background preloader

Mito 11. La atención diferenciada a los alumnos de alta capacidad atenta contra el principio de igualdad de oportunidades, produciendo diferencias entre los alumnos en función de su capacidad

La primera parte es falsa, la segunda no. Claro que se producirán diferencias entre los alumnos en función de su capacidad. Pero es que ¿acaso somos iguales? Es evidente que somos muy diferentes en nuestras competencias y posibilidades. Somos iguales como personas, y es esa igualdad radical la que exige un tratamiento diferente. El principio de igualdad de oportunidades exige, precisamente, que a cada alumno se le de la ayuda que precise en función de sus propias características. No es posible mantener con rigor esta postura y, al mismo tiempo, hablar de la atención a la diversidad o de las necesidades educativas especiales que lleva consigo este principio. Es preciso tener en cuenta que la atención a la diversidad es una cuestión de principio, no de tipología. Lo primero se relaciona con la profundidad y el nivel de desarrollo, con la complejidad y el reto intelectual.

https://www.javiertouron.es/mito-11-la-atencion-diferenciada-los/

Related:  Mitos y Realidadescristinaboniasanagarcamiriam2020MITOS SOBRE LAS ALTAS CAPACIDADES

MITO 10. Lo único que se consigue con una educación diferenciada para alumnos de alta capacidad, es crear elitismo, aumentando y pronunciando de manera evidente las diferencias entre las personas Toda educación que se precie de serlo debe tener como fin último la búsqueda de la excelencia, que persigue que cada persona pueda desarrollarse al máximo en todos los ámbitos de la vida. Ofrecer a los alumnos de alta capacidad la oportunidad de alcanzar el nivel al que pueden llegar, mediante la forma que a ellos más les conviene, no es crear elitismo, es dar a cada uno lo que le corresponde, porque tan injusto es el trato desigual de los iguales, como el trato igual de los desiguales, como ya dejó claro Aristóteles hace algún tiempo. No conviene confundir elitismo con excelencia. Lo que ocurre es que en muchos ambientes la promoción de la excelencia no está de moda. Se percibe, en ocasiones, una atmósfera un tanto colectivista que pretende la promoción del igualitarismo, evitando a toda costa que los más capaces puedan destacar sobre el resto, lo cual es profundamente injusto.

Mito 12. La atención a los alumnos de alta capacidad es razonable, pero debe posponerse hasta que otras necesidades mucho más importantes del sistema educativo estén cubiertas ¿Quién y cómo se determina qué necesidades son mucho más importantes? ¿Es acaso una cuestión baladí el que muchas personas con capacidad para ser buenos o grandes músicos, investigadores, escritores, etc. corran el riesgo de perderse? O aunque no se llegue a niveles de excelencia que conviertan a las personas en populares, ¿puede una escuela moderna ignorar las demandas individuales de desarrollo centrándose en un esquema educativo eminentemente grupal? Planteadas las cosas de modo tan extremo muchos pueden pensar que la escuela ya tiende a la atención individualizada en la medida de sus recursos. Aunque esto fuese así, lo que es bastante dudoso, queda por resolver el problema crucial: la adaptación de los programas, el desarrollo de otros nuevos que cubran las expectativas de los más capaces. Generalmente quienes razonan así suelen ser claros detractores de la atención a la diversidad, aunque quizá toleran mejor la atención a los alumnos que presentan deficiencias.

11 modificaciones para mejorar la escuela actual 1. La primera sería incrementar la individualización, la adaptación a las necesidades de cada alumno en cada momento de su desarrollo. Es la escuela la que debe adaptarse al alumno y no el alumno a la escuela, como ocurre en tantísimas ocasiones. El modelo de los tres anillos: una visión global y actual Acabo de terminar la revisión de la versión española de un trabajo que tiene gran interés para todos los dedicados a temas educativos, particularmente los relacionados con las altas capacidades y el desarrollo del talento. Se trata de una versión del capítulo que Renzulli y Reis publicaron en el último Handbook de la American Psychological Association, la obra de referencia más relevante y actualizada que existe actualmente y de la que ya me hice eco en otra entrada anterior. Es uno de esos libros que si el que discute contigo no ha leído, no tiene objeto seguir la discusión...

Mito 9. Crear programas especiales para niños de alta capacidad, o trabajar de manera distinta con ellos es un error, puesto que estamos impidiendo que se desarrollen a un ritmo propio de su edad Cada persona necesita desarrollarse al máximo de sus posibilidades, siempre teniendo en cuenta las características que lo definen como ser único. No ofrecer esa oportunidad a las personas que sobresalen en un talento, sería lo mismo que negársela a aquellos que, por algún motivo, tienen dificultades o problemas de aprendizaje. Los principios de la psicología del desarrollo enseñan claramente lo equivocado de las normas ligadas a la edad. Mito 13. Todos tenemos talento. Sí, pero... Parece que de todos los mitos tratados se podría establecer como corolario que, dado que la capacidad humana es una suerte de combinación entre herencia y ambiente, y todos tenemos alguna capacidad, todos tenemos talento.Y es cierto, pero con matices. Me explico, la capacidad en el ámbito que sea es una variable que no tiene cero absoluto, ni hay entre sus valores "igualdad de diferencias". Es decir, que no hay nadie que NO tenga capacidad y, por ello, no hay nadie que no tenga talento; luego todos tenemos talento, algún talento. Del mismo modo que se puede afirmar que el sistema educativo, la educación si se quiere, debe promover la excelencia, y todos tenemos nuestra excelencia, se puede decir también que la educación, o el sistema educativo, está para promover óptimos y cierto es que todos tenemos nuestro óptimo. No hay duda, ni objeción. La capacidad, el talento, el óptimo, la excelencia de cada persona son distintos.

