background preloader

FRANKESTEIN

Facebook Twitter

Imagen Tomada:
Link :
Autor: Boris Karloff .

El Moderno Prometeo. Cuestiones éticas y epistémicas en torno a la construcción del cuerpo humano como objeto de estudio y su relación con la psiquiatría y … Frankestein y la (su) ética. La última frase del aclamado e inmenso libro de Yuval Noah Harari, De animales a dioses (Debate, 2015) es contundente.

Frankestein y la (su) ética

Resume el libro y obliga, tanto a él, como al lector, a continuar cavilando, ya sea con la pluma o con la obligación que supone la conciencia. Pregunta Harari: “¿Hay algo más peligroso que unos dioses insatisfechos e irresponsables que no saben lo que quieren?”. En su libro cita a mi conocido y temido Frankenstein. Sirva la pregunta de Harari para regresar a 1818 y a Mary Shelley, autora de Frankenstein. Fundamental es recordar que el título completo, Frankenstein; or The Modern Prometheus, alude a la mitología griega. La novela cuenta la historia de un joven estudiante de medicina, Víctor Frankenstein, quien desea conocer algunos secretos de la tierra y el cielo.

Aunque 1818 es lejano, no lo es. El Frankenstein de Shelley quedó fuera de control y produjo innumerables estragos. El ser humano actual dista mucho de comportarse como debería, como ser humano. La creadora de Frankenstein se inspiró en un médico escocés. SEGUN REVELA EL ULTIMO NUMERO DE LA REVISTA ROYAL SOCIETY OF MEDICINELa creadora de Frankenstein se inspiró en un médico escocés De acuerdo al texto presentado por Christopher Goulding, la escritora Mary Shelley tomó como modelo al doctor James Lind, que realizaba experimentos con descargas eléctricas en animales.

La creadora de Frankenstein se inspiró en un médico escocés

Para crear al doctor Victor Frankenstein, la escritora inglesa Mary Shelley se inspiró en un médico escocés que realizaba experimentos con descargas eléctricas en animales. Así lo asegura Christopher Goulding en su tesis de doctorado, publicada en el último número de la revista de la Royal Society of Medicine. Mary Shelley (1797-1851) no conoció personalmente al doctor James Lind (1736-1812). Sí lo trató de cerca su esposo, el poeta Percy Shelley (1792-1822), ya que Lind había sido su tutor para las materias científicas cuando estudiaba en Eton. Los especialistas en la obra de Mary coinciden en la influencia que ejerció su esposo en los temas vinculados con la medicina. Holaluz. En 1818 Mary Shelley imaginó a un doctor que creaba un monstruo al que dotaba de vida gracias a la electricidad.

holaluz

A pesar de que eso desencadenó muchos intentos de recrear el logro en la vida real, la electricidad ya había “metido la nariz” en la medicina mucho antes. A día de hoy, esa incursión no tiene pinta de haber parado. Primeros contactos Cómo decíamos, la energía eléctrica tiene que ver con la medicina desde hace mucho. En la Roma antigua ya se empezaba a experimentar las propiedades curativas de las descargas eléctricas que liberan los peces manta (o rayas). Más tarde, el alemán Johan Gottlob Kruger 1715- 1759 trajo un poco más de rigor científico al asunto. Paralelamente, varios científicos más o menos aficionados y con escasa credibilidad, empezaron a imitar al doctor Frankenstein, con la esperanza de devolver a la vida a personas recién fallecidas.

Marcapasos y desfibrilador, a vueltas con el corazón Investigaciones actuales. Frankenstein: ciencia y literatura atrás del terror. No solo es un cuento de terror, sino que ahora la obra de la escritora Mary Shelley, toma relevancia, con la noticia de que el analista informático ruso Valerí Spiridonov, está dispuesto a someterse en un trasplante de cabeza.

Frankenstein: ciencia y literatura atrás del terror

Si recordamos Frankenstein, es un monstruo que cobra vida, gracias a la recolección de partes humanas en diversos cementerios de Europa (recordar que la obra literaria data de 1818 y la primera película de 1931), así el mostro al cual todos le temen, es una obra de la ciencia, que tocó la vida cuando un rayo carga de electricidad su cuerpo, en un experimento que pudo ser calificado como blasfemo, para el siglo 19. Según quienes han estudiado la obra Frankenstein, es una trama que muestra los usos y abusos de la ciencia aplicada.

¿Qué dice la ciencia sobre Frankenstein? La historia de Frankenstein hay muchas formas de leerla.

¿Qué dice la ciencia sobre Frankenstein?

Por una parte, la de un monstruo aterrador que acaba teniendo alma y siendo bueno. Por otra, la de un científico loco que, como Prometeo, roba a los dioses la capacidad de crear vida a partir de trozos de cadáveres y electricidad. Una más: la idea de que una mujer pudo hace dos siglos escribir una de las mejores novelas góticas ganando por la mano a genios del momento como su propio marido o Lord Byron.

Pero aquí lo que importa es el componente científico: ¿es verosímil crear vida? No, al menos no con lo que sabemos hasta ahora. Matiz uno: la electricidad para reanimar La historia de Frankenstein es la de un científico que, juntando trozos de cadáveres cosidos a mano, e introduciendo un cerebro en el cráneo, logra que un brutal impulso eléctrico baste para despertar a una criatura con capacidades motrices y conciencias propias. Los impulsos eléctricos son efectivamente utilizados en medicina desde hace mucho tiempo.

Miles de cosas. 177 175 1 PB.