background preloader

Moras Encantadas

Facebook Twitter

Fuentes de Moras

Encanto del Moncayo: La Hoya de la Mora Encantada. Cuenta la leyenda que una hermosa sarracena se enamoró de un apuesto cristiano en un "pueblico" del Moncayo, llamado Bulbuente. El padre de la bella mora intentó impedir de todas las maneras posibles aquella relación, pero la fuerza de aquel amor era tan grande que ni con sus poderes de hechicero pudo romperlo, no quedándole más remedio que transformar a su hija en una losa de piedra. Al parecer, la losa encantada aún existe en una grandiosa dolina, cercana a este pueblo de la comarca del Campo de Borja.

Fuimos a buscar a la pobre mora a este mágico lugar y, aunque no supimos distinguir cual de las rocas sería, quedamos maravillados con la grandiosidad de esta hoya escondida en el paraje conocido como "La Mora Encantada". Se trata de una enorme dolina, de tipo aluvial, que tiene forma de embudo debido al hundimiento del terreno, por la disolución de las capas calcáreas inferiores.

La Mora Encantada 1 - IRUESTE. 31584CUEVAS/MORAS Balneario Fitero Cueva de la Mora. 13200 Cueva de la Mora en la Pedriza.

CANTAMORAS

Reina Mora. Moura encantada. Origem: Wikipédia, a enciclopédia livre. As moiras ou mouras encantadas são espíritos, seres fantásticos com poderes sobrenaturais dos folclores português e galego. São "seres obrigados por oculta força sobrenatural a viverem em certo estado de sítio como que entorpecidos ou adormecidos, enquanto determinada circunstância lhes não quebrar o encanto".[1] Segundo antigos relatos populares, são as almas de donzelas que foram deixadas a guardar os tesouros que os mouros encantados esconderam antes de partirem para a mourama. As lendas descrevem as mouras encantadas como jovens donzelas de grande beleza ou encantadoras princesas e "perigosamente sedutoras".[2] [3] Aparecem frequentemente cantando e penteando os seus longos cabelos, louros como o ouro ou negros como a noite, com um pente de ouro, e prometem tesouros a quem as libertar do encanto.

Podem assumir diversas formas e existe um grande número de lendas, e versões da mesma lenda, como resultado de séculos de tradição oral. Referências. Dente-de-leão: Lendas de Mouras Encantadas. Leyenda Bécquer La Cueva de la Mora. Frente al establecimiento de baños de Fitero, y sobre unas rocas cortadas a pico, a cuyos pies corre el río Alhama, se ven todavía los restos abandonados de un castillo árabe, célebre en los fastos gloriosos de la Reconquista, por haber sido teatro de grandes y memorables hazañas, así por parte de los que le defendieron, como los que valerosamente clavaron sobre sus almenas el estandarte de la cruz. De los muros no quedan más que algunos ruinosos vestigios; las piedras de la atalaya han caído unas sobre otras al foso y lo han cegado por completo; en el patio de armas crecen zarzales y matas de jaramago; por todas partes adonde se vuelven los ojos no se ven más que arcos rotos, sillares oscuros y carcomidos: aquí un lienzo de barbacana, entre cuyas hendiduras nace la hiedra; allí un torreón, que aún se tiene en pie como por milagro; más allá los postes de argamasa, con las anillas de hierro que sostenían el puente colgante.

Mis diligentes pesquisas fueron por demás infructuosas. Leyendo La Cueva de la Mora de Bécquer en Cervera del Río Alhama.Antonino M. Pérez Rodríguez - BIBLIOTECA GONZALO DE BERCEO. B.- Comentario. B.1. Sobre el relato y su estructura. La Cueva de la Mora se publicó en El Contemporáneo, en Madrid, el 16 de enero de 1863. Bécquer habla de "una historieta", de un relato menor. "Por explicación de aquel buen hombre vine en conocimiento de que acerca del castillo árabe y del subterráneo que yo suponía en comunicación con él había alguna historieta {en cursiva en el original}, y como yo soy muy amigo de oír todas estas tradiciones especialmente de labios de la gente del pueblo, le supliqué me la refiriese, lo cual hizo, poco más o menos, en los mismos términos que yo, a mi vez, se la voy a referir a mis lectores.

" Es una leyenda popular—no una "Leyenda" típica becqueriana—; eso sí, aprovechada por Bécquer gracias a que explica por qué unidas a parajes como el castillo cercano a Fitero —con una fortaleza arruinada, una presunta cueva-pasadizo y un cercano río— se han contado, siempre y en muchos lugares, muy parecidas historias de "ánimas en pena". La estructura es sencilla. LA CUEVA DE LA MORA - LEYENDAS DE GUSTAVO ADOLFO BECQER. Castillo de la Mora Encantada / Castillo de Salvatierra de Tormes, Salvatierra de Tormes, Salvatierra de Tormes, Salamanca, Castilla y León. Castillo construido posiblemente en el siglo XV y reformado en el XVI, que estaba formado por un edificio rectangular con tres pisos, hoy desmantelado, y una cerca con puerta, cubos y saeteras. La obra es de lajas de pizarra, excepto las esquinas, puertas, etc., que son de granito. Localización El castillo de la Mora Encantada se encuentra en la localidad de Salvatierra de Tormes, provincia de Salamanca.

Historia Salvatierra tiene un notable pasado, patente en la adusta silueta del castillo de la Mora Encantada, asentado en la ladera y lamido por las aguas embalsadas. El castillo fue construido posiblemente en el siglo XV, siendo reformado en el siglo XVI. Descripción El castillo de Salvatierra de Tormes se componía de un edificio rectangular, con tres pisos, hoy desmantelado, y una cerca con puerta, cubos y saeteras. Estado de conservación Se encuentra en estado de ruina progresiva. Propiedad Es propiedad de la Confederación Hidrográfica del Duero. Visitas El acceso es libre. Agradecimientos. Villa Fotoblogg: El Castillo de la Mora Encantada en Salvatierra. La Villa de Salvatierra de Tormes es una de las cabeceras medievales más importantes de la Provincia de Salamanca. Se encuentra al sur de la capital charra (a unos 50 Kms) y muy cercana a la localidad de Guijuelo y a orillas del Río Tormes. En la actualidad todo el pueblo es propiedad de la Confederación Hidrográfica del Duero, al ser adquirido para la construcción del embalse de Santa Teresa.

El castillo en ruinas, data del siglo XV, de aspecto cuadrangular, perteneció a la Casa de Alba. Reformas posteriores le dieron a la fortaleza un aspecto de Palacio y es conocido como el Castillo de la Mora Encantada. Fue Alfonso IX quien mandó construir la muralla, al abrigo de la antigua muralla romana, que rodeaba la Villa. Desde su torreón se divisaba toda la zona, hoy inundada por el río. Distancia desde Salamanca. 50 km. Molino de la Mora Encantada.