background preloader

TELEMEDICINA

Facebook Twitter

Pese a las evidentes ventajas de la telemedicina, su implantación es compleja. Pese a que la telemedicina aplicada a la monitorización remota de pacientes crónicos es ya una realidad desde el punto de vista tecnológico, su implementación en el Sistema Nacional de Salud se enfrenta todavía a numerosas dificultades para garantizar la seguridad del paciente, tal y como asegura Jesús Lucinio Manzanares Pedroche, presidente de la Sociedad Española de Electromedicina e Ingeniería Clínica (SEEIC). A juicio de este experto “es necesario eliminar las barreras que impiden acoger una nueva estructura, tales como la rigidez de las profesiones y los servicios al uso”. En este sentido, el presidente de la SEEIC aboga por la desregularización de las profesiones y los servicios en beneficio de la innovación en salud, defendiendo la implantación de un nuevo modelo en el campo tecnológico, científico, organizativo y la humanización e innovación en el modelo actual.

Telemedicina para pacientes con trastornos depresivos – Campus Sanofi. Telecuidados: intervenciones eficaces en Atención Primaria. Hace unos días, navegando por el portal de investigación de Salud de Castilla y León (gracias a los diferentes tweets de mi amigo @enferevidente) encontré un documento que me gustaría compartir contigo. Se trata de una revisión sistemática titulada “Teleenfermería: Nuevo enfoque de intervenciones eficaces en Atención Primaria“, publicada por González-Esteban MP y cols en el 2015, y cuyos objetivos eran los de identificar la mejor evidencia disponible sobre las intervenciones de teleenfermeria más efectivas en Atención Primaria y elaborar recomendaciones para incorporar a la cartera de servicios del Servicio de Salud de Castilla León. Claro está, que cuando hablamos de telecuidados o teleenfermería no solo hablamos de hacer clic y “meterse en el Internet” (por dejar claro el concepto).

¡Pues venga, #AlTurrón! Me gusta: Me gusta Cargando... Los tres hospitales grandes atenderán por vídeo los ictus de toda Galicia. Los hospitales gallegos están ultimando un plan para que cualquier gallego que sufra un ictus, ocurra en el lugar en el que ocurra, sea atendido por un neurólogo. De 8.00 a 15.00 ya hay especialistas en enfermedades cerebrales en los hospitales de la comunidad, pero a partir de esa hora los centros con neurólogo de guardia son una rareza.

Y los accidentes cerebrovasculares no entienden de horarios. La idea, ahora, es que haya un neurólogo de guardia en Vigo, A Coruña o Santiago para atender a cualquier paciente gallego a través de medios telemáticos. Supongamos que un paciente sufre un ictus en la plaza del Obradoiro. Una ambulancia lo llevaría al Hospital Clínico de Santiago y allí sería atendido por el neurólogo. Supongamos ahora que el paciente que sufre un ictus se encuentra en Burela. Con eso, decidiría el tratamiento. De hecho, la terapia más efectiva solo puede administrarse en las primeras cuatro horas y media. El siguiente nivel de asistencia es el de los neurorradiólogos.