El 'super-dotado' ¿nace o se hace? Seré breve esta vez, porque lo que quiero decir está bastante claro para todos los que han estudiado este asunto y, de ello, he dado buena cuenta en este blog. A modo de ejemplo puedes ver estas entradas que te sugiero leas con atención: Francoys Gagné en my friends' cornerTalento, ¿de qué hablamos? Los niños de alta capacidad necesitan una configuración curricular específica. ¿Por qué? Todo proceso de intervención educativa comienza por la identificación de las necesidades educativas de los sujetos que han de favorecerse de el. O, dicho en otros términos, todo proceso de identificación —de alumnos con alta capacidad académica, en el caso que nos ocupa— ha de estar encaminado a la inserción de los alumnos en programas adecuados de manera que pueda tener lugar una enseñanza enriquecida y unas experiencias de aprendizaje adecuadas (Cfr. Mills & Beaton, 1994). Así pues, identificación y programas, idealmente, se implican de manera mutua.

El modelo de los tres anillos - JAVIER TOURÓN Me sirvo como base para este post de un texto escrito hace años sobre este particular con dos colegas (Peralta y Repáraz) de mi departamento en la Universidad. Como en el post siguiente voy a hablar del modelo de puerta giratoria, me parecía preciso abordar con un poco más de detalle que en el post del mito de 3-5%, el modelo de este autor, que es tan citado habitualmente. J. Mito 8. Todos los niños tienen capacidad... No existe un grupo de alta capacidad que necesite un trato especial en la escuela Todas las personas tienen sus puntos fuertes y sus puntos débiles, pero esto está lejos de hacer cierto el mito anterior. Es evidente que no todos los alumnos son de alta capacidad, ni tampoco todos los de alta capacidad lo son en el mismo grado. Mientras todos los niños tienen capacidades y limitaciones, algunos niños tienen capacidades extremas en una o más áreas. La capacidad extrema crea unas necesidades educativas especiales, al igual que lo hacen el retraso o las dificultades de aprendizaje. La escuela atiende adecuadamente, en el mejor de los casos, a los alumnos de condiciones medias, porque los programas en su contenido y desarrollo están previstos para ellos, pero en cuanto una persona comienza a apartarse de lo “normal”, el desajuste con la capacidad del programa convencional para responder a sus necesidades se hará cada vez más patente. ¿Cómo estimular en estas condiciones su afán por saber y profundizar en una materia determinada?

Paula Olszewski-Kubilius, Rena Subotnik y Frank Worrell en My Friends' corner Actualmente es profesor de la Graduate School of Education, University of California, Berkeley, y colabora con el Psychology Department (Social and Personality area), y con el Center for Child and Youth Policy, el Center for Race and Gender, and the Center for Latino Policy Research.Actualmente es Director of the School Psychology program, Faculty Director del Academic Talent Development Program, y Faculty Director del California College Preparatory Academy. Es experto en educación de los más capaces y desarrollo del talento, educación de los jóvenes en situación de riesgo, identidad étnica, identidad racial, desarrollo y validación de escalas y eficacia docente entre otros. Ha formado parte de diversos comités entre los que destacan el Committee for Psychological Tests and Assessment (APA), el Board of Educational Affairs (APA) y el Joint Committee of AERA, APA, and NCME que llevó a cabo la revisión de los Standards for Educational and Psychological Testing. ----------ooo000ooo----------

¡No se preocupe, con el tiempo su hijo se normalizará! El desempeño de algunas actividades profesionales está ligada a la obtención de una licencia, como ocurre con los pilotos de aviación civil, al mantenimiento de la misma con certificaciones periódicas (físicas, psicológicas, técnicas) y el paso por el simulador correspondiente. De los resultados de todas estas evaluaciones depende el mantenimiento de la licencia y, por tanto, la posibilidad de seguir pilotando. Si hiciésemos lo mismo con la profesión docente... algunos deberían tener cuestionada su licencia para estar en la escuela. Porque si pilotar es una actividad de alto riesgo y trascendencia, el educar no lo es menos.

Variation is Everywhere: ¿actuamos en consecuencia? En septiembre de 2013 escribía lo que sigue... "La atención a la diversidad ya no puede seguir constituyendo un problema. La atención a los más capaces, por ello, tampoco. No es justificable por más tiempo un modelo de escuela y de enseñanza que no satisface a casi nadie.En los últimos meses he hablado mucho de tecnología en este blog. Y no es por una razón de oportunidad o moda.

Related: