background preloader

Papeles Perdidos

Papeles Perdidos
Imagen de 'Los anillos de Saturno', de Sebald. Por JOSÉ OVEJERO “El arte descriptivo, minucioso, es pueril y pesado. El arte expresivo, expresionista, aísla rasgos y gana, no solo en economía, sino en eficacia, porque arte es reducir las cosas a uno solo de sus rasgos, enriquecer el universo empobreciéndole, quitarle precisión para otorgarle sugerencia”. Estas afirmaciones las escribía Francisco Umbral en Mortal y rosa. Cada escritor tiene su poética y la fundamenta como le parece, lo que no impide que otros escritores hagan justo lo contrario con excelentes resultados. Por eso no es difícil encontrar autores que disienten radicalmente de Umbral. Lo que me llama la atención en todas estas afirmaciones es que establecen una tajante oposición entre descripción y expresión o entre descripción e interpretación. Si alguien lo cree, ahí está W. Continuar leyendo "Y Sebald creó el mundo" » comentarios 7

http://blogs.elpais.com/papeles-perdidos/

NOS VEMOS EN VELINTONIA: Álvaro Mutis, Diario de Lecumberri Es esta la memoria "de esa experiencia de quince meses en la cárcel preventiva de Lecumberri, detenido en virtud de un tratado existente entre México y Colombia" (Del prefacio). El libro reúne varias historias que son como jirones de la vida en la cárcel para mostrarnos una crueldad difícil de asimilar. El estilo y el lenguaje de Mutis recuerdan los mundos miserables y desesperanzados de Onetti y de Rulfo, como también los evoca una cierta distancia del narrador, que cede la palabra a sus personajes, a las víctimas-verdugos que hablan o piensan sin intermediarios, apenas mostrando las galerías insondables de sus almas llenas de contradicciones, de ternura y de crueldad a la vez. Podemos destacar, por ejemplo, la historia de "Palitos", un drogadicto asesinado en el penal.

233grados.com (Foto dolcacatalunya) La Vanguardia ha comunicado por burofax a Gregorio Morán que deja de contar con sus servicios como columnista después de casi 30 años de relación laboral, tal y como ha confirmado a eldiario.es. El motivo del despido es un artículo de opinión que escribió en el mes de julio y que no llegó a publicarse en su espacio, 'Sabatinas intempestivas'.

Libros en EL PAÍS “Muchos miran y pocos compran” Las librerías amplían la Noche del Libro del tradicional foco en la plaza de Callao al resto de barrios madrileños. Los vendedores se lamentan por unas ventas flojas Blog - Blog de literatura La autora Leslie G lanza Los Dioses Alados de Ácatar, una nueva entrega de su serie fantástica Carlos Sánchez el 22 de octubre de 2020 en Noticias Los libros de la serie Leyendas del bosque azul comparten universo pero son independientes y se pueden leer en cualquier orden.Un viaje fantástico hasta el reino de Ácatar y las legendarias criaturas que lo habitaron.

Libros y Bitios Una editorial independiente, que dura desde hace más de un siglo, y que dirige la cuarta generación familiar. Si en cualquier lugar del mundo esto sería un acontecimiento, en la convulsa e hiperconcentrada edición española la existencia de la Editorial Gustavo Gili es todo un milagro. Para celebrar su 110 aniversario, la editorial, que ahora encabezan Mónica y Gabriel Gili Galfetti, ha creado un bellísimo volumen conmemorativo, en edición no venal (es decir: no está a la venta). Se trata de Editorial Gustavo Gili.

LLANEROS DE JEEP Y DE A CABALLO El poeta apureño Igor Barreto nos dice en su libro El llano ciego (2006) “El paisaje ha muerto. El paisaje de tradición romántica ha muerto, a pesar de que aún descubrimos marcas de lirismo alabancioso en nuestros poemas” (Pág.37) Vale preguntarse si de verdad ha muerto el paisaje o esta visión romántica del paisaje. El mismo Barreto reconoce que aun existen trazas de romanticismo en la poesía paisajística de hoy. La cita se inicia generalizando de manera rotunda la muerte del paisaje, sin embargo, a continuación matiza aclarando que es el paisaje romántico el que ha fallecido. Creemos que el poeta asegura esto porque en verdad el paisaje como tal estará siempre allí, vivo y ajeno a los vaivenes de nuestra humanidad, desplegado más allá de las intraspasables fronteras del lenguaje, en la infinita e incognoscible periferia que llamamos el Ser. Sólo nos queda es aferrarnos a la duda consoladora de la palabra, la múltiple referencialidad de la sintaxis.

Nos pilla lejos, pero ¿a que molaría toparse con el camión de Penguin? Ante los agoreros que afirman que el libro en papel tiene los días contados (cosa que no creo ni de lejos), iniciativas como las que os traigo hoy no pueden sino tocar la fibra a todos los que disfrutamos con un buen puñado de páginas en nuestras manos. Y es que la potente editorial Penguin Books ha puesto en marcha el Penguin Book Truck , que como bien veis en la foto se trata básicamente de una librería ambulante que está recorriendo los Estados Unidos. Evidentemente, como aviso en el título, nos pilla algo lejos, pero la verdad es que la idea no deja de ser de lo más interesante, ya que te plantan la librería al ladito de casa. El caso es que este llamativo camión irá recorriendo distintas ciudades estadounidenses aprovechando festivales, ferias y en general eventos relacionados con el mundo del libro.

Sal del llanto, sal del canto, de Rafael Castillo Zapata La escritura es siempre residual. Todo texto es un resto, lo que sobrevive a una experiencia que más allá de la escritura misma como engendramiento de lo que no está primero ni antes que ella, precediéndola, sobrevive en lo significado como hueco. Todo texto se funda pues en un vacío. Todo texto está siempre en falta con algo que, sin antecederlo, puesto que el texto en su progresión, en su tejerse, inaugura algo que no existe antes de su despliegue —y es, por tanto, él mismo, en sí mismo, puro acontecimiento—, lo sostiene desamparándolo: el núcleo vivo de una presencia que no aparece nunca en la secuencia explícita de los signos y que sin embargo hala, templa, agarra desde el fondo la tela toda del tejido narrado. Uno podría decirse, ciertamente, que Este resto de llanto que me queda es un texto con la piel abierta; piel sobre la que, efectivamente, se vierte la sal del llanto. Sobre el libro: Este resto de llanto que me queda, de Alfredo Armas Alfonzo (Thule Ediciones,2005)

365 días de libros #72 ¡Soy feminista! Cómo ser mujer. Caitlin Moran. Anagrama: 2013 “El perro que comía silencio”, Isabel Mellado Nací hace ocho o diez perros, cuatro gatos y tres periquitos. Mi cumpleaños ha caído en domingo; que es, justo, cuando mi espejo tiene el día libre. Aprovechando que era fin de mes, me marché a las rebajas. “No voy a dejarme derrotar por la edad”, dije para mí, “o acabaré volviéndome tan masoquista, que un día lloraré de oreja a oreja”. Antes de que el reloj me extirpase la tarde entera, me fui a oler las sensaciones de la nueva temporada y, quizás, a apadrinar un libro.

Related: