background preloader

Marinadguezmora

Facebook Twitter

Marina Domínguez

Suprimir o sustituir para olvidar. Cuando alguien quiere deshacerse de un pensamiento, y lo logra, su cerebro trabaja o bien suprimiéndolo, o bien sustituyéndolo por otro. Una investigación demuestra que ambos. Medicina ¡Comparte esto con tus contactos!

Saber que distintos procesos contribuyen a olvidar los recuerdos puede ser útil porque ahora sabemos que a la gente, de forma natural, se le da mejor un mecanismo u otro, recoge el estudio. Gracias al conocimiento de los distintos mecanismos de olvido se podrían desarrollar tratamientos de problemas de salud mental relacionados con la regulación deficiente de la memoria, como ocurre tras sufrir un traumatismo. – marinadguezmora

A menudo, las personas quieren olvidar aquello que les ha dejado un recuerdo desagradable, vergonzoso o simplemente insoportable.

Suprimir o sustituir para olvidar. Cuando alguien quiere deshacerse de un pensamiento, y lo logra, su cerebro trabaja o bien suprimiéndolo, o bien sustituyéndolo por otro. Una investigación demuestra que ambos

Un grupo de neurocientíficos de la Universidad de Cambridge, en Reino Unido, ha demostrado que los seres humanos utilizan dos procesos para olvidar: la supresión y la sustitución, y que el cerebro trabaja de formas diferentes en cada caso. "Se trata de dos mecanismos distintos que causan el olvido: el primero interrumpe el proceso de recuperación de recuerdos, y el segundo permite sustituir los eventos desagradables por otros", comenta Roland Benoit, de la unidad de cognición y ciencias del cerebro de la Universidad de Cambridge.

Representación del proceso de sustitución o borrado de recuerdos (Agencia SINC) Situaron una pantalla donde aparecían las palabras y formaron dos grupos de un total de 36 participantes. Circuitos neuronales distintos Referencia bibliográfica: Interesantísimo vídeo en el que el Dr. Luis Delgado Reyes nos habla sobre los hemisferios cerebrales, giros y área de Brodmann, tanto anatomía como funciones. ¡Merece la pena verlo!

Interesante vídeo en el que el Dr. Luis Delgado Reyes nos habla sobre los hemisferios cerebrales, giros y área de Brodmann, tanto anatomía como funciones. ¡No os lo perdáis! – marinadguezmora

Aprendizaje basado en proyectos desde la neuroeducación. La educación eficaz siempre es un equilibrio entre rigor y libertad, tradición e innovación, el individuo y el grupo, la teoría y la práctica, el mundo interior y el que nos rodea.Ken Robinson Neuroeducación y neurodiversidad Como sabéis, en Escuela con Cerebro nos gusta acercar la ciencia de forma divulgativa para que podamos conocer y reflexionar sobre cuestiones que pueden tener una incidencia educativa relevante.

Aprendizaje basado en proyectos desde la neuroeducación

Y lo hacemos desde el enfoque multidisciplinar de lo que llamamos neuroeducación. Porque entendemos que ya existe la suficiente información que puede orientar una verdadera enseñanza basada en el cerebro. Conocemos, por ejemplo, muchas implicaciones educativas relacionadas con la emoción, la atención o la memoria, todos ellos factores críticos en el aprendizaje. Conocer cómo funciona nuestro cerebro, además de facilitar la necesaria mentalidad de crecimiento (ver figura 1), es fundamental para mejorar la educación. Alumnos, profesores y falsas dicotomías Ejemplos de proyectos. Neurociencia del amor: ¿cómo se enamora nuestro cerebro? El amor es un huracán de sentimientos tan caótico y difícil de describir a través de definiciones convencionales que la mayoría de las personas lo conoce más por experimentarlo directamente que por otra cosa.

Uno de los descubrimientos sobre la neurociencia del amor es que, en nuestro cerebro, el enamoramiento tiene un efecto muy similar al de una droga. Cuando nos quedamos enamoramos de alguien, nuestro cerebro aprende a segregar por sí mismo una gran cantidad de sustancias que producen un estado de éxtasis agudo, que llega de repente. Estas sustancias son la oxitocina, la serotonina y la dopamina, elementos que nuestro cerebro utiliza constantemente en mayor y menor medida para hacer que nuestras neuronas se comuniquen entre sí. Cuando notamos la presencia de la persona a la que queremos, estas partículas microscópicas inundan amplias zonas de nuestro cerebro, alterando por completo el equilibrio químico de nuestra mente. – marinadguezmora
Referencias: Izard, C. E. (1991). The psychology of emotions. New York: Plenum Press. Pichón, R.E. (1982). Teoría del vínculo. Buenos Aires: Nueva Visión. Siegel, G.J. y otros (2006). Basic Neurochemistry (Seventh Edition). Academic Press. Squire, L. y otros (2003). Fundamental Neuroscience (Second Edition). Academic Press. – marinadguezmora

Sin embargo, la universidad de la vida no es el único lugar en el que es posible conocer aspectos relevantes sobre los mecanismos que hay detrás de el amor.

Neurociencia del amor: ¿cómo se enamora nuestro cerebro?

De hecho, en el ámbito de las neurociencias cada vez se sabe más acerca de la lógica que guía nuestra afectividad. Las investigaciones que se realizan desde este campo de la ciencia no nos hablan sobre el amor como lo hace la poesía o el cine: reduce este conjunto de sentimientos a sus elementos más básicos que pueden ser encontrados en nuestro cerebro (y en nuestro sistema nervioso en general).

El Amor no es del Corazón, sino del Cerebro: la Química del Amor entre Ellas y Ellos - NeuroMéxico. “Cuando el deseo irracional, sofocando en nuestra alma este gusto del bien, se entrega por entero al placer que promete la belleza, y cuando se lanza con todo el enjambre de deseos de la misma clase sólo a la belleza corporal, su poder se hace irresistible, y sacando su nombre de esta fuerza omnipotente, se le llama amor.”

El Amor no es del Corazón, sino del Cerebro: la Química del Amor entre Ellas y Ellos - NeuroMéxico

Sócrates, en Fedro de Platón. Tomando en cuenta las palabras de Sócrates podemos cuestionar lo siguiente: ¿es en realidad el amor una cuestión de belleza? ¿Nos hace ciegos? ¿Existen distintos tipos de amor? ¿Percibimos el amor diferente hombres y mujeres? Percepción del Amor entre Hombres y Mujeres Son muy pocos estudios los que han tratado de definir diferencias entre los sexos. Neuroquímica del Amor Probablemente las bases químicas del amor puedan ser más reveladoras. Dimorfismo Sexual y Monogamia Se ha sugerido que existe cierto dimorfismo (dos formas de lo mismo) sexual en cuanto a la química cerebral que regula el amor.