background preloader

Bibliotecas

Facebook Twitter

Cómo están cambiando las bibliotecas: Arlington (EE.UU.) Gracias a la sugerencia de Pablo Gallo en el grupo Bibliotecas 2029 hemos dirigido nuestras antenas hacia los comentarios de la ALA sobre la Biblioteca de Arlington (Virginia, EE UU), que es calificada como “lo último en servicios bibliotecarios de vanguardia.”

Cómo están cambiando las bibliotecas: Arlington (EE.UU.)

El artículo del District Dispatch -basado en una entrevista con Diane Kresh, Directora de la biblioteca- destaca lo más notable de este servicio público que consta de una biblioteca central y 8 sucursales y atiende a más de 212.000 usuarios. Intentaremos enumerar aquí, en 5 puntos, las iniciativas más interesantes de esta biblioteca que ya piensa en el futuro. Biblioteca Central de Arlington 1.- Formación tecnológica de usuarios. La biblioteca ofrece clases semanales de formación tecnológica: desde principios básicos de hardware a búsqueda de empleo en línea. 2.- Tecnología para la creatividad. 3.- Espacios cambiantes. 4.- Comunidad 2.0. 5.- Amigos y Voluntarios.

Post original: How Library Spaces are Changing. (tareas del bibliotecario)“Tú sabes lo que quieres / pero yo sé lo que necesitas” Your debutante just knows what you need/But I know what you want “Stuck inside of Mobile with the Memphis blues again”, Bob Dylan Madrid es un referente hacia el que miramos desde muchas partes de España.

(tareas del bibliotecario)“Tú sabes lo que quieres / pero yo sé lo que necesitas”

De (soc. de conocimiento) Alejandría a la Biblioteca virtual: el futuro de las Bibliotecas. De Alejandría a la Biblioteca virtual: el futuro de las Bibliotecas, por Francisco Jarauta.

De (soc. de conocimiento) Alejandría a la Biblioteca virtual: el futuro de las Bibliotecas

Conferencia inaugural de las Jornadas “Bibliotecas 2029” sobre el futuro de las bibliotecas. Jumilla, 21 de septiembre de 2012, en las Bodegas Carchelo. Jarauta comenzó su conferencia hablando de cómo comprender distintas épocas: menciona como primer dardo para los que nos atrevemos a venir a estas Jornadas que durante el siglo XVIII en el derecho británico estaba penado hacer predicciones sobre el futuro.

Y que en 1972 se comenzó a hablar del año 2000: las cábalas que se hicieron entonces ni de lejos contienen una mención a la existencia de ordenadores personales, ni mucho menos internet. Sin embargo, en 1972 Siemens presentó el primer teléfono inalámbrico, antedecente de los teléfonos móviles y dispositivos portátiles que hoy llevamos en el bolsillo. (Google y bibliotecas) Big data: una bibliotecaria con los datos hasta el cuello. Big data: una bibliotecaria con los datos hasta el cuello Hace ya unos meses leímos un artículo de The Futurist con el sugerente título de “La vida secreta de los datos” y nos quedamos con la idea de que los bibliotecarios debíamos estar atentos a tres conceptos que van a definir el futuro: big data, geolocalización y señales emitidas por sensores.

(Google y bibliotecas) Big data: una bibliotecaria con los datos hasta el cuello

Brian David Johnson nos contaba en ese artículo que su trabajo es, precisamente, predecir qué puede suceder y por eso en 2010 empezaron a trabajar sobre 2020. Nuestro objetivo en Durga es 2029, pero nos interesa también lo anterior Ciberrealismo Hace unos días, en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, tuvimos la suerte de contar con dos expertos en la materia y, para desaliento de los Durga, apenas había bibliotecarios entre el público; alguno más había como público virtual siguiendo la conferencia en streaming. El programa se titulaba “Ciberrealismo, más allá de la euforia digital” . Resiliencia frente a sostenibilidad: el futuro de las bibliotecas. Dentro de un línea de moda en el campo de las bibliotecas que consiste en mirar su reflejo en los espejos de las ciencias naturales y otras ciencias para evocar ideas sugerentes, este artículo inspirado en la resilencia ecológica nos ha parecido de especial interés.

Resiliencia frente a sostenibilidad: el futuro de las bibliotecas

Karen Munro desgrana los conceptos de la resiliencia ecológica de forma sencilla, nos muestra cómo la resiliencia va un paso más allá de la sostenibilidad, y consigue adaptar las características de la resiliencia ecológica al caso de las bibliotecas de forma consistente y reveladora. Un caso de “narcisismo” inteligente y acertado que recomendamos encarecidamente leer, para después reflexionar y aplicar a nuestros casos particulares en la medida de lo posible. Espacios bibliotecarios del futuro. Annie Talvé, (2011) “Libraries as places of invention”, Library Management, Vol. 32 Iss: 8/9, pp.493 – 504.

Espacios bibliotecarios del futuro

DOI:10.1108/01435121111187860 State Library of NSW, Australia. “La lectura y la escritura han sido sacudidas por la cultura digital. Esto determina la necesidad de cambiar la perspectiva y reorientar en consecuencia la misión y las funciones de las bibliotecas.” Habilidades para gestores de las bibliotecas del futuro. Desde su posición privilegiada en EE UU, Jose Merlo nos alerta de un artículo reciente del Library Journal (Skills for Leading Libraries of the Future: Leading From the Library, by Steven Bell) sobre las cualidades que deben adornar a los líderes bibliotecarios del futuro.

Habilidades para gestores de las bibliotecas del futuro

Desde Durga, siempre que leeemos la palabra “futuro” nos lanzamos a leer y glosar, que no pueda decirse que descuidamos el camino hacia 2029. Dicho esto, ahí va nuestra idea del mentado artículo. Steven Bell, vicepresidente y presidente electo de ACRL, bibliotecario académico y bloguero, reflexiona en el artículo sobre las condiciones de los buenos gestores bibliotecarios del futuro. Bell homenajea de este modo al recientemente fallecido Joe Branin, un gran gestor y modelo para bibliotecarios académicos de todo el mundo. Branin, fallecido en diciembre del año pasado, solía quejarse de la escasez de artículos sobre liderazgo que recibía como editor de College & Research Libraries. 33 cosas que pueden hacer a las bibliotecas más útiles (2 de 3) Os ofrecemos la segunda entrega de nuestras 33 propuestas para renovar en parte el servicio que presta nuestra biblioteca y potenciar su interrelación con la sociedad.

33 cosas que pueden hacer a las bibliotecas más útiles (2 de 3)

Primera parte: 33 cosas que pueden hacer a las bibliotecas más útiles (1 de 3) Tercera parte: 33 cosas que pueden hacer a las bibliotecas más útiles (3 de 3) Anexo final: La biblioteca pública como elemento de reactivación económica 12.- Mayores al rescate. Se está poniendo difícil jubilarse en unas condiciones aceptables pero hoy por hoy es posible. 13.- Divulga lo que saben tus usuarios. Compartir es una clave para el futuro pero no creas que eres el único que tiene algo para compartir: tienes muchos y muy buenos usuarios de los que aprovechar conocimientos para ofrecerlos al resto de ciudadanos y a nuestro propio personal. 14.- Servicios a grupos con intereses temáticos. Convocar, impulsar, documentar y acoger a grupos de aficionados a las actividades más variadas, eso puede dinamizar y enriquecer nuestra biblioteca.

Educación. 10 lecciones de futuro para bibliotecarios. Stephen Abram, con la soltura y simpatía que suele desplegar, reflexiona en este artículo (“What do I wish my old self knew then to be future ready?

10 lecciones de futuro para bibliotecarios

“) sobre diez elementos que nos pueden ayudar a los bibliotecarios a estar preparados para el futuro. En un post de la SLA del 2011, varios expertos reflexionan sobre el concepto denominado “future ready”: hay que estar listos para afrontar el futuro y eso supone ser parte activa en el diseño del porvenir. No podemos esperar sentados a que otros tomen las decisiones y convertirnos, simplemente, en los maestros de la adaptación. “El futuro de las bibliotecas tiene poco que ver con los libros” Hace muy pocos días pudimos leer el artículo cuya traducción les ofrecemos en esta entrada.

“El futuro de las bibliotecas tiene poco que ver con los libros”

Su título llama bastante la atención pero si leen el texto detenidamente verán que la concepción de la biblioteca como un espacio con más carácter social, más atento a las necesidades creadas por el avance de lo digital y más orientado a ser un servicio de información crece en la consideración de los expertos que debaten sobre el futuro de las bibliotecas.