background preloader

Recopilación de crónicas periodísticas con chispa.

Recopilación de crónicas periodísticas con chispa.
Related:  CrónicaLiteratura, libros

Faulkner: “Lo más despreciable de todo es tener miedo” “Nuestra tragedia de hoy es un miedo físico general y universal tan largamente padecido que a duras penas lo podemos soportar. Ya no quedan problemas del espíritu, sino tan sólo una pregunta: ‘¿Cuándo seré aniquilado?’ Por eso es que los jóvenes que escriben actualmente han olvidado los problemas del corazón humano en conflicto consigo mismo, que bastarían para generar buena escritura pues son lo único sobre lo cual vale la pena escribir, lo único que justifica la agonía y el sudor. Deben aprenderlos de nuevo. Deben enseñarse a sí mismos que lo más despreciable de todo es tener miedo. Mientras no aprenda estas cosas, escribirá como si estuviera viendo el final del hombre e inmerso en él. Fragmento del discurso de William Faulkner al recibir el Premio Nobel [Estocolmo, 10 de diciembre de 1950]

radar Yo no escribo para chicos. Yo escribo. Y alguien más dice: “Esto es para chicos”. Nunca me propuse hacer felices a los niños. O mejorarles la vida, o hacérselas más fácil. No me gustan mucho, así como no me gustan mucho los adultos. Firmar ejemplares es horrible, estúpido, no significa nada. El estado de la literatura infantil actual es abismal. Somos animales, violentos, criminales. Elegí un género muy modesto, la literatura infantil, y me escondí en este género para poder expresarme plenamente en él. No escribí Donde viven los monstruos por dinero. Nací en 1928. Los chicos tienen que saber que hay cosas malas. Los chicos son valientes porque son inocentes. No nos podemos deshacer del mal. Estoy obsesionado con la muerte. Cuando iba a preescolar y tenía seis años, estaba jugando con mi amigo Lloyd en un callejón entre edificios de departamentos en Brooklyn. No sé cómo controlar mis demonios. Siempre me sorprendió mi éxito y no soy un cínico. Ser joven fue horrible.

5 historias desconocidas de Los ladrones viejos Everardo González, como todos los documentalistas, tiene más historias de las que le es posible contar. Cuates de Australia es su más reciente película, actualmente en exhibición. En 2007 debutó con Los ladrones viejos, centrada en el hombre que robó la casa de Luis Echeverría cuando éste era presidente: El Carrizos. De este ladrón con un sentido del honor y de otras historias desconocidas platica el cineasta con emeequis. POR PATRICIA VEGA@Patricia__VegaFOTOGRAFÍA: EDUARDO LOZA Everardo González está dale que dale. La búsqueda había concluido. ¡Bingo! Ese día acababa de llegar. A partir de la lectura de la “hazaña” de Efraín Alcaraz Montes de Oca, tomó forma la idea que venía cocinando desde meses atrás: abordar los códigos de ética y de honor de los ladrones que operaron en la Ciudad de México en los años sesenta y setenta. ¿Quién, en su sano juicio, afrontaría el reto de encontrar a Efraín Alcaraz Montes de Oca en una ciudad de más de 20 millones de habitantes? –Sí, así es.

NAR Etiqueta Negra Las clases magistrales de Cortázar - 26.07.2013 - lanacion.com Texto: Julio Cortázar Primera clase. Los caminos de un escritor Quisiera que quede bien claro que, aunque propongo primero los cuentos y en segundo lugar las novelas, esto no significa para mí una discriminación o un juicio de valor: soy autor y lector de cuentos y novelas con la misma dedicación y el mismo entusiasmo. Tienen que saber que estos cursos los estoy improvisando muy poco antes de que ustedes vengan aquí: no soy sistemático, no soy ni un crítico ni un teórico, de modo que a medida que se me van planteando los problemas de trabajo, busco soluciones. Les pido que no se asusten por las tres palabras que voy a emplear a continuación porque en el fondo, una vez que se da a entender por qué se las está utilizando, son muy simples. Viví en Buenos Aires, desde lejos por supuesto, el transcurso de la guerra civil en que el pueblo de España luchó y se defendió contra el avance del franquismo que finalmente habría de aplastarlo.

On-Line - Detalle noticia Con seis locales actualmente en Santiago, la librería dirigida por Pablo Sierra, Angelo Villavecchia y Claudio Acosta muestra ventas por cerca de $150 millones mensuales, apostando fuertemente a la atención y la selección de catálogo. Librería Ulises, que en 2012 cumple 12 años, se ha aventurado con locales en sectores donde hay una fuerte competencia con cadenas de gran tamaño, y ha logrado mantenerse e incluso crecer. Según cuenta uno de sus dueños, Pablo Sierra, “somos tres socios, Angelo Villavecchia y yo somos libreros de larga tradición, y además tenemos como socio a Claudio Acosta. En todos estos años hemos podido crecer a un ritmo sostenido, poniendo nuevos locales, y hoy tenemos seis librerías”. Entre todos los locales que poseen actualmente –Los Dominicos, Los Trapenses, Boulevard de Parque Arauco, Providencia, en Lastarria y al interior de la Universidad Diego Portales– trabajan cerca de 30 personas y facturan entre $100 millones y $150 millones mensuales.

CRÓNICAS | Capitalismo amarillo ¿HAY ALGUIEN AHÍ? de Juan Villoro HISTORIA DE UN MINUTO de Magalí Tercero AMBULANTES de Cynthia Ramírez BIENVENIDOS A TEPITO de Cynthia Ramírez EL ARTE DE LA CALLE de Fabrizio Mejía Madrid EL MISTERIO DEL PERICO, EL GALLO Y LA CHIVA de Fabrizio Mejía Madrid UNA CIUDAD DE CIENCIA-FICCIÓN SIN FUTURO de Heriberto Yépez ¿HAY ALGUIEN AHÍ? Al aterrizar en la Ciudad de México se advierte que la lógica no es lo nuestro. La ventanilla que al mismo tiempo proclama y refuta la normatividad es una metáfora de un país donde las reglas han dejado de tener sentido o son caprichosas e inoperantes. Llegar al Distrito Federal significa establecer instantáneos vínculos con el sinsentido. El célebre Sitio 300, que controla los taxis del aeropuerto, lleva años sin ponerse de acuerdo con las autoridades que regulan la aviación civil y los negocios aledaños. Como en México la catástrofe es un tema de conversación muy contagioso, basta hablar de un problema para que los desastres se ramifiquen.

El desquite del ‘gallo’ Pinto Era una tarde normal del pasado septiembre en un programa deportivo en la emisora ADN de Costa Rica. La selección se había clasificado la noche anterior para el Mundial de Brasil y un aficionado aún criticaba en antena el estilo de juego del entrenador Jorge Luis Pinto; decía que era sinónimo de sufrimiento, que su sistema era demasiado defensivo y que su fútbol era inconstante. Nueve meses después Costa Rica se ha convertido en la mayor sorpresa del inicio del Mundial tras acabar líder de un grupo en el que se encontraban campeonas del mundo como Italia e Inglaterra. Pero nadie podía preverlo aquella tarde de septiembre en la que, de repente, entró otra llamada en vivo. Aunque con excesos, Pinto se retrataba. El técnico colombiano valora demasiado el conocimiento del fútbol, el estudio y el método “También llamaba a las casas de los jugadores para controlar que no anduvieran tarde en la calle. Pinto niega que sea defensivo.

Bitácora de versos

Related: