradición la barca que portaba el cuerpo del Apóstol, custodiado por sus discípulos Teodoro y Atanasio, guiada por un ángel, fue amarrada a una primitiva ara romana dedicada a Neptuno, Dios del Mar, sita en dicho puerto. Así lo quiere recordar hoy día la Iglesia... Ese pedrón inmenso, al cual echan monedas los devotos, impone por su altura y grosor.

Sobre espejos... Otra iconografía neolítica ... A. La Diosa pez. El niño vive en el agua antes de nacer. En el mundo encantado de los cuentos de hadas, los peces hablan con los humanos y les traen grandes riquezas, como en el cuento de los hermanos Grimm El pescador y su mujer, El pescador y el pez de oro de Alekandr Nikoalevich Afanasiev o la rondalla de Enric Valor “La mare dels peixos”. El pescador y el pez de oro de Alekandr Nikoalevich Afanasiev Enric Valor “La mare dels peixos”. Diosa-pez de la cultura Lepenski Vir (Yugoslavia) de 6000-5800 a.C. En el mito caldeo el dios pez Oannes es la fertilidad que surge del mar para dar a conocer a los humanos las artes de la civilización. Oannes representado en un cilindro asirio El pez, en griego “iktys”, es el símbolo cristiano de Cristo (Iesus Khristos Theu Yos Soter: Jesús Cristo, Hijo de Dios, Salvador)). El “rey pescador” herido de las leyendas posteriores del Grial pertenece a estos rituales de la regeneración cuyos orígenes pueden estar en el Neolítico. Derceto. Según Bárbara G. B.

Related: