background preloader

Testimonio del pasado reciente

Facebook Twitter

Material para abordar la última dictadura militar

Un_elefante_ocupa_mucho_espacio.pdf. Libros que acerca la maestra. Los libros infantiles que acerca la maestra en el afiche: La torre de cubos, Un elefante ocupa mucho espacio y El principito fueron censurados durante la última dictadura militar.

Libros que acerca la maestra

Ofrecemos aquí algunas propuestas para trabajar en el aula en torno a qué ocurrió con la censura cultural durante el terrorismo estatal. Consignas de trabajo • Puede leerse con los alumnos fragmentos del texto «Censura» y después de comentarlo en clase pueden trabajarse algunas preguntas de comprensión en forma grupal o individual: Después de leer los fragmentos contesten las siguientes preguntas: ¿De qué se trataban las famosas “listas negras”? ¿Cómo reaccionaron las personas que fueron alcanzadas por la censura? ¿Por qué pensás que la cultura y la educación eran consideradas como un campo de batalla por los militares?

• Si no se ha trabajado anteriormente la lectura de cuentos prohibidos será interesante leer con ellos alguno de los propuestos (1) para luego encarar con mayor profundidad la censura cultural. Censura. El proyecto de la dictadura de disciplinamiento y control de la población no se limitó a la persecución, represión y desaparición de personas.

Censura

También abarcó a la cultura en todas sus formas. Uno de los modos en que los militares buscaban controlar las maneras de pensar y sentir de los ciudadanos era la censura. Aparecieron las famosas “listas negras”1 donde se prohibieron libros, canciones, películas, revistas, etc. y se persiguió a escritores, artistas, educadores, poetas, periodistas e intelectuales en general.

Cuentos para chicos traviesos, de Jacques Prevert, y Un elefante ocupa mucho espacio, de Elsa Bornemann, fueron algunos de los libros prohibidos y sacados de circulación. Diversas investigaciones han dado cuenta que la dictadura tuvo una política cultural de alcance nacional: una verdadera estrategia de control, censura, represión y producción cultural, educativa y comunicacional, cuidadosamente planificada. Afiche-1-frente.pdf. Afiche-1-dorso.pdf. 5519f960b3f8d3.80352549.jpg (JPEG Image, 600 × 420 pixels) Plan Nacional de Lectura. “Cantamos porque el río está sonando, y cuando el río suena, suena el río.

Plan Nacional de Lectura

Cantamos porque el cruel no tiene nombre y en cambio tiene nombre su destino. Cantamos porque el niño y porque todo y porque algún futuro y porque el pueblo. Cantamos porque los sobrevivientes y nuestros muertos quieren que cantemos. Cantamos porque creemos en la gente y porque venceremos la derrota. Cantamos porque el Sol nos reconoce y porque el campo huele a primavera y porque en este tallo, en aquel fruto cada pregunta tiene su respuesta.

Canciones del desexilio, Mario Benedetti Así como seguimos cantando, seguimos leyendo, los nuevos libros, los “viejos”, los clásicos y hoy podemos volver a leer los libros que fueron “silenciados” durante la dictadura militar. Para “preservar la moral de la niñez”, el llamado Proceso de Reorganización Nacional, prohibió, quemó y sacó de circulación libros, entre ellos muchos de literatura infantil y juvenil. * La Torre de Cubos, de Laura Devetach. Un golpe a los libros (1976-1983) - Imaginaria No. 48 - 4 de abril de 2001. N° 48 | LECTURAS | 4 de abril de 2001 Textos extraídos, con autorización de los editores, del fascículo Un golpe a los libros (1976-1983).

Un golpe a los libros (1976-1983) - Imaginaria No. 48 - 4 de abril de 2001

Buenos Aires, Secretaría de Cultura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Dirección General del Libro y Promoción de la Lectura, 2001. Agradecemos a Judith Gociol, coordinadora del equipo de trabajo que realizó el fascículo, las facilidades proporcionadas para la publicación de estos textos en Imaginaria. Lecturas aptas para todo público Si bien las prohibiciones se instalaron en todos los frentes, hubo un espacio que el ojo del censor vigiló con firmeza: el de la literatura infantil.

. (1) Título del texto y la editorial. (2) Materia y curso en el cual se lo utiliza. (3) Establecimiento educativo en el que se lo detectó. (4) Docente que lo impuso o aconsejó. (5) De ser posible se agregará un ejemplar del texto. . (6) Cantidad aproximada de alumnos que lo emplean. (7) Todo otro aspecto que se considere de interés. Testimonios Laura Devetach, escritora.