background preloader

Deconstruyendo los cuentos de hadas

Facebook Twitter

La versión original de "La Bella Durmiente" sería poco recomendable para los niños. Seguro que cualquiera de vosotros sois capaces de explicar en pocos minutos el cuento de “La Bella Durmiente” (o al menos lo más esencial): la hija de la reina recibe una maldición por la cual a los 16 años se pinchará con una aguja y morirá.

La versión original de "La Bella Durmiente" sería poco recomendable para los niños

Al llegar a esa edad sucede y la princesa, más que morir, duerme por siempre, o hasta que un apuesto príncipe la despierte con un beso. Y esto es exactamente lo que sucede, un beso la despierta y príncipe y princesa acaban bailando juntos. Sin embargo, la primera versión de este cuento es bastante diferente, tanto, que no podría ser explicada a los niños, porque algunos no la entenderían, otros llorarían (imagino) y otros tendrían alguna que otra pesadilla durante algunos días.

Dicha primera versión data de 1636 y fue escrita en Italia por Giambattista Basile, bajo el título “Sol, Luna y Talía”, que formó parte de una colección de cuentos titulada “Pentamerone”. La cruel historia que inspiró Blancanieves: la princesa ciega que jugaba con niños explotados en las minas. Fueron felices, comieron perdices y a la bruja le amputaron sus pies achicharrados...

La cruel historia que inspiró Blancanieves: la princesa ciega que jugaba con niños explotados en las minas

O al menos eso deja intuir el cuento de los hermanos Grimm. La mayoría de sus relatos infantiles fueron suavizados por Disney o por ellos mismos en sucesivas ediciones. En el final del cuento de la «Cenicienta» escrito por estos alemanes, los pájaros que cantan alegremente en la versión de dibujos animados se lanzan a arrancarles los ojos a las malvadas hermanastras. No es una versión apta para menores de edad, como no lo es que, al final de «Blancanieves», el príncipe ordene que la malvada bruja se calce un par de zapatos de hierro candente y baile hasta que caiga muerta. Se lo tenía merecido, según los Grimm, pues, al fin y al cabo, había creído comerse el corazón de Blancanieves cuando en realidad era el de un jabalí. María Sophia, la princesa ciega querida por todos Las similitudes van más allá. Otra teoría: Felipe II y su amor alemán Pero estas dos no son las únicas teorías.

Los macabros cuentos de los hermanos Grimm. Los hermanos Grimm, Jakob y Wilhelm, se hicieron célebres por sus cuentos infantiles como Blancanieves, La Cenicienta, Hänsel y Gretel, Rapunzel, La Bella durmiente o Juan sin miedo.

Los macabros cuentos de los hermanos Grimm

Sin embargo, no fueron los autores de estas historias sino que se limitaron a recopilar cuentos de la tradición oral alemana, destinados a los adultos más que a los niños por su violencia y contenido sexual. Su primer libro, Cuentos para la infancia y el hogar, publicado en dos volúmenes a principios del siglo XIX, fue censurado y reelaborado en las sucesivas ediciones para suavizar el contenido, que reflejaba la extrema dureza de la vida en la Edad Media, y convertirlo en una obra destinada al público infantil. Las versiones "descafeinadas" de sus historias terminaron desplazando a los cuentos originales, que continuaban vivos en la tradición oral.

Para contentar al público burgués, al que se destinaban sus libros, hicieron significativos cambios en sus cuentos. Tampoco el contenido sexual era sutil. 'No sé qué es la inocencia... Los cuentos de hadas son crueles' La pintora Paula Rego está a punto de cumplir los 80 años y todavía no se ha desprendido de Blancanieves, el príncipe azul, la Cenicienta ni de María Magdalena, algunos de los protagonistas de sus obras.

'No sé qué es la inocencia... Los cuentos de hadas son crueles'

Portuguesa de origen, reside en Londres desde hace décadas. Allí ha recibido numerosos premios y ha expuesto su obra en museos ingleses y de todo el mundo, incluido el Reina Sofía en 2007. En Cascais, junto a Lisboa, se alza ahora un museo dedicado a su producción. Acaba de ser co-comisaria de una exposición de sus litografías junto a las del caricaturista Honoré Daumier (1808-1879) en la House of Illustration de Londres bajo el título 'Escándalo, cotilleo y demás' (hasta el 22 de marzo de 2015).

Rego inició su carrera en escuelas de arte de Londres explorando formas semi abstractas que han tendido a través de los años a un estilo personal figurativo, de líneas claras y concisas. Sus obras se cotizan en miles de euros, en las cercanías del millón. Coleccionista de Imagenes: Eugenio Recuenco y los Cuentos de Hadas. Eugenio Recuenco recrea, con su peculiar estilo, algunos cuentos de hadas.

Coleccionista de Imagenes: Eugenio Recuenco y los Cuentos de Hadas

Creo que este trabajo apareció en un Vogue Novias del año 2006 Blancanieves Caperucita Roja Cenicienta El Flautista de Hamelin El Gato con Botas. La responsabilidad del mediador al elegir versiones.