background preloader

Estereotips i prejudicis

Facebook Twitter

La friendzone es un mito sexista. Masculinity Is Killing Men: The Roots of Men and Trauma. “The three most destructive words that every man receives when he’s a boy is when he’s told to 'be a man,'” —Joe Ehrmann, coach and former NFL player If we are honest with ourselves, we have long known that masculinity kills men, in ways both myriad and measurable.

Masculinity Is Killing Men: The Roots of Men and Trauma

Feminismo y tecnología. A grandes rasgos, las mujeres han sido excluidas a lo largo de la historia del mundo de la tecnología, un campo no solo estrictamente masculino sino que también ha sido, demasiadas veces, un terreno de dominio, apropiación y explotación del ser humano y de la naturaleza.

Feminismo y tecnología

El campo abierto de investigaciones, combinando estudios feministas con estudios sobre la tecnología, revela rasgos predominantemente patriarcales, que se expresan tanto en el lenguaje como en conceptos y mecanismos característicos: la substitución de la naturaleza, la utilización y exaltación de la fuerza, el recurrente efecto reset, etcétera. Y este dominio masculino, que se manifestó claramente en episodios históricos en los que la tecnología significaba grandes construcciones, infraestructuras y maquinarias, se reproduce actualmente en el mundo de la informática, los ordenadores, Internet y la cultura digital.

What People Really Need To Know About Sexism. This Is So Refreshingly Accurate. Ella Era Una Brillante Científica Hasta Que Sus Padres Le Dijeron Que Era So... Facebook. After #YesAllWomen: What I Expect From Men And Why - Shedoesthecity Life Stories. I’ve been told many times that I’m too hard on men.

After #YesAllWomen: What I Expect From Men And Why - Shedoesthecity Life Stories

It’s a stone’s throw from accusing me of being a man-hater – a charming throwback to a time in the 70s when “women’s libbers” fought “chauvinist pigs.” While it’s ridiculous to have to say it, allow me to explain the truth: I don’t hate men, I just have high expectations when it comes to sexism and misogyny. I hold them accountable for the privilege they enjoy and the hardships that women suffer in direct relation. I don’t let men off the hook for conveniently ignoring the misogyny all around us.

It is time to expect more from the men in our lives. Why do women who have been attacked on the streets, by their spouses, or by “trolls” have no recourse? I laugh when men accuse me of hating men, because I was raised by men. My father is giant of a man, a former hockey player who I’m sure got in his share of fights. “Well,” he said. My Grandpa loved to argue, and considered it a perfectly acceptable way to spend a rainy afternoon. “¡No me digas lo que tengo q hacer! (a menos que estemos en la cama)” ¿Qué significado tiene el hecho de que a una mujer le guste ser sexualmente sumisa?

“¡No me digas lo que tengo q hacer! (a menos que estemos en la cama)”

¿quiere eso decir que está contribuyendo a perpetuar los estereotipos de género? ¿quiere esto decir que, por muy feminista que se sienta, está actuando de manera hipócrita y reforzando la idea de que el hombre debe ser el dominante y la mujer la sumisa en la vida cotidiana? (Cuando digo que a una mujer le gusta ser sexualmente sumisa me refiero a ELEGIR ser sumisa, a disfrutar más con situaciones en las que es el hombre el que lleva el control, a disfrutar de una cesión de poder consensuada y deseada. Esto es diferente al concepto de sumisión “real” en la que la mujer actúa de manera pasiva solo para satisfacer al hombre, estando disponible y dispuesta a abrirse de piernas en el momento en el que a él se le antoje sin ella desearlo, y realizando actividades sexuales que no le agradan solo para complacerle) La fotógrafa que desenmascara a los mirones. Tags: Haley Morris-CafieroSomething to WeighWait Watchers Haley Morris-Cafiero sabe que no pasa inadvertida.

La fotógrafa que desenmascara a los mirones

Lo corroboró un día de forma casi fortuita. Proyecto Ofelia - New Fashion Photography. ¿Qué miran las mujeres en los hombres?, Zona Cronica. ¿Qué es una presencia? Por supuesto, un invento. Un concepto. La manera que tienen de unirse una voz, una gestualidad, una corporeidad. Yo miro una manera que tiene ese otro cuerpo de estar en el mundo. De ocupar un lugar.

En el extraño y a veces tan absurdo proceso de liberación de la mujer, al carecer de modelos, hemos caído muchas veces en la trampa de creer que para liberarnos, debemos copiar los modelos masculinos. Si un timbre de voz extraordinario emite palabras estúpidas, la belleza de ese timbre se evapora casi de inmediato. Uno nunca se come un bloque de mantequilla. Mujeres e ingeniería: ¿somos lo que jugamos? Tal y como reza mi biografía de Doce Miradas, un día decidí que quería ser ingeniera informática, lo que me hizo pasar a formar parte de inmediato de un grupo poco poblado: el de las mujeres que trabajan con tecnología.

Mujeres e ingeniería: ¿somos lo que jugamos?

Si en las aulas éramos ya minoría, cuando terminamos la carrera y tocó dilucidar nuestro futuro, esa minoría se decantó por la consultoría, dejando otros campos como la programación o la administración de sistemas, casi desiertos. Como siempre me han gustado los retos, yo me incliné por esto último. Para las personas que no sepáis en qué consiste, diré superficialmente que hay que lidiar con servidores, cables de red y conjuros en líneas de comandos sobre pantallas negras. Por supuesto, en mi primer trabajo, era la única (y primera) mujer en ese puesto. La carrera laboral de las mujeres en puestos de alta dirección: evidencias sobre discriminacion y cuotas.

La Unión Europea ha fijado como objetivo el avance en las políticas que fomenten la presencia de la mujer en los puestos de alta dirección.

La carrera laboral de las mujeres en puestos de alta dirección: evidencias sobre discriminacion y cuotas

La campaña comenzó con una iniciativa voluntaria privada, pero ante la falta de éxito de la misma, la Comisión Europea plantea ahora el siguiente paso: el establecimiento de cuotas en los consejos de administración. La comisaria europea de Justicia, Viviane Reding, responsable de este proyecto, realizaba una exposición de motivos valorando la necesidad de las cuotas. La feminista de mierda. Vuestras vulvas desnudas me intimidan. Una ginecóloga comparte sus impresiones tras pasar cada día viendo más de 20 vulvas depiladas por completo. En la escuela de medicina se ven muchas vulvas. Dudo si llamar a esto un “beneficio”, porque suena un poco pervertido. Es un privilegio. Las/os doctoras/es prometemos hacer todo lo que esté en nuestra mano para exterminar los bichillos que puedas tener viviendo ahí abajo -y hacerlo, preferiblemente, sin inmutarnos ni hacerte sentir incómoda- a cambio de tener el privilegio de cuidar de ti y de tu fabulosa vulva.

Desocupar la maternidad. Hemos luchado por desmontar la construcción según la cual no tener hijxs nos convertía en no-mujeres.

Desocupar la maternidad

Ahora nos toca también dinamitar el concepto de que al tenerlos nos convertimos en esa cosa abstracta, despolitizada, des-sexualizada y des-socializada que es La Madre. Gorda. ¿Hoy tampoco van a reconocer a las feministas? Porque yo me pregunto, ¿habrá personas negras, de izquierda, con conciencia social, que se desmarquen del antirracismo, que renieguen de él?

¿Hoy tampoco van a reconocer a las feministas?

¿Habra personas negras que digan "yo no soy ni racista ni antirracista"? El feminismo ha enfrentado tal demonización que no sólo cuenta con escaso reconocimiento y apoyo social en general, sino que incluso he asistido a infinidad de jornadas y congresos sobre "género" en los que no se ha empleado ni una vez la palabra "feminismo". Preferían de hablar de "teoría de género", como si esta no hubiera sido desarrollada por las pensadoras feministas, o de "lucha por la igualdad de género", como si esta lucha no la protagonizasen las activistas feministas. Y claro, es que una pierde puntos cuando se declara feminista. De hecho, es agotador declararse feminista. Como me da pereza seguir argumentando, echo mano de uno de los vídeos de Irantzu Varela, de Faktoria Lila para La Tuerka: Recientemente asistí al Encuentro Nacional Feminista de Nicaragua.

This Is Hysteria!: Go Where?: Sex, Gender, and Toilets. Women's and men's washrooms: we encounter them nearly every time we venture into public space.

This Is Hysteria!: Go Where?: Sex, Gender, and Toilets

To many people the separation of the two, and the signs used to distinguish them, may seem innocuous and necessary. Trans people know that this is not the case, and that public battles have been waged over who is allowed to use which washroom. The segregation of public washrooms is one of the most basic ways that the male-female binary is upheld and reinforced. As such, washroom signs are very telling of the way societies construct gender.

La portada de Hillary y el feminismo 'malvado' "¿Puede alguien parar a Hillary? ". Un pantalón azul marino y un tacón que arrastra a un hombre diminuto. Así titula e ilustra el último número de la revista Time la supuesta campaña silenciosa de Hillary Clinton a dos años de las elecciones de EEUU. ¿Feminista, yo? No, gracias. Ni mandona ni malvada: la mujer de éxito busca nueva imagen. Mis tetas y yo. Las tetas es un tema que todo el mundo quiere tocar, pero poca gente lo hace desde la honestidad. Las revistas te dan tips para sacarles partido, tus amigos se sientan a valorarlas, los políticos buscan legislar sobre la teta, las redes sociales directamente la prohíben, la asociación contra el cáncer te advierte de sus riesgos, y los cirujanos de la ley de la gravedad.

Pero las tetas son parte de una persona. La verdad sobre ser una zorra. Yo soy una zorra. Nothing to Prove - Geek Girls & The Doubleclicks.