background preloader

Articulos de interes

Facebook Twitter

Els Productes del Vallès Oriental. Sabores auténticos, sin manipulaciones. Iniciamos un recorrido a través de la agricultura ecológica de Gran Canaria. Jóvenes que han decidido ponerse manos a la hoz de una manera responsable, consumidores que se organizan para acceder a productos con sabor y olor, amantes de la naturaleza que plantan semillas y esperan sin prisas y con respeto lo que la tierra ofrece. Recorreremos fincas y seguiremos la vida de los alimentos, hablaremos con agricultores, destinatarios, visitaremos huertos urbanos y nos adentraremos en comedores escolares donde se cuece un nuevo modo de alimentarse y de entender la vida.

Pararemos también en las fincas de ocio de fin de semana para darnos un respiro, y nos acercaremos a proyectos de integración social. Todo ello con las manos puestas en la tierra, viendo el mundo al revés, como nos gustaría. Más auténtico, más sano y sin expolios. Mientras ajusta el riego de las remolachas y las lechugas, Rita recuerda cuando empezaron a llegar los “peritos” a la finca de su padre, agricultor convencional. Los pequeños productores locales por fin encuentran un gran hogar. Antes se celebraba tan sólo una vez al mes, y era casi un mercado itinerante por los recurrentes problemas a la hora de ubicarlo. Ahora, parece que por fin el Ayuntamiento de Barcelona y Slow Food han llegado a un acuerdo para que el Mercat de la Terra disponga de un espacio propio y una periodicidad semanal. Se inaugurará este sábado en los jardines de las tres chimeneas, en el barrio del Poble Sec, y funcionará desde las 10 de mañana hasta las 4 de tarde.

La idea, según sus organizadores, es crear una conexión directa entre los mejores productores locales y el consumidor, para así proveer “alimentos buenos, limpios y justos… de temporada, obtenidos con procesos tradicionales respetuosos con el medio ambiente y el trabajo de la tierra, y con un precio justo, tanto para quienes los compran como para quienes los producen.” “Combinar la ecológica y la gastronomía, ese es el objetivo de Slow Food,” resume Chiara Bombardi, secretaria del movimiento en Barcelona, durante una rueda de prensa. El Poble-sec tindrà un mercat setmanal a l’aire lliure amb productes de proximitat - BTVNOTICIES.cat. El Poble-sec tindrà cada dissabte al matí un mercat a l'aire lliure de productes de proximitat al Parc de les Tres Xemeneies.

Després d'un any de proves pilot i després de les demandes veïnals, finalment el Mercat de la Terra tindrà periodicitat setmanal. De moment, ja s'hi han apuntat una vintena de productors de quilòmetre zero. La intenció dels organitzadors, l'Associació Slow Food Barcelona, és que es converteixi en "el mercat del Poble-sec". El 2015 unes 8.000 persones van passar per alguna de les cinc edicions del Mercat de la Terra que es van fer. L’èxit de la prova pilot ha fet possible que aquesta iniciativa passi de tenir periodicitat mensual a setmanal.

L’estrena es farà el 15 d’octubre i, a partir d’aquí, obrirà tots els dissabtes de 10 a 14 h. Aquest era un “pas molt important”, assegura Pep Bantulà, el coordinador del Mercat de la Terra, “perquè un mercat té sentit si et pots proveir cada setmana”. “Volem ser el mercat del Poble-sec” Transcripció del vídeo. Bayer, Monsanto y compañía: agricultura como si no hubiera un mañana. El pasado 14 de septiembre recibíamos, después de varios avisos, la noticia del acuerdo definitivo de Bayer con Monsanto para la compra de la primera por 66.000 millones de dólares.

Esta unión se sumaba a la de Dow-Dupont ( diciembre de 2015) y a la de Syngenta-ChemChina ( febrero de 2016), y dejaba “desparejada” a la otra gran empresa del sector semillero y de agroquímicos, BASF, de quien se espera que mueva ficha próximamente. Pero esta agitación no sólo está dándose en este sector, sino también en otros sectores vitales en el mundo de los insumos agrícolas, y con unos volúmenes de mercado mucho mayores, como son el de los fertilizantes (175.000 millones de dólares en el año 2013, respecto a los 93.000 del mercado de pesticidas-semillas) y el de la maquinaria agrícola (116.000 millones). Todas estas empresas se encuentran igualmente en un frenesí de compras y fusiones, de apuesta por nuevos mercados y de concentración en cada vez menos manos.