background preloader

Herramientas y estrategias de evaluación

Facebook Twitter

Carles Monereo: "Dime cómo evalúas y te diré cómo aprenden tus alumnos" ¿Tenemos claros los objetivos de las evaluaciones? Evaluar cubre un amplio espectro de objetivos, desde acreditar unos conocimientos, competencias, capacidades; hasta dar un feedback al alumno y al profesor del proceso de aprendizaje en sí. Cuando evaluamos sabemos si la persona que está aprendiendo va por buen camino o no. También sirve para dar cuentas a la sociedad sobre cómo se educa a los ciudadanos. ¿Cómo evaluamos a nuestros alumnos? Es complicado definirlo porque nuestro sistema es muy diverso. ¿Cuál de las dos es el mayoritario? ¿Pero si no educamos como antes, por qué se evalúa como antes? ¿Evaluar también es una forma de enseñar, entonces? ¿Una misma actividad puede servir entonces para enseñar y evaluar a la vez? ¿La evaluación sumativa no contribuye al aprendizaje del alumno?

Denos un ejemplo de evaluación innovadora. ¿Cómo son las evaluaciones que planteas a tus alumnos? ¿Y este tipo de evaluación motiva o asusta a los alumnos? ¿Y en primaria y secundaria? Otras formas de evaluar más allá del examen. ¿Quieres mejorar la manera en que tus alumnos aprenden? ¡Cambia tu forma de evaluar! En la actualidad existen infinidad de herramientas para realizar una evaluación formativa diferente al examen y que te harán la docencia mucho más práctica, rápida y fácil. Además, tus alumnos disfrutarán siendo evaluados o evaluándose ya que lo harán de manera dinámica, participativa y divertida. ¡No te pierdas las herramientas que te proponemos! 5 técnicas para la evaluación y autoevaluación continua del aprendizaje Rubricas de evaluación: Consiste en una tabla que presenta en el eje vertical los criterios que se van a evaluar y en el eje horizontal los rangos de calificación a aplicar en cada criterio. 5 apps que tienes que probar si quieres evaluar de forma diferente Class Dojo: Esta aplicación te permite evaluar las actitudes en clase a partir de un sistema de recompensas y penalizaciones editable según tus necesidades y gustos.

Dopamina, empoderamiento y responsabilidad: sin cambiar la evaluación no cambiaremos la educación. “Si cuando evaluamos es imposible ser objetivos, por lo menos seamos honestos” Clara Megias Clara tiene siempre un sueño recurrente, un sueño en el que parece que va a morir y lo único que le preocupa es que no llega al examen que tenía programado.

Es tal el nivel de autoexigencia que ha desarrollado desde niña con relación a los exámenes, que en sus peores pesadillas se repite esta angustiosa y terrorífica sensación de tener que llegar a una prueba en la que todos más o menos repetimos el ritual emblemático de la educación bulímica: atracón de datos, vómito y olvido sazonado con grandes dosis de ansiedad, miedo y desazón. Uno de los problemas centrales de la actual crisis en la que vive lo pedagógico es sin lugar a dudas la problemática de la evaluación, un proceso que se ha vuelto el centro de la educación, lo que desbarata la posibilidad de que alguien aprenda. Ante esta realidad, ¿qué podemos hacer? La evaluación mejora el aprendizaje. Marta Ferrero En el ámbito escolar la evaluación se suele asociar con el proceso de examinar y poner nota a los conocimientos de los estudiantes.

Quizá por eso despierta tanto recelo entre muchos alumnos, familias e incluso docentes, hasta el punto de que no son pocas las voces que abogan por desterrarla definitivamente de los centros escolares. Lo que muchos desconocen es que, además de ser un medio para comprobar lo aprendido, la evaluación es un potente medio para aprender. A mediados de la década de los 70, una revisión de la literatura puso de relieve que el acto de recuperar la información almacenada en la memoria favorece su aprendizaje (Bjork, 1975).

En el año 2006, Roediger y colaboradores realizaron una revisión cualitativa sobre el efecto de la evaluación en el aprendizaje. Recientemente, Adesope y colaboradores (2017) han realizado un meta-análisis sobre el efecto de la evaluación. Referencias: Acaso, M. (2014). Adesope, O. Bjork, R. Bjork, R.A. (1994). Bjork, E. Phelps, R. ¿Medimos lo que valoramos o valoramos lo que somos capaces de medir? Aprender Vs Aprobar. Neoliberalismo evaluativo Tomo prestado para introducir este texto sobre evaluación el título de un artículo de Gert Biesta, una de las voces más cabales para entender el fenómeno educativo de nuestros días. Biesta pone el dedo en la llaga sobre la evaluación en la enseñanza con las siguientes cuestiones ¿Estamos midiendo y cuantificando aquellos aspectos del aprendizaje que realmente ponemos en valor?

O, por el contrario, ¿estamos empoderando en las aulas solo aquello que nos resulta más fácil numerizar? La respuesta categórica a estas cuestiones la tenemos en una fotografía de los sistemas de evaluación en España mostrándonos como mayordomos de lo segundo. “Nos entregamos al asidero seguro y reconfortante de lo cuantificable, de las calificaciones y de los rankings, como si la realidad educativa o la trayectoria académica del alumnado en una disciplina o competencia concreta pudiera explicarse con un número” Imagen con licencia Creative Commons propiedad de Gaelx. ¿Qué hacemos? Guardar. Los exámenes, un elemento más de la evaluación o algo que debe desaparecer. “Los exámenes no sirven para nada en la educación. En Art Thinking no existen porque la evaluación, aunque importante, es entendida como una toma de conciencia sobre la educación y no como un castigo o un sistema para humillar y hacernos sentir tontos respecto a los demás”. Habla la profesora de la Universidad Complutense María Acaso desde las páginas de El Mundo.

Acaba de publicar Art Thinking, cómo el arte puede transformar la educación (Paidós). Alberto Royo, profesor de instituto, musicólogo, guitarrista clásico y autor de Contra la nueva educación. Por una enseñanza basada en el conocimiento (Plataforma Editorial 2016) la lee y suspira. “Ya no me sorprendo casi con nada, unas declaraciones así son esperables en la sociedad gaseosa [título de su segundo ensayo]”, manifestará después. Ambos representan dos posiciones enfrentadas en un debate que va mucho más allá de las frases categóricas. Aquí van las preguntas. ¿Los exámenes no sirven para nada? ¿Son prescindibles? ¿Se abusa de ellos?

Evaluación y ABP « El Blog de Miguel Ariza. En esta entrada se recogen algunos mecanismos de evaluación que son útiles para la evaluación en el aprendizaje basado en proyectos. Es una matriz de evaluación en la cual se fijan los criterios de evaluación/calidad de los distintos factores de la realización de la tarea. Es un documento personal recogido por el estudiante con la ayuda (y el feedback) del profesor. Constituye la técnica más básica de recogida de información. Me gusta: Me gusta Cargando... Reflexionando sobre evaluación y calificación formativa. Hace unos días que por cuestiones laborales y de formación docente estoy sumergida en el mundo de la evaluación. Escuchando y leyendo a los expertos me doy cuenta de la importancia que tiene la evaluación formativa en el currículo competencial. Una evaluación que tienda a hacer consciente al alumnado de sus puntos fuertes, de sus aspectos a mejorar y de cómo puede hacerlo.

Una evaluación que potencie la autoregulación y que integre al alumnado en la toma de decisiones de su aprendizaje (evaluación formadora) mediante el uso de estrategias como la autoevaluación, la coevaluación y la aplicación de distintos instrumentos como rúbricas, dianas, listas de cotejo, diarios de aprendizaje, bases de orientación...etc. Leyendo y escuchando a distintos referentes en evaluación (citados al final del post) observo que evaluar es una cosa mientras que calificar es otra. En fin, dejo aquí mi reflexión en voz alta. A continuación cito las referencias en que me he basado para escribir el post. 10 ideas y 30 herramientas TIC para evaluar a nuestros alumnos de una manera ... 1. PRESENTACIÓN DIGITAL: podemos pedir a los alumnos que hagan una presentación para demostrar a sus compañeros todo lo que han aprendido y las dudas que les han surgido. Algunas de la herramientas más útiles y sencillas de utilizar para que ellos mismos creen las presentaciones son: 2.

INFOGRAFÍA: los alumnos pueden sintetizar todo lo que han descubierto y aprendido de una manera muy visual utilizando algunas de estas herramientas: 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9. 10. 15 herramientas para evaluar a los estudiantes. Lo del papel y el boli está siendo relegado a un segundo plano ante la aparición de nuevas soluciones tecnológicas con las que evaluar a los estudiantes de forma diferente. Te proponemos 15 herramientas para poner nota a los alumnos a través de ordenadores, tablets o incluso smartphones, con juegos y tests personalizados para repasar desde una lección a una asignatura al completo.

Con una gran compatibilidad (iOS/Android y navegadores Chrome), en Socrative podremos poner en marcha concursos de preguntas y respuestas de forma trivial, para que nuestros alumnos participen en ellos. Dado que requiere un registro previo (existen cuentas de profesor y de alumno), toda la información podrá ser registrada y seguida por el profesor, el cual podrá comprobar la evolución de sus pupilos en todo momento.

Hay cientos de ‘quizs’ ya creados por miembros de la comunidad aunque se pueden crear más de forma sencilla. Se trata de una plataforma en línea que mezcla juego con entretenimiento y diversión. DOCENTE AQUI TIENES 25 MANERAS DIFERENTES DE EVALUAR A TUS ALUMNOS.