background preloader

Voyager

Facebook Twitter

Visitamos Albarracín, el pueblo más bonito de España, con la actriz Ana Labordeta. Una intensa gama otoñal de amarillos, verdes y marrones copa los árboles junto a la serpenteante carretera que conduce hasta Albarracín.

Visitamos Albarracín, el pueblo más bonito de España, con la actriz Ana Labordeta

La llegada al destino amplía la paleta de colores, y los tonos rojos y ocres se convierten en los protagonistas en cuanto aparece esta localidad de pasado bereber abrazada por el río Guadalaviar. Elegido el pueblo más bonito de España por los lectores de EL PAÍS, como ya lo describió Azorín (“Visite una de las ciudades más bonitas de España, visite Albarracín”), lo recorremos junto a la actriz Ana Labordeta, hija del fallecido cantautor, escritor y político aragonés José Antonio Labordeta.

“Cuando venía de niña, para mí era sobre todo un sitio muy misterioso. De repente te encontrabas con sus murallas, el castillo, con sus casas medievales, los increíbles llamadores de las puertas y leyendas como la de la princesa doña Blanca”, recuerda Ana Labordeta (1965, Teruel) de sus primeras visitas a este pueblo a 35 kilómetros de Teruel. Un punto de color. Lluvia de estrellas y coches en El Torcal de Antequera. El paraje natural de El Torcal de Antequera, en la provincia de Málaga, tiene las condiciones perfectas para disfrutar de la lluvia de estrellas que llena el cielo de chispazos en las noches alrededor del 12 de agosto.

Lluvia de estrellas y coches en El Torcal de Antequera

A 1.300 metros de altura, la contaminación lumínica es mínima, las formaciones rocosas que lo conforman crean un ambiente especial y desde su observatorio astronómico se organizan actividades para toda la familia con grupos de 200 personas. El éxito ha sido tan rotundo que junto a las perseidas llega otra lluvia, esta vez en forma de coches. Sus conductores los aparcan en cualquier sitio, la fila de vehículos se extiende varios kilómetros “y todo se colapsa”, como explica el gerente del centro de visitantes, Jorge Alegre.

El torcal de antequera. L'Andorre, paradis outdoor. En partenariat avec Andorre L’Andorre est réputée pour ses stations de sports d’hiver, mais elle n’en reste pas moins une destination nature tout au long de l’année.

L'Andorre, paradis outdoor

Blottie dans les Pyrénées entre la France et l’Espagne, 92 % de sa superficie (468 km2) est occupée par les forêts, les montagnes, les lacs et les cours d’eau. Un vrai terrain de jeu, donc, pour les amoureux des activités outdoor. Ninfas, sabinas y ermitas mágicas en Soria. San Baudelio es una de las iglesias más interesantes de Europa y no estaba en mi itinerario.

Ninfas, sabinas y ermitas mágicas en Soria

En ese viaje, yo quería ver el horizonte frío del centro de España después de unas semanas muy tristes. Sí, lo tengo que decir, porque ahora sé que el estado de ánimo influye en cómo se perciben las cosas. Nuestro centro de operaciones fue El Burgo de Osma. Desde allí nos lanzamos a un viaje invernal. La primera noche me asomé a la ventanuca del alojamiento y vi la capa de hielo del techo del coche. El primer recorrido fue al cañón del río Lobos. Ampliar foto Al día siguiente intentamos ir a la Laguna Negra, pero había nevado y el acceso a la sierra de Urbión estaba cerrado.

Seguimos la tierra roja hacia Calatañazor y al nacimiento del río Abión en La Fuentona. Orson Welles Calatañazor entre semana y en invierno está desierto y por eso retrotrae a 1962 y a la película que Orson Welles rodó allí. Berlanga de Duero está en el camino de vuelta. Restaurantes en Londres: Comer en Londres por 10 libras. En Londres 10 libras no dan para mucho, pero todavía quedan lugares donde se puede comer por a tenner (un billete de diez libras) como manda los cánones: sentado, con mantel y cubiertos.

Restaurantes en Londres: Comer en Londres por 10 libras

Comer, en este caso, no incluye primero, segundo, postre, pan y vino –maravillosa tradición que solo se da en España–, ni delicias como boquerones, arroz caldoso, pan gratis, ni raciones abundantes, pero el comensal sí recibirá otras cosas. En la capital británica todavía se puede almorzar requetebién (sin atracones, pero sin arruinarse) cuando sabes adónde dirigirte. Seis lugares donde comer decentemente por unas diez libras, penique arriba penique abajo. ampliar foto Brasserie Zedel. Lisboa, amor al pasado. Las reinas de la casa, con corona o sin ella, nunca más encargarán el ajuar en la tienda Paris em Lisboa, el comercio de textil para el hogar ubicado en la calle más popular de Lisboa.

Lisboa, amor al pasado

Abierta en 1888, ha anunciado varias veces su cierre. Con su marquesina afrancesada, sus rótulos en dorado y negro, la escalera de caracol que lleva al piso superior, Paris em Lisboa compite en historia secular con las cafeterías de enfrente, A Brasileira (1905) y Benard (1868), y con la librería Bertrand (1732), la más antigua del mundo bajo la misma propiedad familiar, todas ellas, afortunadamente, con buena salud mientras no les suban el precio de los arrendamientos.

La amenaza sobre Paris em Lisboa se añade a la larga lista de tiendas con solera que han cerrado en la capital portuguesa en los últimos tiempos al mismo ritmo que crece el turismo. Hace dos años estaban catalogadas como históricas 300, hoy quedan 180. Cada semana se cierra una, pero empieza a frenarse tan funesta estadística. Ampliar foto.