background preloader

FISICAyQUIMICA

Facebook Twitter

Este cráter contiene millones de toneladas de diamantes... que no sirven para nada. Blogs de Relatos relativos. Hace 35 millones de años, un asteroide de entre 5 y 8 kilómetros de diámetro que se movía a una velocidad de entre 15 y 20 kilómetros por segundo se estrelló contra nuestro planeta, dejando como testimonio de su visita el cráter Popigai. Esta cicatriz de 100 kilómetros de diámetro descansa en lo que hoy en día es un rincón remoto de Siberia.

El impacto fundió millones de toneladas de roca al instante y lanzó escombros con tanta fuerza que algunos incluso aterrizaron en otros continentes. Este evento liberó tanta energía que puede estar relacionado con la última gran extinción que ha vivido la Tierra, la extinción del Eoceno. Dejando las catástrofes de lado, el choque tuvo otra consecuencia muy curiosa. Las rocas cercanas a la zona de impacto tenían inclusiones de grafito, un mineral formado enteramente por átomos de carbono dispuestos en formaciones hexagonales que forman finísimas láminas microscópicas. La cantidad de diamantes que se formó es verdaderamente formidable. Últimas noticias desde el frente científico contra la muerte. En solo cuatro generaciones, los humanos han visto crecer su esperanza de vida más que en las decenas de miles de años transcurridos desde la aparición de la especie. La ciencia, que permitió conocer la existencia de microorganismos que nos matan y ayudó a crear armas con las que combatirlos, está detrás de buena parte de esa prolongación de la existencia, pero el proceso que nos hace envejecer continúa siendo uno de los grandes misterios de la biología.

Además, aunque la medicina ha logrado gestionar los efectos del paso del tiempo sobre la salud para mantenernos con vida y relativamente sanos más tiempo, seguimos envejeciendo como siempre. En su último número, la revista Science ha publicado una serie especial de artículos en los que algunos de los principales investigadores del mundo en áreas relacionadas con el envejecimiento hablan sobre los últimos avances en la comprensión de su naturaleza y en la lucha por prolongar la vida. Fotos: Seis extraños ‘gadgets’ que no sabías que necesitabas | Actualidad. La NASA lanza una webcam para ver la Tierra desde el espacio. Ver galería La Tierra vista desde el espacio 2015 La agencia espacial estadounidense, la NASA, ha estrenado una nueva web en la que cualquiera podrá disfrutar de imágenes en directo de nuestro planeta gracias a la cámara policromática de imágenes de la Tierra (EPIC, Earth Polychromatic Imaging Camera) a bordo del Observatorio Climático del Espacio Profundo Climático (DSCOVR).

Según el comunicado de la NASA, una docena de nuevas imágenes a todo color estarán disponibles cada día y cada secuencia nos presentará la Tierra a medida que va girando durante el transcurso de un día. Las fotos se toman desde la cara iluminada de la Tierra. Además, también podremos realizar búsquedas por fecha y continente dentro de la misma web. La cámara EPIC, un dispositivo CCD de 4 megapíxeles y un telescopio, permite a los científicos examinar y analizar las variaciones diarias dentro de variables tan concretas como el ozono, la vegetación, los aerosoles, la altura de las nubes y la reflectividad. DSCOVR::EPIC::Earth Polychromatic Camera. Fotos: Plutón en 360°, la luz que te conecta a Internet y la inclinación de la Luna. Este ‘flash’ casero ilumina 130 veces más que una superlinterna.

Rctestflight​​ (youtube) La tecnología LED consigue una iluminación mucho más potente gastando menos energía. También se calienta menos. Estos dos sencillos principios han inspirado a un youtuber, de sobrenombre Rctestflight, para crear una luminaria formada con diez LED de 100 vatios cada uno, capaces de arrojar un flujo de luz de 90.000 lúmenes (una linterna de las más potentes suele ronda los 700), según publica la revista estadounidense Popular Mechanics. El dispositivo está alimentado por dos baterías de litio-polímero de de ocho amperios-hora y tiene una autonomía de unos 10 minutos. ¿Qué había antes del Big Bang? Es una pregunta habitual cuando se habla del origen del universo. Y, aunque parezca mentira, no es nueva. Hace 1.600 años, la cuestión fue suscitada en el ámbito teológico: "¿Qué hacía Dios antes de crear los Cielos y la Tierra? ". Sin duda una buena pregunta, a la que San Agustín respondió con humor que Dios “preparaba el infierno para los que hacen este tipo de preguntas”.

Aparte de esta broma, San Agustín fue más lejos y afirmó, con sagacidad, que no tiene sentido preguntar en qué empleaba Dios su tiempo antes de crear el tiempo. De forma semejante, la pregunta "¿qué pasó antes del instante inicial? " no tiene mucho sentido. Pero, naturalmente, esto puede parecer un mero juego de palabras. Por ejemplo, a los pensadores de todas las civilizaciones antiguas (con la maravillosa excepción de la griega) les pareció evidente que la Tierra debía ser plana.

La teoría Es importante subrayar que la teoría de la relatividad no es una mera especulación. Incógnitas Modelos. ¿Lograremos la fotosíntesis artificial? Una hoja artificial hecha de silicio, níquel y cobalto e inspirada en una planta china (Anemone vitifolia) que produce energía cuando recibe la luz solar. Ese fue el original invento que, en 2011, presentó Daniel Nocera, reputado investigador del MIT (Massachusetts Institute of Technology), y que levantó gran expectación en la comunidad científica.

Pero el proyecto no cuajó, y el prototipo del que se hacía eco la prestigiosa revista Science se ha quedado en nada. Pese a sus esfuerzos, Nocera no consiguió copiar a las plantas la receta secreta para desarrollar una tecnología comercialmente viable y eficiente que produzca energía almacenable a partir de rayos de sol, agua y una bocanada de dióxido de carbono. Es imposible recrear con todo detalle las sofisticadas estructuras fotosintéticas naturales" Y es que en lo que a eficiencia energética se refiere, la naturaleza nos lleva una gran ventaja.

Parece que el final del camino empieza a vislumbrarse.