background preloader

Blogs raros

Facebook Twitter

Small Town Noir | Small-time true crime from New Castle, Pa. Quienes vivieron y sobrevivieron la bomba atómica dibujan el horror. Takeda Hatsue: Gente quemada y con el cabello aun ardiendo corre despavorida por la calle. Aquí están los recuerdos, las imágenes que pasan por su mente cuando cierran los ojos y que los han acompañado como una pesadilla todos estos años. Una organización norteamericana que ofreció ayuda psicológica a los supervivientes de Hiroshima y Nagasaki, pidió a un grupo de ellos, la mayoría niños cuando el ataque atómico, que reflejaran en papel lo que recordaran con más fuerza de aquel día.

Con los dibujos se realizó una exposición que está expuesta hoy en el Hiroshima Peace Memorial Museum, en Japón. El espanto, simplemente el espanto de la única arma atómica que se ha utilizado contra la población civil, visto desde la distancia y en un mundo con la capacidad de multiplicar este infierno miles de veces. A continuación publicamos una selección de esos dibujos. Tasaka Hajime: Una madre pide agua desesperadamente para su hijo, ambos quemados y con la piel colgando. La triste obligación de tener que ser feliz. Happiness is a warm gun... John Lennon La persecución de la felicidad es tal vez el mayor cliché cultural que nos acecha: las imágenes de sonrisas desbordadas que deambulan en las redes sociales, los grandes hits musicales diseñados para celebrarla, los épicos finales felices de Hollywood, los libros de auto-ayuda, las sectas semi-místicas y los coloquios ‘superacionales’ orientados a ayudarte a alcanzar esta experiencia.

En internet cada vez son más populares los instructivos, consejos o rutas para ser feliz –incluso aquí hemos publicado textos como “Estos son los hábitos de las personas verdaderamente felices” o “La atención presente es la clave de la felicidad”. Sobrados son los ejemplos que tenemos de esta búsqueda masiva –por cierto aprovechada hábilmente por el mercado bajo la promesa de que, si consumes, alcanzaras dicho estado. Pero, ¿qué es la felicidad?

, ¿existe? 3 casos para reflexionar un poco Conclusión En fin; sonríe y, si lo logras, no olvides capturar el momento. The Rise Of Sadvertising: Why Brands Are Determined To Make You Cry. There was a time in the not so distant past when funny ruled advertising. Whether absurd and awkward, sharp and wry, or broad and ball-busting, comedy in all its forms was the dominant language in marketing. Then something changed. Quietly at first, then in a more pronounced fashion. In the beginning, certain people (not us) would find themselves discreetly, incredulously, wiping a tear from their eye while watching an ad online. But then, things began to escalate. So what the hell is going on? If you look at the current state of media, there’s more value placed on "meaningful" content--inspirational stories that you just have to see, or will change your world, and don’t even ask what happens next because it will simply blow your mind or break your heart or take your breath away.

The Upworthy effect can be added to another, larger cultural trend: the trend toward reality. The results are mixed. The first question to ask when it comes to any trend is whether or not it’s really a trend. El miedo a la nada = la razón del todo. En pleno siglo XXI se yergue orgulloso en medio del pequeño pueblo de Glen Rose, Texas, el Creation Evidence Museum, que, como su nombre ya lo apunta, busca convencer a los escépticos de que, tal y como se ha interpretado en el Génesis de la Biblia, la tierra cuenta con no más de 7 mil años de historia, dato especialmente difícil de comprobar tratándose de dicho poblado, pues Glen Rose se encuentra en una zona en la que abundan restos fósiles de dinosaurios que datan de hace más de 65 millones de años. Sin embargo, los miembros de la comunidad dicen tener pruebas de que los humanos y los dinosaurios caminaron juntos por esos lares hace tan sólo algunos miles de años.

Hasta este momento, la fe ciega de la mayoría de los habitantes de este pueblo podría parecernos ridícula y hasta terca. Quizá las personas tan aparentemente cerradas de este pueblo sean menos miopes de lo que pensamos, o quizá sólo seamos igual de miopes que ellos. Referencias en The Economist y The New York Times. The U.S. Military's Zombie Apocalypse Survival Training Guide Is A Real Thing.

Everybody knows that, in the event of a zombie apocalypse, we are on our own. That's been drilled into us in everything from The Walking Dead to The Zombie Survival Guide to the Left 4 Dead games. No one believes in zombies, so no one can possibly be prepared. But what all of the fictional depictions of the zombie-filled nightmare failed to take into account is that the Pentagon watches that stuff, too: to wit, CONPLAN 8888-11, "Counter-Zombie Dominance," which is, as revealed by Foreign Policy, an official training guide for the U.S. military that opens with a disclaimer reading, "This is not a joke.

" It's not, in fact, a joke, but it's also not entirely serious. Still, just because there's a logical reason for the Pentagon to create a detailed plan for a zombie apocalypse doesn't mean that poring through it doesn't provide a whole bunch of fun moments. There are gems throughout the document. [Image: Shutterstock] Este es el enigmático Ronald Stark: el más grande distribuidor de LSD de la historia. “La Revolución, es un arte que busco profundizar, más que una meta que pretenda lograr” Robert Heinlein La historia del LSD parece haber sido escrita en ácido. Los hechos se mueven, se deforman constantemente; cada paso, cada nuevo hecho, cambia irremediablemente lo que creíamos del anterior.

Es como si sus protagonistas siguieran vivos, paranoicos, cambiando todo de lugar, escondiéndose entre los pliegues y las ondulaciones de la historia. Las personas realmente fascinantes son imposibles de investigar, su trabajo es no dejar rastros, borrarse a sí mismos de la historia, pasear frente a las cámaras como simples extras, confundiendo cualquiera de sus gestos con el ruido de fondo. Sin embargo, hasta ahora el objetivo de Stark está cumplido, sus rastros son mínimos, apenas uno empieza a seguir alguna de sus huellas, de pronto las pisadas desaparecen. La Hermandad del Amor Eterno Fue el inicio de una era, la época dorada del LSD barato y de alta calidad. Italia Las últimas huellas. Armas silenciosas para guerras tranquilas. Jon Rafman. Cuando Einstein escribió a Diego Rivera. Para mi Daimon Mi Slts Diego camina por todo el cuarto mirando los pinceles escurrir todavía. Sobre el caballete un óleo seca las formas que dan vida a un niño con violín.

Como una fiera pasea por su estudio, todavía incómodo por las mudanzas, pero repleto hasta las esquinas del idolaje de piezas precolombinas. Rivera parece nervioso, le asaltan las palabras de un efusivo discurso. La jornada es laboriosa para el muralista. Gracias a la exposición del archivo personal de Einstein en la FIL de Guadalajara, nos hemos enterado de lo que Rivera rasgó sobre aquel papel: “Quiero decirle lo mucho que me conmovió su carta.

El motivo de la correspondencia con Einstein es el retrato que Rivera inserta en una polémica obra ejecutada en Nueva York: “Retrato de Estados Unidos”. El febrero de 1933, Diego elabora un proyecto a petición de la familia Rockefeller. Después de la cancelación los Rockefeller pagan íntegro el trabajo como una manera de prevenir problemas legales. Daniel Vargas Parra. William Burroughs habla sobre el sueño como entrenamiento para el espacio. William Burroughs habla sobre el sueño como entrenamiento para el espacio / “Encuentro que algunas veces puedo controlar mis sueños y a veces puedo dirigirme a mí mismo antes de dormir para soñar con algún tema…”, comenta William Burroughs en una conferencia que impartió en la Universidad Naropa en 1980. En ella el escritor hace un paseo por cuestiones interesantes y potencialmente trascendentes sobre el tema de los sueños.

Él mismo cuenta que llegó a experimentar sueños lúcidos guiado por los consejos de Don Juan Matus, maestro de Carlos Castaneda, quién decía que lo importante es mirar tus manos en el sueño. Hacer un esfuerzo consciente por observarlas, para darte cuenta que estás soñando y “despertar en el sueño”. Burroughs, fascinado por la versión lúcida de los sueños, platica sobre el famoso experimento científico en que unos investigadores privaron del sueño a voluntarios por algún tiempo y se dieron cuenta que, de hacer esto por más tiempo, los voluntarios morirían. Sentimental Corporation. Untitled. Lorelei-Odelia.