background preloader

EPI Baile

Facebook Twitter

Corbin Bronze Dancers in Art - Corbin Bronze. As a favorite theme found in art history, “the dancer” has been an inspiration for Tom Corbin’s bronze sculpture for over two decades.

Corbin Bronze Dancers in Art - Corbin Bronze

The movement, composition and grace of the figure are qualities that he finds particularly intriguing. Corbin’s fascination with Edgar Degas’ sculptures and paintings served as the early stimulus for his dancers. Please enjoy these examples of works by “The Greats” from The Renaissance to today and new works by our own Tom Corbin. Sandro Botticelli, La Primavera, c. 1482 Nicolas Poussin, Dance to the Music of Time, c. 1634 – 1636 Edgar Degas, The Dancing Class, c. 1871 Edgar Degas, L’Etoile, c. 1876 – 1877 Edgar Degas, Dancers in the Classroom, c. 1880 Edgar Degas, Little Dancer of Fourteen Years, c. 1881 Henri Matisse, Dance I, c. 1909 – 1910 Edgar Degas, Bronze Dancers (various), bronze casts c. 1920.

Pintura

Poesia. Carlos Saura. Letra Bailar Jarabe De Palo De Cancion. Bailar Video: Letra de Bailar Bailar, cuando todo esta mal cuando quiero estar ahi pero no puedo bailar, cuando todo sigue igual cuando busco una razon y no la encuentro CORO: bailar, cuando todo esta mal bailar, cuando todo sigue igual bailar al compas de la cancion que mas me gusta bailar, cuando todo me va mal cuando quiero estar mejor pero no puedo bailar cuando todo me da igual y no me gusta lo que veo en el espejo *CORO: bailar, y olvidarme de quien soy bailar, sin saber con quien estoy bailar, al compas de la cancion que mas me gusta *CORO: bailar, y olvidarme de quien soy bailar, y que me lata el corazon bailar al compas de esa cancion que no se acaba bailar y ver como el sol se esconde bailar encontrarme con la noche bailar al compas de la cancion que mas me gusta.

Letra Bailar Jarabe De Palo De Cancion

Jarabe de palo - Bailar.

Joaquin Cortes

Del acoso escolar en Vallecas a triunfar como bailarín en Nueva York. Con 20 años, Carlos Alonso será solista en el New York Theatre Ballet la próxima temporada.

Del acoso escolar en Vallecas a triunfar como bailarín en Nueva York

De niño no se atrevía a decir que quería bailar Bailando en la calle por el Día Internacional de la Danza con la Compañía Nacional Siendo un niño, Carlos no se atrevía a decir en alto que quería bailar. Veía por la televisión las piruetas que hacían en un programa de los bailes de salón, "cómo cogían a las chicas y las tiraban por los aires", y fantaseaba con emular aquello. "Pero con el tema del bullying en el colegio me costaba decirlo". "He tenido periodos de estar muy triste, de no creer que algo así fuera posible. Hasta dar el gran salto, el camino ha sido duro. Un esfuerzo titánico que sabía que no tendría recompensa en su país.

Cuando Carlos terminó sus estudios en el conservatorio se planteó qué camino tomar y llegó una beca para el Finnish National Ballet, en Helsinki. En 2015, Alonso fue uno de los más de 400 aspirantes que solicitaron una beca en la Joffrey Ballet School de Nueva York. Carlos Alonso, el Billy Elliot madrileño que está triunfando en Nueva York como bailarín. El joven bailarín madrileño Carlos Alonso podría ser el Billy Elliot vallecano.

Carlos Alonso, el Billy Elliot madrileño que está triunfando en Nueva York como bailarín

Tras pasar por dificultades, como el acoso escolar que sufrió de niño, a sus 20 años ha conseguido ser solista del New York Theatre Ballet esta temporada. Hijo de un carpintero encofrador y una funcionaria de Justicia, el pequeño de tres hermanos vivió el acoso escolar en su piel y luchó por su sueño sin importarle lo que pensasen los demás. "A los 9 años dije: me da igual lo que piensen de mí, yo quiero bailar", explica el bailarín, que ha conseguido su primer contrato como profesional en la ciudad de los rascacielos. Hasta ese momento y durante tres años, había sufrido todo tipo de insultos y amenazas únicamente por ser un "niño más sensible" que no estaba interesado en "jugar a pegarse", una "espinita" que a día de hoy no ha conseguido superar.

La vocación pudo con el acoso Gracias a su profesora "Cuando me lo dijeron me puse a temblar y pensé: Dios, ¿de verdad me están diciendo esto? Un contrato profesional.