background preloader

Cuento "Nadie Te Creería". Formato vídeo

Related:  adrianach

Sitio oficial Luis Pescetti Deme otro. Formato texto (Del libro Nadie te creería.) Al finalizar el horario de clases llega una madre a buscar a su hijo. La intercepta la maestra, que trae al niño de una mano. —Señora, hoy Fernando se portó fatal. —¿¡Otra vez!? —Pero fatal, fatal… no hace caso, contesta, se burla de los compañeros… —Pues, entonces, déme otro. —¿¡Cómo que “otro”!? —Sí, porque tampoco sé qué hacer. —Pero, es que no puede ser. —Con su padre ya le dijimos (mirando al niño), pero si él no quiere hacer caso… Qué, ¿no hay más niños? —Es que no se trata de eso, la escuela está llena de niños… —Pues cámbiemelo y listo. —(Dubitativa). —Casi mejor pruebo con una niña, estoy pensando. —Es que se me desordena todo, señora, luego vendrá la madre de la niña… —Pero yo llegué primero. —Sí, ya sé, pero luego se quejan, no se crea. —No, porque así aprende, para la próxima lo va a pensar. —¿Y si no lo quiere nadie? —¿¡Pero qué dice!? —Precioso sí que es, pero se porta… —Ah, ¿y qué pretende? —No, si no digo eso. —Bueno, ¿y cuál quiere? —Una niña, ¿no le digo?

LOTrO dÍA. Formato texto (Del libro Nadie te creería) Lotro día pensando que siuno escriviera noimportacómo ycadauno komo sele antojara, o antogase, másmerefiero en un poregemplo iñorar lortografía, yque, enúnporegemplo, ponerse un asento donde no ba, o faltarle hotro dondesí ba… sería 1 berbadero desastres. ¡Poreso combiene lortografía, ninios! ¡porke si cadauno escribiece como se le antogase leeríésemos más despasio hi más lentamente que 1 vurro! ¿Comentarios? Cartas a Papá Noel. Formato texto (Del libro “Nadie te creería“) Querido Papá Noel: Te quiero mucho. Hoy fuimos a la playa y tomamos un helado. Tengo seis años. En patín jugué al jockey y ningún día lo había jugado con palo para que no nos lastimáramos. Querida Clara: en este momento no tengo patines ni hockey. Querido Papá Noel: nada que ver. Querida Clara: te pido disculpas por la confusión, y te agradeceré que repitas el pedido porque las cartas que contesto se archivan en otra parte y no la tengo a mano. Papá Noel: ¿qué les pasa ahí? Querida Clara: soy la secretaria de Papá Noel. Queridos Esther, Papá Noel, el Reno o la rueda del trineo, o quien quiera que sea que lea esta carta y me la conteste: ¡Ni me acuerdo si eran diferentes las dos cartas! Querida Clara: soy la secretaria personal de Esther Noel. ¿Y mis regalos? Querida Clara: soy Esther, nuevamente. Querido Papá Noel, y tu secretaria y la secretaria de tu secretaria y el reno con diarrea: les escribo esta carta después de abrir los regalos. ¿Comentarios?

Kaufman-Ana-Maria-Como-ensenar-ortografia.pdf Introducción Es posible que el lector sonría al leer el diálogo que encabeza este trabajo, sobre todo si es do- cente y ha prestado atención a sus alumnos cuando hablan entre ellos acerca de los “capri- chos” de nuestra norma ortográfica. opiniones similares a las de Pablo y Sebastián, ambos de siete años de edad. ¿ A qué responde la postura de Pablo? considera que la ortografía tiene sentido cuando está reflejando cuestiones semánticas: si dos pa- labras suenan igual pero tienen diferente signifi- cado, deben escribirse de diferente manera. verdad que, en algunos casos, la norma ortográ- fica indica cómo “marcar” diferencias de signi- ficados: tubo/tuvo, cayó/calló, bello/vello. no en todos. m a, del verbo llamar, l l a m a como lengua de fue- go y l l a m a, animal cuya lana es muy apreciada... La respuesta de Sebastián tampoco es anto- jadiza. puede apelar a regularidades de ningún tipo y el único recurso que tiene para saber cómo se es- cribe esa palabra es... fijándose bien cuál es la

Related: