background preloader

Libros antiguos, librerías, bibliotecas, tipografía, etc.

Facebook Twitter

Biblioteca Nacional: Vocabulario de la lengva gvarani / compvesto por el padre Antonio Ruiz de la Compañía de Iesus : revisto, y augmentado por otro religioso de la misma Compañía. Biblioteca Digital AECID > Conquista espiritual hecha por los religiosos de la... La colección de la antigua Librería Jesuítica en la Biblioteca Nacional. Index Librorum Bibliotheca Collegi Maximi. Las bibliotecas jesuíticas en las reducciones del Paraguay y del Chaco (1925) sección histórica. “Para los jesuitas, la biblioteca era casi más importante que la capilla” Días pasados se llevó a cabo la segunda presentación de “400 años de la UNC: reflexiones sobre el período jesuita", la propuesta organizada junto a la Universidad Católica de Córdoba para conmemorar el cuarto centenario de esta casa de estudios.

“Para los jesuitas, la biblioteca era casi más importante que la capilla”

En su exposición “La 'bibliotheca' jesuítica paradigma del encuentro con la modernidad", Martín Morales –sacerdote jesuita y doctor en Historia– procuró explicar la significación que tuvo para los jesuitas la biblioteca, un espacio donde la Compañía de Jesús se reprodujo durante cuatro siglos, según detalló. “Los jesuitas necesitaban bibliotecas para estudiar, para acoger su producción propia. Biblioteca Mayor. Con las palabras pronunciadas por el Dr.

Biblioteca Mayor

Manuel Antonio de Castro, Gob. Intendente de Córdoba de…"Abrase la Biblioteca para la Universidad y para el público”…, el 26 de Septiembre de 1818, la Biblioteca Mayor de la Universidad Nacional de Córdoba inicia su trayectoria en la vida social de la universidad como valiosa fuente de información de la intelectualidad argentina, constituyéndose en el punto central del tránsito de estudiantes, docentes, investigadores locales, nacionales e internacionales y público en general. Biblioteca Mayor, heredera de la Librería Grande de los Padres de la Compañía de Jesús y representativa de la civilización de su tiempo, cumple hoy 198 años de historia.A pesar de la distancia temporal que la separa de aquella época, tiene la virtud de afirmar la voluntad siempre renovada de continuar siendo un valioso centro urbano de propagación del saber.

Presione este enlace para acceder a la gacetilla. Colección Jesuítica. La Colección Jesuítica de la Biblioteca Mayor de la Universidad Nacional de Córdoba es una de las grandes colecciones que conforman su valioso acervo bibliográfico.

Colección Jesuítica

Los orígenes de la biblioteca universitaria se remontan a 1613, cuando los padres de la Compañía de Jesús dotaron al Colegio Máximo de una importante biblioteca conocida con el nombre de "Librería Grande o Mayor", para diferenciarla de las otras menores que existían en la Orden. Esta "Librería", representativa de la civilización de su tiempo, mostraba con orgullo a través de sus vitrinas, las obras de San Ignacio de Loyola, de Santo Tomás y de San Agustín; alineadas junto a ellas estaban las obras de Aristóteles, Descartes, los cinco tomos de matemática de Wolf y la "Opúscula Patológica" de Haller, entre otras obras científicas, que aún hoy se conservan.

Esta colección contenía en su época de mayor esplendor aproximadamente cinco mil volúmenes y constituía todo un símbolo de la época jesuítica. Tesoros al alcance de la mano - 14.06.2013 - LA NACION. Las bibliotecas del país albergan obras de gran valor cultural, poco conocidas por el público; mapa de un territorio por descubrir Un manuscrito de ciencia medieval del siglo XIV amarrado a una cadena de hierro, un incunable de santo Tomás de Aquino de 1476, un ejemplar de la Enciclopedia de las ciencias, las artes y los oficios ( L'Encyclopédie ), de Diderot y D'Alembert, de 1731, y dos del Vocabulario de la lengua guaraní , de la imprenta jesuítica de 1722: éstos son algunos de los valiosísimos libros que integran el fondo antiguo de la Biblioteca Nacional.

Tesoros al alcance de la mano - 14.06.2013 - LA NACION

Todos se conservan en vitrinas en la Sala del Tesoro, donde pueden acceder investigadores acreditados. Allí, sobre un escritorio de madera que forma parte del mobiliario original de la primera sede de la biblioteca, en la calle Moreno, se despliega la colección más importante de ex libris de América Latina. Biblioteca Nacional. Sala del Tesoro, acceso para investigadores acreditados.

Biblioteca Nacional

Teléfono: (54-11) 4808-6076 | 4808-6000 (int.1376)Correo: tesoro@bn.gov.arHorario: de lunes a viernes de 10 a 18 hs.Dirección: Agüero 2502 - 3º piso | CP 1425 | CABABiblioteca Nacional Mariano Moreno de la República Argentina La sala de investigadores acreditados abrió sus puertas el 1° de octubre de 1932. Un hospital para los libros antiguos. El laboratorio de conservación Nicolás Yapuguay funciona como un hospital de enfermos agudos, con salas de terapia intensiva, equipos de reanimación y profesionales con barbijos y guantes que tratan a cada libro antiguo como a un paciente al que intentan curar para que siga con vida a pesar de los siglos que lleva encima.

Un hospital para los libros antiguos

Allí llegaron los libros de las bibliotecas que hace 300 años funcionaban en las reducciones jesuíticas, en lo que hoy es la provincia de Misiones y en honor al primer escritor guaraní el laboratorio se llama Nicolás Yapuguay. Se trata de los libros que trajeron los sacerdotes jesuitas cuando vinieron a América y de los que se hicieron en cada reducción gracias a la imprenta guaraní que recorría cada pueblo. Algunos fueron escritos por los sacerdotes jesuitas para documentar la experiencia que estaban viviendo en esta parte del mundo recién descubierta por la vieja Europa. Por Daniela Cortes. La UBA investiga libros raros, olvidados y curiosos - 19.01.1999 - LA NACION. La Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires (UBA) fundó la "Colección de libros raros, olvidados y curiosos", una saga de títulos elegidos a partir de los tesoros literarios que pueblan los estantes de su biblioteca y de los cuales está haciendo nuevas ediciones.

La UBA investiga libros raros, olvidados y curiosos - 19.01.1999 - LA NACION

La idea surgió en 1995 cuando el entonces decano, Luis Yanes, tomó la determinación de mudar la valiosísima biblioteca de 250.000 volúmenes de la Facultad, ubicada en Independencia al 3000, a la actual sede de la casa de estudios, en Puan 480. La mudanza de los libros permitió volver a clasificarlos y en muchos casos incluso a descubrirlos. De esta manera están logrando vigencia obras importantes de la historiografía y de la literatura de los siglos XVI a XVIII, entre otras. En su relato describe los apremios que vivió debido al hambre, la gangrena y otras pestes padecidas cuando fue prisionero de guerra en un país apenas civilizado, poblado de caníbales, como lo era Brasil en ese entonces.